¿Es rentable comprar un coche eléctrico? Este es el ahorro por uso y las ayudas del Moves III

La diferencia de precio entre un modelo de gasolina y uno eléctrico es más pequeña que nunca gracias a los incentivos del Gobierno

Moves III coche electrico
Un coche eléctrico cargando. EFE

Los usuarios que están pensando en cambiar de coche tienen un gran dilema: ¿Es el momento de hacerse con un modelo eléctrico o es mejor esperar a que bajen de precio y se produzca un mayor despliegue de la infraestructura de carga?

Pues bien, con la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), la diferencia de precio entre vehículos de gasolina y eléctricos es "más pequeña que nunca", según subraya el portal de venta de vehículos online Carwow. El Moves III recoge ayudas para la compra de un coche eléctrico que pueden alcanzar los 8.000 euros teniendo en cuenta el descuento adicional de las marcas.

La compañía de origen británico subraya que adquirir un coche eléctrico en vez de uno de gasolina puede suponer un ahorro de hasta 7.000 euros después de unos 10 años y 100.000 kilómetros.

Eléctrico gasolina Pulsar sobre el gráfico para ampliar
Precios de algunos modelos de combustión y su versión eléctrica en Carwow.

Según un estudio de BloombergNEF para la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E, por sus siglas en inglés), será más barato producir un coche eléctrico que uno de combustión a partir de 2027. En concreto, los vehículos eléctricos de los segmentos C y D, incluyendo los todocaminos, serán más baratos de fabricar en Europa que los de gasolina a partir de 2026, mientras que los automóviles pequeños del segmento B tendrán que esperar un año más.

Todo esto será posible gracias a un abaratamiento del coste de las baterías [podrían ser un 58% más baratas en 2030], a las nuevas plataformas que están desarrollando y compartiendo distintos fabricantes y a las líneas de producción específicas para este tipo de automóviles.

¿Cuál es el precio medio de un coche eléctrico?

Según datos de la consultora MSI para Unoauto, el precio medio de un vehículo eléctrico nuevo vendido durante este año es de 41.571 euros, 4.000 euros más que hace un año, pero muy por debajo de los 47.267 euros a los que se comercializaron durante 2019. Esta evolución hace que la diferencia frente al diésel sea de 5.700 euros tras reducirse un 58% desde 2019, y de 13.617 euros para los gasolina, un 40% menos que hace dos años.

Además de por el menor coste de la batería, el estrechamiento del precio también se debe a una mayor oferta, ya que a más variedad, los precios bajan y se posicionan en unos niveles cada vez más asequibles para el comprador.

¿Cuáles son las principales barreras para la compra de un eléctrico?

El precio preocupa al 48% de los potenciales compradores españoles, aunque aún deben mejorarse otros aspectos como el tiempo de carga (27%), la autonomía (20%) o la red de infraestructuras, que son las grandes trabas para su despliegue, según el II Observatorio de la Movilidad Sostenible de España, realizado por Grant Thornton y la Fundación Ibercaja.

¿Se deben declarar las ayudas del Moves?

Sí. Las personas que hayan recibido ayudas del Gobierno a la compra de vehículos eléctricos o híbridos enchufables deberán declararlas en el IRPF y podrían pagar por ellas hasta 1.650 euros al considerarse una ganancia patrimonial, según cálculos del portal especializado en vehículo nuevo Unoauto en función de las estimaciones hechas por los Técnicos de Hacienda (Gestha).

La cuantía de las ayudas a tributar [quedan exentos los descuentos aportados por el concesionario en la compra del vehículo] dependerá de los ingresos y la situación personal y familiar de cada contribuyente. Según la misma fuente, los compradores de turismos eléctricos, híbridos enchufables o de pila de combustible de hidrógeno que tengan un sueldo medio de 21.161 euros y hayan recibido ayudas del Plan Moves II por importe de 4.000 euros pagarán 1.200 euros, una cantidad que se incrementa a 1.650 euros si la ayuda ha sido de 5.500 euros por entregar un coche para achatarrar.

Los trabajadores autónomos también pueden acceder a las ayudas, pero deben disponer de una justificación de la compra [se consigue a través de una factura].

¿Cuáles son las ventajas de un coche eléctrico?

- Este tipo de vehículos eliminan las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero, lo que ayuda a mejorar la calidad del aire de las ciudades.

- Recorridos a precios más competitivos, ya que puede ser hasta 10 veces más barato que la gasolina o el diésel. En concreto, permite recorrer 100 Km por algo más de un euro [recargándolo en casa aprovechando las tarifas valle], frente a la media de 10,5 euros de los coches de gasolina y los 8 euros de un diésel.

- Los compradores de vehículos eléctricos cuentan también con ventajas fiscales: están exentos del impuesto de matriculación y tienen descuentos en el de circulación.

- Menor coste de mantenimiento al contar con un 90% menos de piezas mecánicas.

- Tienen acceso libre a las zonas restringidas y estacionamiento gratuito en sitios regulados.

- Reducen la demanda de petróleo y favorecen el consumo de energía limpia.

Objetivos del Gobierno

El Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha fijado una meta de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos para 2023, así como los 100.000 puntos de recarga. Para ello, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), movilizará 2.000 millones de euros para abordar la movilidad 'cero emisiones' y el despliegue masivo de electrolineras.

Normas
Entra en El País para participar