Justicia

Repsol demandará a quienes permitieron los espionajes de Villarejo

Repsol demandará a quienes permitieron los espionajes de Villarejo

Repsol ha comunicado a través de un hecho relevante remitido a la CNMV que "en defensa de su reputación corporativa, del interés social entendido como el que afecta a la propia Compañía, a sus accionistas, a sus empleados y colaboradores, clientes y proveedores, que adoptará cuantas actuaciones sean necesarias en el ámbito del procedimiento en el que se la investiga, colaborando sin restricción con la Justicia en el esclarecimiento de los hechos. 

El comunicado de la petrolera aclara que "a la vez, en la misma defensa de su interés social, Repsol se reserva el ejercicio de cuantas acciones sean procedentes en Derecho para exigir las responsabilidades que puedan corresponder a quienes, en dejación de sus funciones públicas de supervisión y vigilancia, propiciaron o permitieron la actuación de Cenyt y a quienes, en el ámbito privado, utilizan el procedimiento penal en la persecución de su beneficio particular".

La empresa explica que desde el inicio de la Pieza Separada 21, relacionada con la contratación de Cenyt, que se concretó en el pago de cuatro facturas por un importe total de 185.000 euros, "Repsol ha promovido e impulsado todas las actuaciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos y circunstancias que concurrieron en dicha contratación. Esas actuaciones, llevadas a cabo tanto con recursos internos como con la intervención de expertos independientes, han puesto de manifiesto de forma concluyente la inexistencia de infracciones o incumplimientos de los procedimientos internos de Repsol, sin que existiese, ni siquiera, el menor afán de ocultación"

Explica además que "en su sesión del pasado 21 de abril de 2021, el Consejo de Administración de Repsol, tras las correspondientes reuniones monográficas de la Comisión de Auditoría y Control, de la Comisión de Nombramientos, y de los Consejeros Independientes, confirmó que no se apreciaba evidencia alguna de conductas contrarias al Código de Ética y Conducta de la Compañía ni de conducta ilícita por ningún consejero, directivo o empleado, actual o pasado, de Repsol.

Precisa que "el auto del Juzgado Central número 6 ha sido adoptado sin haber tomado declaración como testigo al Chief Compliance Officer de la Compañía, a pesar de las reiteradas peticiones en tal sentido. En el ejercicio de su derecho de defensa, como resulta de las diligencias probatorias ya practicadas, incluyendo las declaraciones de investigados y testigos relevantes como la Directora de Auditoría Interna, Control y Riesgos, Repsol demostrará que (i) ni hubo incumplimiento ni infracción de norma alguna; (ii) ni era posible conocer que ninguna persona relacionada con Cenyt tuviese la condición de funcionario en activo, puesto que se había permitido y ocultado ex profeso dicha condición por quienes tenían la capacidad para hacerlo".

Normas
Entra en El País para participar