Inversión

Guía para los 73.000 accionistas de Naturgy en la opa de IFM

El fondo australiano ofrece 22,07 euros por acción, un 1,3% por encima de la actual cotización, con el objetivo de comprar el 22,7% de la ‘utility’. Los inversores institucionales acudirán en masa a la oferta y los minoritarios se encuentran en la encrucijada de vender o mantener

Naturgy pulsa en la foto

La opa sobre Naturgy despierta dudas entre los inversores. La cotización está, aunque por debajo, cerca de los 22,07 euros por acción que ofrece IFM por el 22,69%. La prima a cierre del viernes es del 1,3%. La compañía cuenta con unos 73.000 pequeños accionistas que se verán en la tesitura de qué hacer con sus acciones, una vez que la CNMV haya aprobado el folleto y arranque el proceso de aceptación. Estas son las respuestas claves para que los inversores valoren qué hacer con sus acciones.

NATURGY 24,18 1,90%

¿Qué ofrece IFM?

La gestora de fondos de pensiones australiana pagará 22,07 euros por cada acción de Naturgy. Anunció la oferta a finales de enero, pero requería la aprobación del Gobierno, y este se la concedió el martes pasado con una serie de condiciones. Estas, en principio afectan solo a este inversor, pero inevitablemente tendrán repercusiones sobre el negocio de la compañía.

¿Por qué Naturgy cotiza tan cerca del precio que está dispuesto a pagar el potencial nuevo accionista?

Ocurre siempre. En todas las opas, el precio en Bolsa tiende a acercarse al ofrecido. La gran diferencia en este caso es que han pasado más de seis meses desde que se anunció la operación y, además, ha habido dudas sobre si el Ejecutivo daría su luz verde a la operación. Criteria, además, ha añadido presión alcista a la cotización, al ir comprando en el mercado desde mediados del mes de mayo. El reducido número de acciones que se negocian implica que estas adquisiciones tengan más repercusión en el precio.

Entre el 22 y el 27 de julio, la acción superó el precio de la oferta. ¿Por qué?

La razón, de nuevo, está en Criteria, que ha contribuido a elevar el precio en Bolsa. El viernes cerró a 21,78 euros.

¿Puede volver a situarse por encima?

Puede, pero es improbable que lo haga de una manera consistente. La clave del actual precio de Naturgy, cercano a su máximo histórico de casi 23 euros por acción –una vez ajustado por los dividendos y las ampliaciones de capital–, está en la opa. La prueba es que sus competidores directos, como Iberdrola, EDP, EDPR, Engie o RWE sufren caídas hasta del 15% desde finales de enero. En cambio, Naturgy avanza cerca de un 20%.

¿La operación implicará la exclusión de Bolsa?

No es el deseo de IFM, ni el del Gobierno ni el de Criteria. Es más, el Ejecutivo ha exigido que se mantenga en Bolsa al menos durante los tres próximos años, salvo que su liquidez sea insuficiente.

¿El triunfo de la opa está asegurado?

No, está condicionado a que IFM obtenga el 17% del capital. Siempre puede rebajar ese porcentaje, pero, de momento, esto no está encima del tapete. Fuentes financieras señalan, sin embargo, que la gestora confía en que logrará ese porcentaje mínimo. Los inversores institucionales acudirán en masa. Tampoco descarta que logre el máximo que ambiciona del 22,69%. Entonces, habría un ligero prorrateo, pues el capital que cotiza libremente en Bolsa (free float) es de solo el 28,6%.

¿IFM puede subir el precio?

Sí, puede hacerlo hasta cinco días naturales antes de que finalice el plazo de aceptación. Pero desde la gestora han reiterado que no contemplan esa posibilidad.

¿Qué opciones tienen los accionistas?

Quedarse con las acciones, vender en la opa a IFM o deshacerse de ellas en Bolsa.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada una?

Si la oferta no sale adelante, lo previsible es que Naturgy se hunda en Bolsa a niveles similares a los que cotizaba antes de que se anunciara, en torno a los 18 euros por acción. Vender en la oferta implica obtener más rentabilidad que hacerlo en Bolsa y guardarse la carta de una (improbable) mejora del precio de la opa. Pero también existe el riesgo de que finalmente no se ejecute porque IFM no logre el 17% mínimo. Mantener las acciones es, a priori, la opción más arriesgada.

Si triunfa la opa, ¿qué es lo previsible que ocurra con las acciones?

Que caigan. Ya no tendrán el sustento de la opa para mantener este precio. IFM, además, está obligada por el Ejecutivo a defender un dividendo prudente. Los inversores que están por la retribución venderán.

Los pasos ya dados, y los futuros, en la operación sobre la energética

  • Anuncio y autorización. El 26 de enero, la gestora de fondos de pensiones australiana anunció su intención de comprar el 22,69% de Naturgy. Ofrecía 23 euros por acción, pero al descontar los dividendos que la utility ha pagado estos meses, el precio se ha reducido a 22,07 euros. El martes 3 de agosto, el Gobierno autorizó la oferta con una serie de condiciones. IFM deberá defender dividendos prudentes, limitar el endeudamiento, votar en contra de la venta de activos regulados en España, mantener su sede y su plantilla en el país y promover su transición verde. El fondo ha aceptado todas estas cláusulas y asegura que se alinean con sus planes para Naturgy.
  • Periodo de aceptación. La CNMV debe verificar las modificaciones del folleto y está previsto que le dé luz verde a finales de este mes o inicios de septiembre. Será entonces cuando comience el periodo de aceptación, que oscilará entre los 15 y 70 días. IFM lo decidirá.
  • Criteria. El holding de participadas de La Caixa ha comprado en el mercado en torno a un 1,2% del capital desde mediados de mayo, cuando anunció su intención de acercarse al 30%. Tras las adquisiciones, controla el 26% y puede seguir escalando posiciones. Con todo, no ha puesto negro sobre blanco que no vaya a acudir a la opa, aunque lo previsible es que no lo haga.
Normas
Entra en El País para participar