reforma laboral

Calviño defiende que el convenio sectorial debe primar para fijar salarios mínimos

Asegura que "hemos recuperado los niveles de empleo prepandemia"

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha defendido la importancia de devolver la prevalencia al convenio sectorial sobre el de empresa para fijar unas condiciones salariales mínimas que permitan acabar con la precariedad que se ha producido en algunos sectores, como por ejemplo entre las camareras de piso.

Calviño ha citado este aspecto como una de las cuestiones clave en las que se trabaja con los agentes sociales y que supone derogar uno de los aspectos más polémicos de la reforma laboral del PP de 2012, que fue dar prioridad al convenio de empresa, según ha dicho en declaraciones a la cadena SER. Lo ha dicho sin pronunciar en ningún momento la palabra derogar, porque considera que el "conflicto de eslóganes y palabras" solo aporta "ruido" y porque ella es partidaria de "construir" el mercado laboral del futuro.

No obstante, ha reconocido hay que hay que "corregir" algunos aspectos de la reforma de 2012 que han deteriorado las relaciones laborales y la negociación colectiva, y que no han resuelto problemas anteriores que ya arrastraba el mercado laboral como el paro estructural o el desempleo juvenil. Respecto a los daños causados por la reforma de 2012 ha incidido en la competencia a la baja en salarios en algunos ámbitos por la subcontratación a empresas multiservicios con convenio propio, cuyas condiciones priman sobre las del sector.

"Creo que hay conciencia (de los agentes sociales) en que no podemos seguir igual con una competencia a la baja", ha sostenido la vicepresidenta, que se ha referido expresamente a la situación de las denominadas "kellys" en el ámbito hotelero. Preguntada por la propuesta de la Seguridad Social de subir las cotizaciones sociales durante un tiempo para afrontar la jubilación de la generación del "baby boom", Calviño ha eludido manifestarse. "Escrivá ha puesto distintas propuestas sobre la mesa y a ver cómo evoluciona el debate", ha dicho.

Ha añadido que un Gobierno responsable tiene que buscar los elementos para garantizar unas pensiones dignas y que en las tres próximas décadas se plantea el reto de la jubilación de unas cohortes más numerosas al que hay que responder con "justicia intergeneracional". Al respecto, ha hecho hincapié en que el factor de sostenibilidad que el PP incorporó a su reforma de las pensiones de 2013 -y que nunca ha llegado a aplicarse- no era la solución, porque planteaba un ajuste a la baja para los nuevos pensionistas.

Datos de empleo

La vicepresidenta también ha valorado los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social conocidos hoy y correspondientes al mes de octubre, junto a la evolución de la incorporación de los empleados acogidos a Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE): "Hemos recuperado verdaderamente los niveles de empleo prepandemia".

Calviño expuso estas primeras valoraciones en entrevista con la Cadena Ser recogida por Servimedia donde detalló que los datos de octubre son "muy positivos" y "muestran que en octubre se ha acelerado la creación de empleo".

"Si tenemos en cuenta el ritmo de creación y de afiliación a la Seguridad Social y la reducción de los trabajadores en ERTE, que ya están en el entorno de los 190.000 y esperamos que además esto siga acelerándose en el curso de noviembre, pues ya hemos recuperado verdaderamente los niveles de empleo prepandemia", indicó.

Normas
Entra en El País para participar