La moda rápida de Shein, en el punto de mira

No ha hecho pública la información sobre sus condiciones de trabajo, exigida por el Reino Unido

La moda rápida de Shein, en el punto de mira

Shein, la empresa china de moda rápida, muy popular en Instagram, está en el punto de mira. Con un valor estimado hace 12 meses en 13.000 millones de euros, no ha hecho pública la información sobre sus condiciones de trabajo, exigida por el Reino Unido, y ha declarado falsamente que trabaja en fábricas certificadas por organizaciones internacionales.

A diferencia de Inditex y H&M, no cotiza, por lo que no tiene que revelar mucho sobre sus operaciones. Y las acusaciones no afectan necesariamente a los resultados. Los ingresos de Boohoo subieron un 32% en marzo-mayo, unos dos meses después de que EE UU decidiera investigar las denuncias de malas prácticas laborales en la cadena de suministro.

Pero no es la única cifra en la que hay que fijarse. Gracias en parte a la creciente preocupación de los inversores activistas, el valor de mercado de Boohoo ha caído un 20% desde marzo. Los compradores de la generación Z no son los únicos que pueden determinar lo que está de moda.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías