El talento tecnológico tiene capacidades diversas

El Programa Por Talento Digital de la Fundación ONCE ha formado ya a más de 10.000 alumnos

Dos alumnas de uno de los cursos de Por Talento Digital atienden a las explicaciones de su profesor.
Dos alumnas de uno de los cursos de Por Talento Digital atienden a las explicaciones de su profesor.

El tren de la digitalización hace tiempo que partió hacia la que ya se conoce como cuarta revolución industrial, pero ha sido con la explosión de la pandemia cuando ha empezado a tomar velocidad punta. Ese despegue tecnológico ha pillado a la Fundación ONCE a bordo del tren. Junto con Inserta Empleo, lanzó en 2018 Por Talento Digital –una especialización del programa Por Talento que desde el año 2000 pusieron en marcha para mejorar la formación y el empleo de personas con discapacidad– “con la visión de toda la demanda de empleo que va a haber en el sector tecnológico y aprovecharla para incorporar en este sector a las personas con discapacidad”, señala Mónica Cadenas, la directora del programa.

Más de 10.000 personas con discapacidad han pasado por los cursos organizados por Fundación ONCE dentro de Por Talento Digital en los últimos dos años, que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo. Desde su puesta en marcha se han llevado a cabo cerca de 1.200 acciones formativas de diversa índole y cuyos contenidos van desde las competencias digitales básicas (ofimática, uso de internet) hasta otras más específicas como programación web (Java, Java­Script, Full Stack, bases de datos), marketing digital, ecommerce, desarrollo de aplicaciones móviles, big data, QA y testing de videojuegos, entre otras.

En dos años se han realizado cerca de 1.200 acciones formativas, en todos los niveles

La directora de Por Talento Digital distingue dos vertientes en las profesiones tecnológicas. “Para las personas jóvenes que buscan su primer empleo, pero quizás no han pensado en este sector, y la de aquellas personas que han desempeñado otro trabajo, que ahora están en el paro y quieren reenfocar su vida profesional”. Es el caso de Carlos Izquierdo: “Estudié Ingeniería Técnica Electrónica, y me fui por la parte del hardware, reparar cosas… A estas alturas, esto es poco más que repartir pizzas, se ha ido todo al cuerno”, asegura. Por Talento Digital le ha abierto las puertas a la programación y, tras completar un curso de ocho meses (“aprendimos muchísimo y tuvimos muchísima suerte con el profesor, Alfonso”), ahora, frisando en los 60 años, disfruta de un contrato fijo en Everycode, donde hizo las prácticas, para sacar adelante “un proyecto de auditorías de accesibilidad de páginas web de organismos públicos”.

Programa de becas

La iniciativa cuenta con un programa abierto de becas y apoyo económico, que puede ir desde ayudas al desplazamiento hasta dietas por asistencia, en función de la tipología de los cursos y del perfil y necesidades de los participantes. La beca cubre hasta el 80% del coste de la matrícula.

Además se están llevando a cabo programas de formación específicos, como Radia, puesto en marcha por la Fundación ONCE en colaboración con la Fundación CEOE y la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS). Su objetivo es la inclusión de mujeres con discapacidad en el entorno de la economía digital y el ofrecimiento de oportunidades de empleo en este ámbito.

“A mí Radia me ha cambiado la vida”, asegura Belén Lara, que ha completado el programa y empieza ahora, certificada como ingeniera en machine learning, a hacer las prácticas en una de las empresas colaboradoras, CYG. Estudió Derecho, pero ha encontrado en el machine learning un nuevo horizonte para su carrera profesional. “Como Alicia en el País de las Maravillas, a mí Radia me ha hecho entrar en un mundo alucinante que no sabía ni que existía”, remarca.

Lara lamenta que el sistema educacional sea tan troncal. “Estudias Derecho y luego haces un máster de abogacía, otro de Derecho Internacional… y cada vez es menos troncal la vida”. “Radia ha puesto un palo encima del tronco, haciéndome una T y dándome una visión de 360º. Ahora mismo tengo una perspectiva de lo que podría ser con el machine learning en Derecho que yo no sabía ni que existía”, enfatiza.

Indra apoya este año el programa Radia, para mujeres con título universitario

En la convocatoria de este año, la segunda, el programa cuenta con el apoyo de Indra, una de las principales empresas globales en tecnología y consultoría. Indra ofrecerá asesoramiento pedagógico para orientar el itinerario formativo hacia las tecnologías más disruptivas y demandadas; impartirá masterclass y mentoría de la mano de expertos voluntarios de la compañía, facilitará las prácticas en la empresa y contribuirá a mejorar la empleabilidad de las mujeres becadas, incorporando a aquellas que más se ajusten a los perfiles que necesita.

El programa Radia, edición Indra 21/22, ofrece 50 plazas para llevar a cabo un proceso de formación, sin coste para las alumnas, que comenzará en septiembre y finalizará en junio de 2022. La inscripción está abierta a mujeres con titulación universitaria en todo el territorio español hasta el 21 de junio.

El objetivo último es el empleo, destaca Mónica Cadenas, “nosotros vamos a medir siempre nuestro éxito por la mejora de la empleabilidad y los empleos que se consigan”. Y preparación no les falta.

Inclusión digital de las mujeres

El Programa Radia Women’s Digital Inclusion toma su nombre de Radia Perlman, la creadora de uno de los protocolos de comunicación más utilizados del mundo que hace que las redes funcionen correctamente, sean estables, robustas y seguras.

El aprendizaje se divide en tres fases que combinan formación presencial y virtual, sobre asuntos relacionados con la transformación digital, como inteligencia artificial, fintech, eSport, comercio electrónico, ciberseguridad, biotecnología, blockchain o green tech.

La primera de las tres fases de la formación es la denominada Brain Storm, cuya finalidad es que las alumnas adquieran conocimientos y habilidades tecnológicas para trabajar en empleos de la economía digital a lo largo de sus 13 semanas de duración.

Terminado este periodo, comenzará el titulado Mentor Women, que a lo largo de 12 semanas orienta a las beneficiarias para que puedan decidir cuál será la certificación profesional que realizarán en esta fase, que contará con sesiones de mentoría para ayudarlas a crecer en el aprendizaje digital.

Finalmente, llegará Real Work, una etapa de 13 semanas en la que las alumnas podrán realizar prácticas remuneradas en un entorno real, aplicando los conocimientos adquiridos para que aumenten sus experiencias y aprendizaje.

Normas
Entra en El País para participar