Tecnología

Babbel y Duolingo, cuando aprender idiomas con una app cotiza al alza

La empresa alemana anuncia su intención de salir a la Bolsa de Frankfurt tras el éxito de su rival estadounidense, que sube un 55% desde julio

Oficinas de Babbel en Berlín
Oficinas de Babbel en Berlín

¿Puede una app triunfar en la enseñanza de idiomas? ¿Llegará el momento que una herramienta digital sustituya al método tradicional de profesor y al aula? Las opiniones de los expertos difieren sobre la eficacia de las aplicaciones en el aprendizaje de otras lenguas pero, ya sea como sistema principal de enseñanza o como complemento educativo, el caso es que la formación online está viviendo un boom inédito. Y los inversores no son ajenos a ese éxito. Babbel, la app alemana que ofrece enseñanza de 14 idiomas, ha anunciado su intención de cotizar en Frankfurt, dos meses después de que lo hiciera su rival Duolingo en el Nasdaq. La estadounidense, que se estrenó en el mercado tecnológico hace dos meses, gana casi un 55% desde su colocación.

Babbel confirmó esta semana lo que ya era un secreto a voces: prevé salir al mercado este año y espera recaudar más de 180 millones de euros. Además de emisión de nuevas acciones, la oferta también incluye títulos en manos de actuales accionistas.

Su competidora Duolingo empezó a cotizar en el Nasdaq el pasado julio a 102 dólares por acción, por encima del rango estimado por los analistas, que no superaba los 100 dólares por título en las previsiones más optimistas. Ahora cotiza en torno a 158 dólares.

Uno de los fenómenos consecuencia de la pandemia ha sido el fuerte empuje de enseñanza digital. El miedo al contagio, así como los confinamientos y restricciones decretados por los Gobiernos para frenar la expansión del Covid, han lanzado los cursos no presenciales. Idiomas, finanzas, herramientas digitales, marketing... la formación en internet vive un momento de fuerte crecimiento y la gama de cursos es muy amplia, mientras cada vez más alumnos se decantan por esta forma de aprender. Babbel estima que el mercado mundial de la enseñanza de idiomas estaba valorado en unos 50.000 millones de euros en 2019, y que registrará crecimientos anuales de entre el 4% y el 11% hasta 2025. La mayor parte, afirma, gracias a los cursos online. De hecho, las soluciones digitales supondrán el 40% del mercado en cuatro años, según sus previsiones.

Babbel, compañía con sede en Berlín, registró ingresos de 147 millones de euros en 2020. En el primer semestre de 2021, el impulso se mantuvo, con un crecimiento del 18% hasta 83 millones de euros. La empresa alemana cuenta con más de 10 millones de suscriptores, que pagan mensualmente por utilizar los servicios.

Por su parte, los ingresos de Duolingo crecieron un 129% el ejercicio 2020 hasta alcanzar 161,7 millones de dólares (136,6 millones de euros). La buena marcha también ha continuado en 2021 con un aumento de los ingresos en el primer trimestre (hasta el 31 de marzo) que se situaron en 55,4 millones de dólares, un 97% más.

Babbel usará los fondos recaudados en el estreno para aumentar la oferta de cursos, entrar en nuevos mercados y resolver ciertos pleitos que conciernen a los sistemas de incentivos para empleados, anunció en una nota.

Fuentes cercanas a la operación señalaron a Reuters que Babbel, que se fundó en 2007, podría alcanzar una valoración de entre 1.000 y 2000 millones de euros.

Para los expertos, la valoración que se le otorga no es desorbitada. Según Reuters, asumiendo que pueda cerrar el año con un crecimiento de otro 18% este año (similar al del primer semestre), la valoración propuesta de más de mil millones de euros supondría una ratio de casi seis veces las ventas. Un precio razonable comparado con el de Duolingo, que cotiza 25 veces sus ingresos en 2021, según datos de Refinitiv.

Otra diferencia entre las aplicaciones es el pago. Duolingo es gratis mientras que Babbel es de pago desde el principio, por lo que no afronta el reto de la conversión de los usuarios en suscriptores.

Babbel y Duolingo concentran sus esfuerzos ahora en crecer en uno y otro lado del Atlántico. Babbel una app ampliamente en Europa, ha fijado su foco en crecer en EE UU, donde Duolingo es más conocida.

BNP Paribas y Morgan Stanley están coordinando la oferta de Babbel con apoyo de Citi y Berenberg.

Normas
Entra en El País para participar