App

Too Good To Go: de un bufet danés a salvar comida en 17 países

La aplicación ya está presente en 15 naciones de Europa y se ha extendido en el último año a Estados Unidos y Canadá

Too Good To Go: de un bufet danés a salvar comida en 17 países

Un restaurante en Copenhague fue el punto donde nació la aplicación de comida Too Good To Go a finales de 2015. Sus creadores, que acababan de participar de un estupendo bufet, vieron cómo los camareros del local tiraban a la basura una cantidad abrumadora de comida en perfecto estado. Desde ese día, el equipo, integrado por cinco daneses, una francesa, un austriaco y un inglés, decidió pasar a la acción.

Seis años después, Too Good To Go (en inglés, demasiado bueno para desperdiciarse) se ha convertido en la aplicación de rescate de comida más grande del mundo. Su soft­ware conecta miles de restaurantes que van a tirar comida con millones de usuarios, y les permite venderla a precios de oferta a cambio de una comisión de alrededor de un euro. Hoy en día, la empresa asegura tener 46 millones de usuarios en todo el mundo y trabajar con más de 112.000 establecimientos.

 Los productos llegan al consumidor en forma de packs que reúnen distintos artículos de la empresa. Por ejemplo, en una panadería, podría incluir bollería y un par de empanadas; en un restaurante japonés, piezas de sushi y arroz con salmón, y en el caso de una cafetería, podría incluir bocadillos y un pedazo de tarta. Los packs se compran a través de la aplicación y hay que pasar a recogerlos en una franja horaria determinada. Si bien el contenido es “sorpresa” para el comprador, la compañía ofrece una referencia del mismo.

De esta manera, la empresa puede recuperar el coste de la mercancía que iba a ser desechada, mientras que el usuario puede probar los alimentos por casi un tercio de su precio en tienda. Según datos de la empresa, se han vendido alrededor de 96 millones de packs en el mundo.

Too Good To Go llegó a España en 2018 y está presente en todas las regiones salvo en las Islas Canarias. La compañía afirma que ha conectado a más de 12.000 establecimientos con más de 3,6 millones de usuarios de casi todo el país: “Hemos conseguido salvar más de 4,7 millones de packs de comida en España, lo que equivale a haber evitado el desperdicio de unas 4.700 toneladas alimentos”, aseguran fuentes oficiales de Too Good To Go en España. El portavoz de la empresa añade que uno de los objetivos de la compañía es llegar a los grandes distribuidores de comida, y destaca que los supermercados Carrefour y Alcampo ya forman parte de su plataforma.

Desde el grupo señalan que la app ya está presente en 15 países europeos y que el año pasado ha dado el salto “al otro lado del charco”. En el último año, la empresa se ha extendido a Estados Unidos y Canadá. En ese sentido, su estrategia de crecimiento estaría enfocada en ampliar su base de usuarios, ya que en el corto plazo no tienen la intención de cotizar en Bolsa, afirma el portavoz.
El 11 de octubre el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, una normativa concebida para “producir una drástica reducción del desecho de alimentos sin consumir que acaba en la basura y fomentar un mejor aprovechamiento de los mismos”.

De aprobarse esta ley en el Parlamento, las empresas que tiren comida podrán ser sancionadas con multas de entre 6.001 y 150.000 euros. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, está previsto que la ley pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2023.

Desde Too Good To Go argumentan que su empresa no solo ve esta iniciativa legal como una oportunidad de negocio, sino como una necesidad social que se alinea con la misión de su grupo: “Aparte de la aplicación, nuestro objetivo también es provocar un cambio real en torno al problema del desperdicio de alimentos. Esto se hace a través de campañas de concienciación y de acciones de sensibilización, pero también pidiendo a las autoridades que tomen medidas eficaces contra el desperdicio de alimentos”, apuntan fuentes de la compañía.

Según recoge el proyecto de ley, solo en los hogares españoles se tiran anualmente a la basura 1.364 millones de kilos/litros de alimentos. En 2020, la media por persona de comida desperdiciada fue de 31 kilos/litros.

El desperdicio de alimentos, en cifras

  • En el mundo. Según un reciente informe de WWF, el desperdicio de alimentos se cifra ya en 2.500 millones de toneladas anuales en todo el mundo, y esto es responsable del 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.
  • España. En 2019, el total de desperdicio de alimentos en las viviendas del país alcanzaba los 1.229 millones de kilos anuales, el equivalente a más de 3.367 kilos de comida diarios o unos 23.569 kilos semanales, según una investigación de Too Good To Go.
  • Verano. En 2018, los españoles tiraron hasta 667.792.886 kilos de alimentos durante la temporada de primavera verano, un 10,7% más que durante la temporada de otoño e invierno. Esto se debe sobre todo a las mayores temperaturas que aceleran la descomposición de los alimentos cuando no se conservan de manera correcta.
  • Pan. Solo en 2019 se tiraron más de 58,8 millones de kilos de pan en los hogares españoles. Los hogares desaprovecharon el 45,6% del total y la media de desperdicio de este alimento por hogar al año fue de 9 kilos. Se calcula que por segundo se perdieron unas 7 barras de pan.
Normas
Entra en El País para participar