Energía

IFM acepta las ocho condiciones del Gobierno para comprar el 22,7% de Naturgy

El visto bueno de la CNMV a la opa, a 22,07 euros por acción llegará en las próximas semanas

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. EFE

Han sido más de seis meses, pero el Gobierno ha autorizado la opa de IFM por entre el 17% y el 22,69% de Naturgy a 22,07 euros por acción. Y el fondo australiano de pensiones ha sido rápido al  aceptar las ocho condiciones impuestas por el Ejecutivo para que la operación se lleve a cabo, según ha comunicado este jueves a la CNMV. El supervisor dará su bendición al folleto en las próximas semanas, previsiblemente a finales de este mes o inicios de septiembre.

IFM explica que la autorización es "el resultado de un diálogo institucional muy constructivo y están alineadas con los planes del oferente para su inversión en Naturgy, incluyendo el apoyo a desarrollar un plan industrial para la compañía que ayude a hacer de Naturgy un actor principal en la transición energética".

NATURGY 21,55 -0,46%

El potencial nuevo accionista de Naturgy señala en una nota  que "considera que el precio de la oferta representa una propuesta de valor muy atractiva para los accionistas de Naturgy, sobre todo teniendo en cuenta que la evolución del precio de las acciones de otras empresas competidoras del sector de Naturgy ha sido negativa desde el anuncio de la oferta en enero de 2021. Afirma que el Euro Stoxx Utilities ha caído un 4% en el periodo, "mientras que Naturgy no ha sufrido el bajo rendimiento general del sector".

Los requisitos, cuyo plazo de vigencia será de cinco años afectan principalmente al impulso de la transición verde de la compañía, a la prudencia en la retribución, a los límites a su endeudamiento y al mantenimiento del rating de inversión, a su españolidad y a que mantenga los activos regulados que afecten a los clientes españoles. Salvo que la acción se quede sin liquidez, Naturgy deberá además seguir en Bolsa al menos por los próximos tres años.

El estrecho marcaje al grupo australiano fue desglosado por Ribera en rueda de prensa el pasado martes: “El incumplimiento de estas condiciones dará lugar, en su caso, a la revocación de la autorización de inversión extranjera y constituirá una infracción muy grave (...), todo ello sin perjuicio del resto de autorizaciones vencidas, controles aplicables a esta toma de participación extranjera en definitiva”.

La operación está siendo un quebradero de cabeza para IFM, que anunció la opa el 26 de enero, con el apoyo tácito de los otros dos fondos presentes en Naturgy –CVC, con un 20,7%, y GIP, con un 20,6%–, que se comprometieron a apoyar el nombramiento de dos consejeros por parte de la gestora australiana, así como a no acudir a la opa.

La sorpresa vino de Criteria, el primer accionista de Naturgy. El 18 de mayo, lanzó un aviso a navegantes, al asegurar que se disponía a elevar su participación en la utility desde el 24,8% hasta acercarse al 30%. Desde entonces, ha adquirido casi 12 millones de títulos en Bolsa y ya controla el 26% del capital. Su inversión en la firma que pilota Francisco Reynés es vital como fuente de dividendos para la Fundación La Caixa, que se nutre de las retribuciones de su cartera de participadas, agrupadas en el holding Criteria.

En un comunicado, el director general de IFM Investors, David Neal, se muestra satisfecho con la postura del Ejecutivo: "Acogemos con satisfacción la decisión del Gobierno español, y esperamos seguir trabajando estrechamente con la CNMV para la autorización final de la oferta y del folleto". Y añade que "es una noticia positiva para Naturgy, sus accionistas, el futuro del mercado energético español y para los millones de trabajadores que invierten a través de sus fondos de pensiones con IFM”.

Normas
Entra en El País para participar