Tendencias de inversión

La burbuja de la comida vegana se recalienta con nuevos actores

Las grandes firmas de alimentación, como Nestlé, entran en el mercado

La burbuja de la comida vegana se recalienta con nuevos actores

La productora de leche de avena Oatly se revaloriza un 62% desde su estreno en Wall Street hace un mes. La cifra queda lejos del 167% que se disparó la firma de carne vegana Beyond Meat en su debut en mayo de 2019. Unos datos que muestran el potencial de un sector en crecimiento por la mayor demanda de los consumidores jóvenes, que buscan alternativas más saludables a los alimentos de origen animal y sostenibles con el medioambiente: UBS estima que el mercado de proteínas de origen vegetal crecerá un 28% anual durante la próxima década, alcanzando los 85.000 millones de dólares en 2030.

Este horizonte ha hecho que los grandes grupos de alimentación, como Nestlé, estén adaptando sus carteras, al igual que cadenas de supermercados, como las estadounidenses Kroger, Wegmans o Albertsons, que juegan la baza de ofrecer productos más económicos en un sector caracterizado por sus elevados precios.

Mientras tanto, las empresas originalmente veganas siguen jugando sus cartas pese a los estragos de la pandemia y el efecto del cierre de la hostelería, que ha pasado factura en Bolsa con una ralentización de sus subidas. En su primer año de cotización, Beyond Meat subió un 200%, mientras que en 2020 sumó un 65%, tocando mínimos que no se veían desde su debut. En lo que va de año, avanza un 18%, con grandes dosis de volatilidad mientras le pisan los talones Impossible Foods o The Very Good Food Company.

La primera no ha debutado aún en Bolsa, pero en abril anunció que está barajando la posibilidad de hacerlo en los próximos 12 meses y que podría lograr una capitalización los 10.000 millones de dólares, frente a los 4.000 millones con que se valoraba hace un año.

El recorrido de The Very Good Food Company desde su debut podría indicarle que quizás no es el momento. Se estrenó en julio de 2020 y se revalorizó un 334% en el año, pero en los seis primeros meses de 2021 retrocede un 34%.

Desde UBS afirman que muchos inversores se han alejado de esta industria al considerar que "la cadena de valor es muy complicada" y los precios que han alcanzado unas firmas caracterizadas por un negocio de venta directa al consumidor son "muy cuestionables". Pese a ello, la firma suiza "ve oportunidades significativas".

Sin embargo, Richard Speetjens, miembro del equipo de tendencias y gestor del Robeco Global Consumer Trends Strategy, cuestiona la rentabilidad de estas empresas a largo plazo. Beyond Meat ha disparado su valor en Bolsa en dos años –ronda los 9.400 millones de dólares–, pero este no se corresponde con su volumen de ventas, a pesar de ostentar el liderazgo de la carne vegana. Por ello, habrá que ver quién es capaz de "construir las mayores marcas y lograr la mejor distribución", todo ello teniendo en cuenta que en los sectores a los que se dedican estas firmas no suele haber una presencia de marca, lo que implica mayores esfuerzos promocionales, explica.

El papel de la distribución será clave en este sentido, asegura, y en él son las grandes firmas quienes llevan la delantera.

Alternativas en Europa

A pesar de que Oatly es una empresa sueca, optó por debutar en Wall Street, donde los inversores "tienen más en cuenta a las empresas en crecimiento", explica Richard Speetjens. No obstante, el gestor de Robeco apunta que hay alternativas para apostar por la inversión vegana en Europa a través de las empresas de ingredientes naturales. Además de ser proveedoras de las firmas mencionadas, también lo son de las grandes compañías de alimentación y se benefician de la demanda de los consumidores de alimentos más sanos, con menos azúcares y grasas, para los cuales son necesarios estos ingredientes, comenta.

Normas
Entra en El País para participar