Wallbox factura 48 millones hasta septiembre, un 280% más

La compañía, que cotiza en la Bolsa de Nueva York desde hace un mes, mantiene sus previsiones de acabar el ejercicio con 68 millones de ingresos

Uno de los cargadores de Wallbox.
Uno de los cargadores de Wallbox.

Wallbox, la compañía fabricante de cargadores para vehículos eléctricos ha anunciado una cifra de negocios de 55 millones de dólares (unos 48 millones de euros al cambio) hasta septiembre lo que supone un 280% más que en el mismo periodo del año anterior. Según la empresa, esa cifra ha estado un 16% por encima de las expectativas, aunque mantiene su previsión de ingresos para el ejercicio completo en el que estima unas ventas de 68 millones de euros.

"En los primeros nueve meses del año hemos vendido más de 66.000 unidades, además, el 80% de nuestras ventas actuales emplean el software de gestión de energía de Wallbox. Creemos que esto es una prueba fehaciente del diseño, rendimiento y fiabilidad superiores de nuestros productos, así como del valor que nuestro software de gestión de la energía ofrece a los consumidores en su día a día", ha explicado Enric Asunción, consejero delegado de la firma.

La compañía destaca especialmente la evolución del negocio en el tercer trimestre del año, "el más exitoso de la historia de Wallbox" con ingresos por 22 millones (+250%) e impulsado principalmente por las mayores ventas en los principales mercados geográficos, la entrada en nuevos países y el lanzamiento de nuevos productos.

Además, pese a la crisis de componentes que azota a la industria tecnológica debido a la escasez de microchips, Wallbox no detiene su ritmo de producción. "Gracias a nuestra cadena de suministro verticalmente integrada, así como a nuestros sistemas de ingeniería y validación internos, hemos logrado mantener la producción durante este trimestre", indicó, por su parte, Jordi Lainz, director financiero de Wallbox.

La compañía comenzó a cotizar a principios de octubre en la Bolsa de Nueva York a través de la fusión con la SPAC Kensington, en una operación que le ha permitido a Wallbox obtener liquidez por 217 millones de euros para invertir en su expansión. En un mes, el valor de sus títulos se ha más que duplicado hasta los 19,3 dólares por acción. 

Y es que, Wallbox está inmersa en su expansión en EE UU. Del total de 48 millones de euros obtenidos hasta septiembre, 3,2 se obtuvieron en el mercado estadounidense y se mantuvo como uno de los mayores vendedores de cargadores para vehículos eléctricos en Amazon. De hecho, la empresa anunció recientemente la construcción de una nueva planta de fabricación ubicada en Arlington (Texas), en la que prevé comenzar a producir en 2022. Será la cuarta planta en todo el mundo que tendrá la empresa catalana. 

Normas
Entra en El País para participar