Banca

El Banco de España afirma que hay espacio para más fusiones y defiende el cobro de más comisiones

El BCE y el supervisor nacional avisan del riesgo de infravalorar la morosidad latente

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España
Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha hecho un  exhaustivo repaso sobre los retos del sector financiero español, y ha enfriado el "excesivo optimismo" de las entidades. En este repaso ha defendido los recortes de costes que está llevando a cabo la banca, como también ha abogado por el cobro de los servicios bancarios a través de comisiones, eso sí, siempre bajo el paraguas de la transparencia, y ha constatado que la morosidad sigue reduciéndose en estos momentos, aunque todavía no se han comenzado a detectar el fin de las ayudas económicas puestas en marcha por el Covid.

En este sentido, la subgobernadora ha pedido a la banca que no se apresure a revertir las provisiones dotadas por la pandemia y que siga esforzándose por reducir costes y transformar
su modelo para ser rentable. Hay que decir, que ya en el primer semestre del año varios bancos anunciaron su intención de liberar provisiones una vez despejadas las incertidumbres de la pandemia.

Durante el XXVIII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte y ABC, la subgobernadora ha advertido de que, aunque los bancos parecen haber recuperado el nivel de generación de resultados previo a la pandemia, todavía existen incertidumbres en el horizonte
y las entidades deben seguir de cerca la evolución de la calidad de la cartera crediticia en los próximos meses, comprobando que el nivel de cobertura se mantiene en niveles adecuados en cada momento y vigilando especialmente los préstamos en moratoria o con aval.

"No hay que tener prisa a la hora de revertir las provisiones dotadas el año pasado hasta que no se tenga plena confianza de que la cartera crediticia evoluciona según lo previsto", ha señalado Delgado, quien ha alertado de los riesgos de un "excesivo optimismo".

Edouard Fernández-Bollo, miembro del consejo de supervisión del BCE, también advirtió sobre un previsible aumento de la morosidad. “Se podrían estar acumulando de forma absolutamente ignota los créditos morosos del mañana”, declaró.

Como es lógico, Delgado ha hecho especial hincapié en el reto de la rentabilidad de la banca, todavía muy presionada. "Es en beneficio de todos y de la estabilidad financiera que el negocio bancario sea sostenible", ha alertado.

Para conseguirlo, ha apuntado las recetas de siempre, la combinación de la reducción de costes operativos y la transformación del modelo de negocio hacia otro que genere valor en el medio plazo.

En cuanto a la reducción de costes, ha reconocido que el sector ha realizado importantes esfuerzos, con fusiones, ajustes de plantilla y cierre de oficinas. "Tras los recientes procesos de concentración bancaria, parece que el recorrido en este sentido es más limitado. No obstante, el nivel de concentración no es preocupante si nos comparamos con otros países de
nuestro entorno", ha asegurado Delgado.

A nivel internacional, el Banco de España ha observado una tendencia creciente de adquisiciones de negocios paneuropeos, más que de fusiones transfronterizas de bancos. "Esta dimensión está creciendo en relevancia fomentando una mayor integración dentro la Unión Bancaria y poniendo
de manifiesto los beneficios de la diversificación geográfica y de negocios", ha resaltado.

Respecto a la transformación del modelo de negocio, la subgobernadora ha incidido en que la transformación digital "requerirá una decisión estratégica de inversión en capital tecnológico y humano en el corto plazo que dará sus frutos en el medio y largo".

"Parece inevitable que los bancos tomen medidas en este sentido. Por un lado, reduciendo sus costes operativos para garantizar su sostenibilidad y, por otro, en la transformación estructural que garantice el negocio. En resumen: los bancos tienen que ser rentables si quiere asegurar su
existencia", ha apostillado la subgobernadora.

Delgado ha subrayado que los ingresos por comisiones bancarias tienen cada vez más peso en las cuentas de resultados y que, como resultado de la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, "todo indica que el cobro de comisiones por servicios que antes eran gratuitos es una práctica que se extenderá". Pero ha recalcado la importancia de la transparencia en este cobro de servicios y ha pedido a los bancos que hagan un cumplimiento estricto de la normativa en el cobro de comisiones.

"A nadie le gusta que le cobren comisiones, pero hay que reconocer que, al recibir un servicio financiero, las entidades incurren en unos costes. Por eso, es necesario hacer un esfuerzo de transparencia", ha declarado.

La subgobernadora, en este sentido, se ha referido a la reputación del sector bancario y a que, para afianzarla, es "clave" una gobernanza robusta y un trabajo de autoevaluación para identificar cómo y qué sentido mejorar. "El cumplimiento estricto de la normativa existente unido al ejercicio
de las mejores prácticas es esencial para construir una sólida reputación. Confío que las entidades son conscientes de ello", ha señalado.

Respuesta del BCE al dividendo

Edouard Fernandez-Bollo, ha ensalzado las fusiones bancarias transfronterizas como vía para generar negocio y "sacar todo el fruto" de la dimensión de la Unión Europea.

Fernández-Bollo ha descartado que el supervisor quiera y pida un poder general para suspender el reparto de dividendo, si bien ha afirmado que sí se ha pedido un poder individual para entidades específicas que presenten problemas.

"No consideramos que sea un instrumento que tiene que estar incorporado a los poderes usuales de reacción a crisis que tiene el BCE", ha asegurado. Para añadir que la suspensión de repartir dividendo a la banca ha sido un "acontecimiento único" como respuesta a una situación "que esperamos que también sea única", en referencia a la crisis provocada por la pandemia de Covid.

Sin embargo, sí ha resaltado la petición que ha hecho del BCE de un "poder individual" si hay "un banco que va mal". "Como tenemos que proteger a la estabilidad financiera y a los depositantes, se puede decir que deje de pagar los dividendos a los accionistas. Ese poder lo queremos", ha asegurado.

Santander y BBVA “moderadamente optimistas”

Opinión. El consejero delegado de Santander España y Responsable Regional de Europa, António Simões, y el director de España y Portugal de BBVA, Peio Belausteguigoitia, han coincidido en mostrarse “moderadamente optimistas” de cara a los próximos doce meses, en un contexto en el que todavía no se ha superado la crisis pero los datos de consumo y facturación están mostrando una buena evolución. Simões apuntó que las tres lecciones aprendidas de la crisis son la capacidad de reaccionar de la sociedad cuando tiene un objetivo común, la importancia de contar con una banca sólida y la relevancia de desarrollar un nuevo modelo de liderazgo en un contexto de cambio e incertidumbre. el director de BBVA en España, pese a ser optimista, advirtió que la crisis no ha terminado y todavía hay retos que afrontar.

Normas
Entra en El País para participar