Finanzas

Juan Ros (Intermoney): “Buscamos crecimiento de calidad a precios razonables”

El experto advierte de que la normalidad que espera el mercado podría no llegar a darse

Juan Ros, analista de Intermoney.
Juan Ros, analista de Intermoney.

La directiva Mifid 2 provocó que las pequeñas y medianas compañías cotizadas dejaran de contar con el interés de las firmas de análisis. Una circunstancia que la UE ha aliviado desde principios de año pero que ha provocado menor competencia entre los brókeres y que firmas como Intermoney Valores hayan reforzado su papel en ese nicho. La compañía lanzó hace algunos meses la plataforma CIMD Intermoney Research, un servicio de análisis desde 25 euros al mes. Su equipo de análisis, centrado en España y Portugal y del que forma parte Juan Ros, logró una revalorización del 50% en cinco meses con su última cartera, batiendo a la evolución del Ibex en 20 puntos.

¿Cómo capearon la volatilidad del año pasado?

2020 fue un año movido. El mercado fue muy ágil anticipando el shock que íbamos a tener, por el cierre y las restricciones. Se quedó muy constreñida la liquidez y eso alimentó la contracción de la Bolsa. Desde ese suelo y a medida que hemos tenido datos de recuperación de la economía o se han ido encontrando vacunas, el mercado se ha mostrado muy ágil y lo ha ido anticipando, de ahí la fuerte recuperación de las Bolsas desde la última parte de 2020.

¿Está anticipando demasiado el mercado?

Es difícil saber. Ya se está reabriendo la economía y vamos a ver crecimientos muy grandes. Ahora llegará el momento en el que tendremos que pensar qué es lo que va a ocurrir en 2022. El 2021 va a ser estupendo, pero llegará un momento en 2022 en que tengamos que comparar con datos de crecimiento de 2021 y la comparativa será menos favorable. El mercado no va a esperar hasta el verano de 2022 para descontar esta desaceleración, producto de la normalización. El mercado se preguntará antes si las tasas de crecimiento son sostenibles, y si opina que no lo son se ajustará.

¿El café para todos puede derivar en una corrección?

Me da la sensación que hay sectores que se están jugando más por la temática de la reapertura pero sin discriminar y sin tener todavía un respaldo de los fundamentales. No sabemos si la industria aérea u hotelera van a poder funcionar de la misma manera que lo hacían en 2017 o 2018. Lo mismo se está anticipando una vuelta a una normalidad que no es así exactamente.

Se está apostando por muchas empresas ligadas a la recuperación sin mirar los fundamentales solo porque es lo que está expuesto a la reapertura y hay que estar ahí.

¿Cuál es la visión de Intermoney Valores sobre los sectores más castigados por la pandemia?

Nosotros sí estamos apostando por ellos, pero con los pies en la tierra. No buscamos ideas que no estén respaldadas por fundamentales. Tratamos de encontrar empresas que combinen crecimiento de calidad con una valoración suficientemente atractiva y buscamos catalizadores a corto plazo que puedan ayudar. Tenemos nuestras reservas en valores que están muy pasados o donde ya está descontado todo. Buscamos entre las compañías que todavía están muy lejos de su valor razonable y que están expuestas a la temática de reapertura.

¿De qué valores se compone la actual cartera?

La cartera que hemos propuesto está formada por Acciona, Gestamp, Indra, Jerónimo Martins y Mediaset España. Hemos añadido exposición a la recuperación cíclica y del consumo con ideas como Gestamp y Mediaset. Además de la temática de reapertura, hemos apostado por digitalización y tecnología, el crecimiento estructural que ofrece el sector de energías renovables, y exposición a un potencial repunte de la inflación durante el año.

Son especialistas en análisis de pequeñas y medianas empresas. ¿Han notado una menor competencia?

Se han reducido las coberturas de muchas de las compañías medianas y pequeñas y cada vez tenemos menos competencia en algunos valores. En nuestro caso, estamos muy encima de las compañías y conocemos bien a los equipos gestores. Es cierto que Mifid ha provocado que muchas no tengan cobertura, o que sea muy pobre, y eso al final va en contra de los propios inversores. El hecho de que haya brókeres encima de las empresas aporta visibilidad. Además, ayuda a que los valores tengan un precio más parecido a lo que es su valor justo.

Normas
Entra en El País para participar