Banca

Las antiguas cajas aportaron en impuestos una cifra récord de 2.619 millones

Es la mayor cifra desde que KPMG y CECA llevan a cabo este estudio

Edificio de CECA y de Cecabank, el banco de custodia de las antiguas cajas de ahorros
Edificio de CECA y de Cecabank, el banco de custodia de las antiguas cajas de ahorros

Las antiguas cajas de ahorros y sus bancos -CaixaBank, Kutxabank, Cajasur Banco, Abanca, Unicaja Banco, Ibercaja Banco, Caixa Ontinyent, Colonya Pollença, Cecabank- incrementaron la aportación a las arcas del Estado vía impuestos en 2020 para situarla en la mayor desde que hay estudios. En total, pagaron 2.619 millones de euros en impuestos en 2020, lo que supone un incremento de apenas el 0,3%, pero es también la cifra más alta de toda la serie histórica (el estudio lleva realizándose cinco años). La CECA destaca que este aumento de los impuestos se lleva a cabo en un año con gran volatilidad de los mercados, unos tipos de interés que siguen en mínimos y un ejercicio marcado por el impacto de la crisis del coronavirus.

Estas entidades, entre ellas CaixaBank o Unicaja (ambas fusionadas en 2021 con Bankia y Liberbank, respectivamente) recaudaron 2.394 millones de euros en impuestos, casi lo mismo que el año anterior, según un informe presentado este lunes por la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), elaborado por la consultora KPMG por quinto año consecutivo.

Así, la contribución fiscal total de estas entidades, es decir, los impuestos que tuvieron que pagar por su actividad a lo que se unen los que recaudaron (retenidos o cobrados a terceros por la actividad de las empresas), se situó en 5.013 millones de euros, la cifra más alta desde que se recogen estos datos.

El responsable de la asesoría fiscal de CECA, Juan de Villota, ha aprovechado para destacar esta contribución a las arcas públicas, pese a las continúas críticas que recibe el sector financiero por pagar pocos impuestos. y sobre todo en un momento tan difícil para la economía como el año pasado, con unos resultados bancarios mermados por la pandemia debido a una menor actividad.

Villota aclaró también que ahora mismo "no está en el foco" en subir impuestos al sector. Pese a ello, considera que la nueva fiscalidad de los planes de pensiones individuales, que reduce el máximo desgravable cada año en este tipo de ahorro, sí se va a notar.

Al desglosar los 2.619 millones de euros pagados en impuestos el año pasado, la mayor parte, 990 millones, se deben a la contribución a la Seguridad Social a cargo de las empresas, que aún no acusa el impacto de las reducciones de plantilla que se están produciendo en el sector, aunque en este caso, el directivo explicó que pese a los recortes de empleo, las entidades seguirán pagando esta aportación a los empleados prejubilados hasta su jubilación.

A continuación se sitúa la partida correspondiente al IVA soportado, que sumó 639 millones, en tanto que la tributación autonómica y municipal supuso un coste de 465 millones, de los que 163 millones se debieron al impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) sobre hipotecas, que
antes pagaban los hipotecados.

Otros 161 millones de euros correspondieron al Impuesto sobre los Depósitos de Entidades de Crédito y otros 347 millones se pagaron en concepto de impuestos sobre beneficios.

Pese a la caída de los ingresos tributarios del Estado del 9% y a la bajada del PIB del 12%, las entidades de la CECA no han rebajado su contribución, sus aportaciones al fisco son "muy estables" y permiten consolidar un sistema de pensiones y de contribuciones del que se siente
"orgullosos", ha dicho. Las entidades también realizaron otras aportaciones relacionadas directamente con el sector financiero que han quedado fuera del cómputo
general, alrededor de 1.000 millones de euros destinados a contribuir al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD), con 676 millones; al Fondo Único de Resolución (FUR), 252 millones, y al Mecanismo Único de Supervisión (MUS), 11 millones.

El tipo impositivo total de la CECA fue del 53,52% en 2020, el más elevado de todos los años en que se ha hecho este estudio, y significa que de cada 100 euros ganados, estas entidades destinaron más de 53 a pagar impuestos. El porcentaje sube al 60,82% si se incluyen las aportaciones citadas a los FGD, FUR y al MUS.

Fuera de este estudio queda otro bloque muy importante de entidades, como son los bancos asociados a a AEB, entre los que destaca Santander, BBVA, Sabadell y Bankinter, entre otros. 

Normas
Entra en El País para participar