Aerolíneas

Ryanair carga contra los rescates de la SEPI y urge una rebaja tarifaria a Aena

Anuncia que recuperará el 100% de su producción en España esta temporada de invierno

El CEO de Ryanair, Eddie Wilson, esta mañana en Madrid.
El CEO de Ryanair, Eddie Wilson, esta mañana en Madrid.

La aerolínea con mayor volumen de tráfico en España, Ryanair, ha reclamado esta mañana en Madrid, en boca de su consejero delegado Eddie Wilson, una rebaja tarifaria de Aena e incentivos al tráfico hasta 2026. La low cost respalda el informe de la CNMC en la que se recomienda un recorte del 2% en el próximo quinquenio regulado (2022-2026): “No es momento de subir tarifas sino de aplicar incentivos para recuperar la conectividad, que ha caído un 20% en el caso del corto radio, y relanzar unos vuelos de larga distancia que aún tienen dos años por delante para llegar a niveles de 2019”, ha indicado Wilson.

Donde Aena ha propuesto un alza del 0,52% anual hasta 2025 y del 3,29% en 2026, la CNMC pide un recorte del 0,44% por ejercicio. La decisión última está en manos de la Dirección General de Aviación Civil y la senda tarifaria para los próximos cinco años será aprobada en Consejo de Ministros a finales de mes.

El primer ejecutivo de Ryanair ha aprovechado su estancia en la capital española para presentar una programación para la temporada de invierno, que arranca el 1 de noviembre, en la que espera la recuperación del 100% del volumen de actividad previo a la pandemia. Esto supone operar 523 rutas hacia o desde España, de las que 52 tienen origen o destino en Madrid-Barajas, siete de ellas nuevas.

A lo largo de agosto, la irlandesa ha superado las 600 rutas en este país, llegando a reactivar el 80% de sus destinos en agosto. La apuesta por España es decidida: volando desde o hacia 27 aeropuertos de la red de Aena y con 71 aviones en una decena de bases, Eddie Wilson ha confirmado esta mañana que Ryanair mantendrá activa a toda su plantilla española también en invierno. Esta fue la primera referencia del sector aéreo, en el inicio de julio, en casar a toda su plantilla española del mecanismo del ERTE por fuerza mayor.

La previsión de la low cost es cerrar este año fiscal el próximo mes de marzo con 100 millones de viajeros en toda su red, frente a los 150 millones previos a la pandemia. El reto para 2026, una vez remontada la crisis, ha sido fijado en 200 millones de pasajeros. En estos momentos de incertidumbre la clave para la aerolínea está en recuperar un factor de ocupación en sus vuelos que ronda actualmente el 80% y que antes de la pandemia era superior al 95%.

Ayudas a empresas en dificultades

Respecto a las ayudas públicas recibidas por competidores como Air Europa, Plus Ultra o las demandadas por AirNostrum, el CEO de Ryanair dice no entender cómo el Gobierno español ha podido activar un fondo de 10.000 millones para sacar a flote a empresas que llegaron en mala situación a la crisis y no puede recortar los precios de Aena o activar incentivos a largo plazo. Tomando esta última vía, ha insistido el CEO, se ayudaría a generar capacidad a compañías como Easyjet o la propia Ryanair.

Wilson ha insistido en que el fondo de rescate de empresas estratégicas que gestiona la SEPI solo es accesible para empresas españolas, “mientras que el líder en el mercado español, que es Ryanair, no podría aspirar a ayuda alguna. España debería centrarse en recuperar el tráfico y la conectividad”. Para la aerolínea con mayor tráfico en este mercado, se va a dar una competencia entre países, incluso entre aeropuertos, por atraer capacidad por la vía de los incentivos a las compañías aéreas.

Como suele ser habitual, Ryanair no se casa con nadie y ha reclamado la liberación de slots en el caso de que Air Europa e Iberia acaben integrándose. “Slots en A Coruña, Gran Canaria o Palma de Mallorca que hoy opera Air Europa podrían ir a manos de una compañía con precios más competitivos que Iberia, como es Ryanair”.

Normas
Entra en El País para participar