Tecnología

El recorte de China al consumo de energía pone en riesgo la temporada alta de productos electrónicos

Algunas fábricas se ven obligadas a parar en el país asiático lo que podría complicar la llegada de móviles, portátiles y otros dispositivos para el Black Friday y la Navidad. Apple, Microsoft, HP, Intel, Nvidia, Infineon y Qualcomm, entre las empresas afectadas

Trabajadores en una fábrica de tecnología en China.
Trabajadores en una fábrica de tecnología en China.

Los compradores de todo el mundo podrían sufrir una escasez de productos tecnológicos, entre ellos smartphones y ordenadores, en la recta final del año, justo cuando llegan las importantes campaña del Black Friday y la Navidad, que disparan la compra de dispositivos de electrónica de consumo. ¿La causa? El cierre temporal de algunas fábricas en China que trabajan para gigantes tecnológicos como Apple tras el recorte de consumo energético impuesto por el Gobierno chino. Una acción que responde a la escasez y encarecimiento del carbón para generar energía en el país, y a los objetivos medioambientales que se ha marcado Pekín para alcanzar el pico de emisiones antes de 2030 y llegar a la neutralidad de carbono antes de 2060.

El proveedor de componentes de Apple Eson Precision Engineering, una filial del gigante Foxconn, es uno de los que se ha visto obligado a detener su producción en su fábrica en Kunshan, al oeste de Shanghái, del 26 al 30 de septiembre, según la agencia AP. La compañía ha asegurado que la suspensión no debería “tener un impacto significativo” en las operaciones a largo plazo. Otro proveedor del fabricante del iPhone que se ha visto obligado a detener parte de su actividad ha sido Unimicron Technology Corp. Ambas compañías habrían excedido las cuotas locales de consumo de energía fijadas por el Gobierno de Pekín.

“La resolución sin precedentes de Pekín de hacer cumplir los límites de consumo de energía traerán beneficios a largo plazo, pero los costes económicos a corto plazo son sustanciales”, dijeron los economistas de Nomura en un informe que cita la agencia. Goldman Sachs estima que hasta un 44% de la actividad industrial de China se ha visto afectada por la escasez de energía.

Componentes

Informaciones de Reuters y Nikkei Asia indican que fábricas ligadas al sector tecnológico de al menos cinco provincias habrían tenido que cerrar por este problema. Según dichas fuentes, las paradas están afectando a fabricantes de componentes de marcas como Apple, Tesla, Intel, Nvidia, Qualcomm, Infineon y NXP.

Frente a estos cierres, las plantas de Foxconn, Pegatron, UMC y TSMC estarían operando casi a plena capacidad, según las propias empresas. La primera dijo haber sufrido un impacto “muy pequeño” en la producción de portátiles que no son de Apple. También el proveedor de componentes de Apple, Concraft Holding, con fabrica en la ciudad china de Suzhou, dijo a Nikkei que podrá satisfacer la demanda usando el inventario disponible.

Aunque algunos proveedores afirman que compensarán la producción perdida con la de otras fábricas, la interrupción de algunas factorías parece que puede causar estragos en la cadena de suministro de tecnología de Asia durante semanas e incluso meses. La lista de empresas afectadas por estas restricciones, pero también por una ola de Covid-19 en Vietnam y otros problemas de suministro, se está ampliando y, según Nikkei, incluiría también a Microsoft y HP. Este medio afirma que estas causas llevarán a los compradores del nuevo iPhone 13 a esperar hasta cinco semanas para recibirlo en Japón y China y cuatro semanas en EE UU.

Los fabricantes chinos están alertando sobre nuevas interrupciones que podrían agravar la situación, ya que China está pidiendo a las provincias más industriales, como Hiangsu, Guangdong y Huberi, que cumplan con “el control de uso energético y de emisiones de carbono” marcadas por el Gobierno, informa Nikkei Asia.

“Actualmente estamos revisando los inventarios de todos los componentes y piezas que tenemos en stock. La situación aún es controlable en este momento, pero tememos que vuelva a suceder. Habrá una gran interrupción si nos quedamos sin inventario el próximo mes”, dijo un ejecutivo de un proveedor de Apple al citado medio. Pegatron, ensamblador de iPhones, se está preparando para grandes reducciones en el uso de energía.

Normas
Entra en El País para participar