Roman Chiporukha: “Inspiramos a la siguiente generación de astronautas”

Asegura que su misión no es vender más, sino educar a la sociedad

espacio

Tiene un propósito claro: cambiar la narrativa en torno a los viajes espaciales. Así de decidido se muestra el fundador de Space VIP, Roman Chiporukha (Moscú, Rusia, 1981), a la hora de explicar su trabajo. El director de la agencia de viajes espaciales recibe a CincoDías en el marco del congreso de turismo espacial y subacuático Sutus, promovido por Les Roches Marbella, donde insiste en que el espacio no es el futuro, sino el presente.

¿Cómo nació Space VIP?

En 2018 me contactaron desde Axiom Space y me pidieron asistencia publicitando las misiones a la Estación Espacial Internacional (EEI). “Sabemos que trabajas con los billonarios de todo el mundo, ayúdanos”. Ahí nos dimos cuenta de que el mundo en general no sabe nada sobre los vuelos espaciales comerciales y experiencias similares. Por eso decidimos construir una compañía dedicada a promover la alfabetización espacial. Inspiramos a la siguiente generación de astronautas privados. Hay muchas webs sobre el espacio en las que cuentan muchas cosas bonitas sobre el origen de la humanidad, pero no le dan al consumidor la información que necesita: qué hay, dónde está, cuánto tiempo de entrenamiento necesita, cuánto cuesta...

¿Hay mucho desconocimiento sobre el espacio?

Sí, la gente se queda en el titular de “Este billonario se gasta equis en viajar al espacio y yo no tengo dinero para alimentar a mis hijos”. Esa es la narrativa incorrecta porque, por ejemplo, nuestros teléfonos móviles funcionan ahora porque cuentan con una tecnología que fue diseñada específicamente para el espacio. Cualquier aplicación que usamos se basa en la tecnología GPS, que fue creada específicamente para el espacio. Todo el equipamiento deportivo de los gimnasios fue creado para el espacio, para combatir allí la atrofia muscular de los astronautas. Es importante que la gente aprenda estas cosas para que esté dispuesta a gastar dinero en ello. Ya sea para la investigación médica o para la agricultura, hay aplicaciones que solo se pueden experimentar en gravedad cero. Por eso nació Space VIP.

¿En qué está trabajando ahora?

Estamos construyendo la parte educacional de Space VIP para que la gente sepa que no existe solo el billete de 50 millones de euros para viajar a la EEI ni los 250.000 dólares de Virgin Galactic. Puedes hacer un vuelo de gravedad cero por 7.500 dólares, una hora de misión por 5.000... Si estás interesado en el espacio, hay muchas cosas que puedes hacer. También vamos a lanzar el Space Prize, un premio especial para promover la presencia de mujeres en el área de las STEM. Ahora mismo no estamos centrados en vender experiencias porque para vender cosas, lo primero es que la gente las conozca.

Es cierto que se escuchan pocos nombres femeninos en este ámbito.

De las 566 personas que han estado en el espacio, me refiero a astronautas, solo el 11% son mujeres. Si miramos a la NASA, solo el 20% de sus altos cargos son mujeres. En general, solo el 11% de los empleados del sector aeroespacial son mujeres. Pero sé que ellas tienen exactamente el mismo interés que los hombres en ciencia, tecnología, matemáticas... solo que no han sido ni educadas ni motivadas para perseguir estos objetivos. Queremos cambiarlo, por eso hemos creado un brazo sin ánimo de lucro dentro de la compañía dedicado a revertir esta situación.

¿De dónde viene su interés en el espacio?

Dejé de beber hace tres años y medio y empecé a buscar cosas más trascendentales en mi vida. Puede que suene cursi o estúpido, pero cuando tu mente no está nublada por el alcohol, te abres a muchas más cosas que son para las que estás destinado. ¿Pensé alguna vez que vendería billetes de 50 millones de dólares para viajar a la EEI? No, nunca se me había pasado por la cabeza. No me voy a sentar aquí y mentir sobre que siempre me interesó el espacio porque no es así. Lo que siempre me han interesado son los viajes y por eso tengo el negocio que tengo. Lo que quiero decir es que cuando ahora veo que el universo me ha bendecido con la oportunidad de vender el billete, lo voy a hacer porque es emocionante y puede ser la siguiente evolución del turismo.

También dirige una compañía de viajes de lujo, ¿hay sinergias entre ambas empresas?

Estoy en el negocio de proporcionar experiencias especiales y únicas. Esto me hace tener una red de contactos muy elevada. Obviamente todo lo que gira alrededor del espacio ahora mismo es muy caro y sobre todo accesible para personas con fondos sustanciales. Esa es precisamente mi red de contactos, así que estoy usando la red del negocio que ya tenía para nutrir al nuevo. Al final también es una evolución de lo que ya hacía: ofrecer oportunidades de ocio y viajes.

El impacto ambiental ya es un problema en el turismo convencional, ¿cómo van a abordar la huella del turismo espacial?

Uno de los problemas más importantes que tenemos en el planeta es la emisión de CO2. Cuando estás en el espacio, el problema que hay que resolver constantemente es cómo obtener suficiente oxígeno y librarse del dióxido de carbono. Si queremos tener vida en otros planetas, habrá que solucionar esto. De modo que resolver cómo conseguir más oxígeno o cómo reutilizar el dióxido de carbono tendría un efecto muy positivo en el cambio climático porque es uno de los grandes problemas.

Normas
Entra en El País para participar