Plan Moves III: hasta 8.000 euros en ayudas a la compra de un coche eléctrico

El plan está dotado con 400 millones [ampliables a 800] y se prolongará hasta al menos 2023

Coche eléctrico cargando.
Coche eléctrico cargando.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el nuevo Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), dotado con 400 millones de euros y que se prolongará hasta 2023, con ayudas para la compra de un coche eléctrico que pueden alcanzar los 8.000 euros teniendo en cuenta el descuento adicional de las marcas.

Particulares y autónomos podrán beneficiarse de las ayudas del Moves III en la adquisición de vehículos eléctricos y puntos de recarga facturados a partir del10 de abril (incluido), mientras que las empresas deberán esperar a la convocatoria de las comunidades autónomas, que disponen de un plazo máximo de tres meses desde la entrada en vigor del Real Decreto. El plan, dotado con fondos Next Generation, se publica mañana en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, se refuerzan las líneas de ayuda a particulares y autónomos con hasta 7.000 euros para la adquisición de un coche eléctrico si se achatarra un modelo gasolina o diésel de más de siete años. En caso de que no se entregue un vehículo antiguo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 euros.

Por su parte, los modelos híbridos enchufables o híbridos de autonomía extendida [al menos 30 kilómetros en modo eléctrico] tendrán acceso a una ayuda de 2.500 euros, que sube a 5.000 euros si se achatarra otro coche.

Los fabricantes están obligados a hacer un descuento adicional de 1.000 euros y se establece un límite de precio en el modelo a adquirir de 45.000 euros, ya sea eléctrico o híbrido enchufable. No obstante, si el vehículo es 100% eléctrico y cuenta con ocho o nueve plazas, la ayuda puede crecer hasta los 53.000 euros.

De su lado, la subvención para hacerse con un vehículo comercial ligero será de hasta 9.000 euros [7.000 sin entregar uno contaminante]. A las motocicletas eléctricas se les concede una ayuda de 1.100 euros sin entregar una antigua y de 1.300 euros si hay achatarramiento, siempre y cuando cuesten menos de 10.000 euros y tengan una autonomía mayor o igual a 70 kilómetros.

Las ayudas se reforzarán con un 10% adicional para autónomos (taxis y VTC), en municipios de menos de 5.000 habitantes y para personas con movilidad reducida. De este modo, sumando la ayuda gubernametal, del concesionario y este 10%, el descuento puede llegar a los 8.700 euros.

El plan, que no es compatible con la anterior edición, también mejora las ayudas para infraestructura de recarga para particulares, comunidades de propietarios y pymes, así como para infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida. Para autónomos, particulares, comunidades de propietarios y entidades locales que no desarrollen actividad empresarial, las ayudas cubrirán el 70% del coste de la instalación o de las actuaciones de preinstalación en comunidades de propietarios, siempre que no se superen los 800.000 euros fijados por expediente.

Los autónomos tendrán el límite por solicitante que les es de aplicación por Reglamento de minimis de 200.000 euros en tres años fiscales. Los particulares podrán beneficiarse de una ayuda de hasta 5.000 euros por expediente, al tiempo que las empresas podrán cubrir el 35% del coste si el punto es de acceso público y tiene una potencia mayor o igual a 50 kilovatios (kW) y el 30% ya sea público o privado con una potencia inferior a 50 kW. Estas cuantías se verían incrementadas un 5% y un 10%, respectivamente, en caso de actuaciones ubicadas en municipios de menos de 5.000 habitantes. Consulta aquí las principales dudas entre la transición de los Moves II y III y la tabla de ayudas.

Para la instalación de infraestructuras de acceso público de potencia superior o igual a 50 kW estas cuantías pueden sumar un 10% adicional en actuaciones desarrolladas por medianas empresas y un 20% si son llevadas a cabo por pequeñas empresas. Asíuna pequeña empresa podría alcanzar el 55% de ayuda para la instalación del punto.

Fuera vehículos industriales y autobuses

El nuevo Moves no cuenta con ayudas a la compra de vehículos industriales y autobuses, que pasarán ahora a depender del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que tendrá que aprobar otro plan.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente de Transición Ecológica, se encargará de gestionar los fondos como en las anteriores ediciones, que contaron con 45 y 100 millones.

El sector de la automoción ha venido reclamando que el reparto territorial del nuevo Moves se base en el volumen del mercado y no en la población de cada comunidad autónoma, con el objetivo de que no haya regiones que agotan sus fondos en días y otras donde se queda prácticamente desierto. Sin embargo, el criterio será el mismo, aunque se ampliará automáticamente en aquellas regiones donde se acabe.

Según las estimaciones de Transición Ecológica, el Moves III puede contribuir con más de 2.900 millones de euros al PIB y generar más de 40.000 empleos a lo largo de toda la cadena de valor.

Por su parte, el Moves Singulares, dirigido al impulso de iniciativas innovadoras para la gestión integrada de la movilidad urbana y a proyectos experimentales relacionados con los coches eléctricos, contará con un presupuesto de hasta 300 millones de euros, según ha dicho Ribera.

Bajo el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que marca la hoja de ruta para el periodo de 2021 a 2030, el Gobierno fija una meta de cinco millones de vehículos eléctricos en 2030. No obstante, para 2023, el objetivo del Ejecutivo es alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos, así como los 100.000 puntos de recarga. Para ello, movilizará 2.000 millones de euros para abordar la movilidad 'cero emisiones' y el despliegue masivo de electrolineras.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado este martes que el Ejecutivo destinará 13.200 millones del Plan de Recuperación (el 26% del total) a la llamada “estrategia de movilidad sostenible, segura y conectada”, que pasa por electrificar las vías públicas y crear puntos de recargas para facilitar la transición al vehículo eléctrico, frente a los 10.000 anunciados a finales de noviembre del año pasado.

Gestión más eficiente de los residuos de los coches

Por otra parte, el Consejo de Ministros también ha dado luz verde a otro real decreto ley para fomentar una gestión más eficiente y segura de los residuos de los vehículos al final de su vida útil, que modifica el Reglamento General de Vehículos y responde al desarrollo de los principios de la Estrategia Española de Economía Circular, "España Circular 2030".

Esta sienta las bases para superar la economía lineal e impulsar un nuevo modelo de producción y consumo en el que el valor de productos, materiales y recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible.

La estrategia, aprobada el pasado mes de junio, marca objetivos que permitirán reducir en un 30% el consumo nacional de materiales y recortar un 15% la generación de residuos respecto a 2010 a lo largo de esta década.

De este modo, la nueva norma establece su aplicación a cualquier vehículo para garantizar así que todo automóvil susceptible de ser matriculado ante la Dirección General de Tráfico (DGT) sea dado de baja en un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) al final de su vida útil.

Reparto de los fondos por autonomías

Andalucía: 71.353.165

Aragaón: 11.206.480

Asturias: 8.588.130

Islas Baleares: 9.875.856

Canarias: 18.342.808

Cantabria: 4.913.764

Castilla y León: 20.188.644

Castilla-La Mancha: 17.240773

Cataluña: 65.587.765

Comunidad Valenciana: 42.632.398

Extremadura: 8.969.182

Galicia: 22.775.753

Comunidad de Madrid: 57.152.998

Murcia: 12.739.521

Navarra: 5.573.749

País Vasco: 18.718.371

La Rioja: 2.696.806

Ceuta: 709.805

Melilla: 734.032

Normas
Entra en El País para participar