Los gigantes de la inversión indexada española

La gestión pasiva concentra 12.750 millones de euros, el 3,9% del patrimonio total de los fondos en nuestro país

Mientras que en Europa y, sobre todo, en Estados Unidos la gestión indexada le come terreno a la activa, en España aún nos cuesta invertir fuera de lo más tradicional. Al finalizar agosto la gestión pasiva atesoraba aquí 12.750 millones de euros, una cifra similar a la de hace un año (12.840 millones) y que supone apenas el 3,9% del patrimonio total de los fondos de inversión.

Las cifras son un poco más positivas si observamos que, según datos de Inverco, en junio 2021 el volumen invertido en ETF y fondos indexados superaba el 22% de los activos de las gestoras internacionales en nuestro país, mientras que hace cinco años el capital invertido era del 16%.

Los vehículos índice de Amundi Iberia comercializados por ING, los preferidos por los ahorradores particulares

Si analizamos los productos, el fondo indexado español con más patrimonio, con más de 735 millones de euros y una rentabilidad en 2021 del 23,2%, es el ING Direct Fondo Naranja Standard & Poor’s 500, gestionado por Amundi pero comercializado por ING, entidad que destaca que fue “el primer banco en España en ofrecer fondos indexados a nuestros clientes retail, en el año 2000”.

Actualmente, cuentan con indexados sobre el mercado americano, europeo y español, que suman un patrimonio de 1.350 millones de euros.

BBVA AM gestiona 1.800 millones de euros y tiene más de 30.000 partícipes

En ING creen que la gestión indexada “tiene hueco en todas las carteras. Los inversores menos activos pueden usarlo como su única inversión, y los más activos pueden emplearlo para hacer apuestas geográficas o sectoriales puntuales de manera sencilla y barata”.

En cuanto a BBVA AM, es la entidad con más vehículos de gran patrimonio. Lanzaron su primer fondo índice, sobre el Ibex, en 1996, mientras que los ETF se presentaron en 2006 y la gama Bindex, destinada a institucionales, en 2017. En total, 1.800 millones de euros, con más de 30.000 partícipes.

Hay solo cinco ETF listados en la Bolsa española, de
dos entidades diferentes

Ganar con robótica, cannabis o litio

Temáticos. Junto al boom de los ETF que incluyen criterios ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) y el despegue de los de renta fija, hay que destacar el auge de los fondos cotizados temáticos, que ya se comercializan en España.

Por lo general, suelen ser estrategias que un emisor de ETF diseña con un proveedor de índices para proporcionar una exposición específica a los segmentos y empresas que se espera que se beneficien de determinadas tendencias a largo plazo.

“Esto puede incluir temáticas como la robótica y la inteligencia artificial, el desarrollo de infraestructuras en Estados Unidos, blockchain y las tecnologías de litio y baterías, entre otros”, detalla Luis Berruga, director general de Global X ETFs, una de las gestoras internacionales más destacadas en esta clase de vehículos.

Berruga asegura que las estrategias temáticas han tenido un buen rendimiento en los últimos años. En particular, durante la pandemia de Covid-19 y las elecciones estadounidenses de 2020.

En medio de restricciones de movimiento y confinamientos, áreas como el comercio electrónico, los videojuegos y los deportes electrónicos y la computación en la nube se beneficiaron del aumento de la digitalización.

También “tras la elección del presidente Biden se produjo un aumento de las expectativas en áreas como el cannabis, las tecnologías limpias y el desarrollo de infraestructuras, ya que los inversores vieron la oportunidad que suponía el cambio de las políticas gubernamentales”.

En cada uno de los ejemplos, estos temas fueron testigos de fuertes rendimientos a corto plazo, sin embargo, esperamos que la trayectoria continúe a largo plazo a medida que estos temas sigan desarrollándose en medio de un entorno disruptivo.

El equipo de producto de BBVA AM cree que el gran despegue de la gestión pasiva se debe más a la inversión por parte de gestores de carteras, o inversores institucionales que buscan un acceso sencillo y barato a los mercados bursátiles para poner en marcha sus estrategias, “que al interés del pequeño inversor, que en España tiene un perfil bastante conservador y que por tanto no suele primar la inversión en renta variable”.

Su oferta se estructura en tres grandes líneas. Por una parte están los fondos para cliente minorista (gama BBVA Índice), con una aportación mínima de 600 euros, y, por otra, los fondos para cliente institucional (gama Bindex) para importes a partir de 10 millones de euros, demandados también por parte de otros vehículos (fondos de inversión, planes de pensiones) o para gestión discrecional de carteras. Y además tienen fondos cotizados, entre ellos Acción Ibex 35 ETF y Acción Euro Stoxx 50 ETF, ambos listados en la Bolsa española, que actualmente solo cuenta con cinco productos cotizando. Los tres restantes son de Lyxor y están referenciados al selectivo español.

En MyInvestors creen que esta tendencia cala sobre todo entre los jóvenes

Su tratamiento fiscal, equiparable al de las acciones, les resta atractivo frente a los fondos de inversión no cotizados, por los que no se tributa hasta que se produzca la desinversión definitiva. Un agravio comparativo que los inversores plantearon hace tiempo a la Agencia Tributaria, que se pronunció reafirmando las diferencias de tributación.

Hace más de 10 años que CaixaBank AM ofrece fondos indexados “y la evolución ha sido positiva”, consideran desde la gestora, al tiempo que explican que la oferta se ha centrado a lo largo de estos años en indexados del mercado bursátil en España, en zona euro y en EE UU.

En total, cinco vehículos que suman un patrimonio de 820 millones de euros, “un 22% más que hace tres años”, destacan. A estos activos hay que añadir los 130 millones que aporta la gestora de fondos de Bankia tras la reciente fusión de la entidad con CaixaBank.

La estrategia del Caixabank Bolsa Índice Euro, FI Institucional Plus, consiste en replicar el Euro Stoxx 50 con una estructura de cartera que está compuesta por un 96% que replica el índice directamente y un 4% que lo hace mediante futuros.

Ese mismo esquema de cartera se aplica en el CaixaBank Bolsa Índice Euro, FI Estándar, la clase a la que se puede acceder a partir de 6 euros (renta en el año un 19,7%), en vez de los 50 millones que se exigen como mínimo en la clase institucional (rinde en 2021 un 20,5%).

También el CaixaBank Bolsa Índice España, FI Institucional Plus, centrado en el Ibex 35, presenta la misma estructura de cartera.

La otra gran entidad con importantes fondos de gestión pasiva es Santander AM, presente en la oferta destinada a institucionales con estrategias vinculadas al Euro Stoxx 50 o al Ibex 35.

Oferta variada y de fácil alcance

Si se quiere acceder a fondos indexados españoles no hay una única vía. Además de las entidades financieras que comercializan los vehículos de la casa, hay otras plataformas que nos permiten acceder a ellos.

Es el caso de MyInvestors, que además de estrategias indexadas de las principales gestoras internacionales (Vanguard, iShares, Amundi, Fidelity, Pictet…), ofrece también de españolas, aunque actualmente solo de Indexa, Imantia, Bankinter, BBVA y Dunas.

Además, cuentan con tres fondos de marca propia “inéditos en el mercado por sus bajas comisiones o por su composición”, resalta Ignasi Viladesau, director de inversiones de la plataforma.

Este experto afirma que la gestión pasiva está creciendo a pasos acelerados y en mayor proporción que la activa por su simplicidad: bajos costes y posibilidad de diversificación máxima con un solo producto.

Y es una tendencia “que está calando especialmente entre los más jóvenes. Numerosos foros, blogs y grupos en redes sociales comparten información acerca de la gestión indexada y los productos para construir una cartera”, asegura Viladesau.

En Singular Bank también disponen de una amplia gama de productos de gestión pasiva, tanto de fondos como de ETF. “En total, tenemos más de 700 ETF, que cotizan en distintos mercados, y unos 200 fondos de inversión indexados.

En ellos se incluyen productos de las principales gestoras, como Amundi, iShares, Fidelity, BlackRock, Vanguard… Y productos indexados de gestoras españolas (Bankinter o BBVA), si bien la oferta es más limitada”, admite Victoria Torre, responsable de oferta digital de productos de inversión de Singular Bank.

La entidad también ofrece fondos de gestión activa, de hecho, creen que cada estrategia tiene sus ventajas y sus inconvenientes. No obstante, advierte de que “si lo que el cliente busca es una prima, una rentabilidad extra, sobre el mercado, en la gestión pasiva no lo encontrará. Además, si el mercado va mal, no podremos escapar a esa tendencia”.

Asimismo, Renta 4 Banco cuenta con una plataforma específica de ETF con productos para elegir.

Normas
Entra en El País para participar