Deporte

LaLiga y CVC sacan adelante su acuerdo dejando fuera a Real Madrid y Barcelona

Continuará adelante con la operación abonando entre 2.000 y 2.100 millones frente a los 2.667 iniciales, ante la negativa de cuatro equipos a adherirse

Fachada de la sede de la Liga Nacional de Fútbol Profesional
Fachada de la sede de la Liga Nacional de Fútbol Profesional EFE

Los equipos de LaLiga dieron este jueves luz verde al acuerdo que la patronal ha sellado con CVC para que el fondo inyecte un máximo de 2.667 millones de euros en la competición. O al menos, lo dieron 38 de los 42 clubes que la componen y que ejercieron su voto en una asamblea que se prolongó durante seis horas. Real Madrid, FC Barcelona, Athletic de Bilbao y Real Oviedo dieron su voto negativo, pero LaLiga Impulso, como se ha denominado a la inversión de CVC, continuará adelante.

Y lo hará dejando fuera a los equipos que no desean acceder a los fondos. Tanto LaLiga como CVC movieron ficha durante la mañana de ayer e introdujeron una cláusula de salida para los equipos que no quieran adherirse. Si los cuatro clubes que votaron en contra manifiestan que renuncian al dinero, la aportación total de CVC se reducirá en la cuantía que les correspondía. En principio, esta pasará de los 2.667 millones iniciales al entorno de los 2.100, según confirmaron ayer el presidente de LaLiga, Javier Tebas, y el director general, Óscar Mayo. Solo a Barcelona y Real Madrid les correspondían algo más de 500 millones. Los que sí quieran su parte no la verán mermada por la ausencia de estos equipos.

“LaLiga está valorada en 24.500 millones, un informe de Rothschild lo confirma. Eso no cambia. Pero lo que entrega el fondo se ajusta en función de los equipos que no quieran participar. Estos no recibirán el dinero de CVC y el fondo no se quedará con el porcentaje del rendimiento que le correspondería por el negocio audiovisual de estos equipos”, explicó Javier Tebas tras la asamblea. A ella acudió como representante del Real Madrid su director general, José Ángel Sánchez, muy incisivo en toda la sesión, según fuentes presentes; y por el FC Barcelona lo hizo Mateu Alemany, director general de fútbol.

Tebas negó que la inclusión de esa cláusula sea una salvaguarda legal ante la amenaza de demandas lanzada por el Real Madrid, aunque les permite esquivar una de las acusaciones del club blanco: que el acuerdo de LaLiga y CVC “expropia a los clubes” de casi el 11% de sus derechos audiovisuales.

“Se ha puesto esa cláusula para tener más consenso. En cualquier caso, no creo que los juzgados lo paralicen. Ha habido una aprobación masiva por parte de los clubes”, dijo Tebas, que no quiso valorar qué sucedería si los juzgados paralizan el acuerdo.

Ese 11% del que hablaba el Real Madrid quedará, finalmente, entre un 8% y un 9% sin la presencia de los clubes contrarios a LaLiga Impulso. Ese es el porcentaje que CVC recibirá durante 50 años por la comercialización por parte de LaLiga de los derechos de televisión, a cambio de su conocimiento a la hora de buscar nuevos contratos que eleven el valor de los mismos.

Una especie de dividendo garantizado salvo cataclismo, que se calculará en base a los ingresos generados por la venta audiovisual, restados costes de comercialización y otros derivados del proceso.

Tebas insistió en que “CVC no comercializa los derechos. LaLiga seguirá gestionándolos como marca el real decreto que se aprobó en 2015”. Es decir, los que no se adhieran al plan seguirán recibiendo sus ingresos televisivos bajo los mismos criterios que rigen en la actualidad.

Préstamos participativos

Según lo acordado con CVC, el fondo entregará los más de 2.000 millones de euros a LaLiga y esta los repartirá entre los clubes a través de préstamos participativos con un plazo de 40 años y a un interés del 0%. Aunque Tebas negó la mayor: “No son préstamos. No nos estamos endeudando. Si al fondo le va bien, a nosotros nos irá bien. Queremos que gane mucho porque significará que nosotros ganaremos mucho. Y además, en 50 años CVC se quedará sin nada”, defendió Tebas refiriéndose a la parte audiovisual, ya que CVC tendrá el 10% del capital de una futura sociedad bajo la que estarán todos los activos no televisivos.

Para Tebas, el voto en contra del club madridista y del FC Barcelona “es en clave Superliga”, cuya fallida puesta en marcha habría penalizado la valoración que ha hecho CVC de todo el negocio de LaLiga. “Sin ella hubiésemos podido elevarla, porque la aparición de un proyecto como este es un riesgo para el valor de las ligas”, dijo Óscar Mayo. Los representantes de LaLiga cifraron en 10 meses el tiempo que ha llevado la negociación con CVC.

Los clubes deberán destinar el 70% de lo que les llegue de la inyección de CVC a mejorar sus infraestructuras, a impulsar su desarrollo internacional y a su digitalización. Otro 15% podrá utilizarse para ampliar su margen salarial para la inscripción de jugadores ya desde este mismo mes, y otro 15% para afrontar su deuda. El criterio de reparto se basará en el porcentaje que cada club ha recibido en las últimas temporadas por los derechos audiovisuales

Normas
Entra en El País para participar