Benoît-Etienne Domenget: “Hay 10.000 hoteles que van a generar millones de empleos”

Defiende la resiliencia del turismo y cree que los viajes nacionales son una tendencia en alza

Benoît-Etienne Domenget, director ejecutivo de Sommet Education.
Benoît-Etienne Domenget, director ejecutivo de Sommet Education.

Para Benoît-Etienne Domenget (Francia, 1977), director ejecutivo de Sommet Education, el éxito del grupo de escuelas de gestión hotelera que dirige es su estrecha relación con el día a día de la industria. No en vano trabajó durante más de 14 años para Accor. Acaban de adquirir la sudafricana Invictus Education Group, que se une a marcas como Les Roches, Glion y École Ducasse. Asegura que no le inquieta la crisis derivada de la pandemia, pues la formación es una carrera de fondo y el turismo, una tendencia en auge.

¿Por qué han decidido expandirse en un momento en el que la mayoría de las empresas solo lucha por sobrevivir?

La educación es una carrera de fondo; no estamos trabajando para los próximos dos años, sino para la próxima década. El turismo era uno de los sectores con mayor crecimiento antes de la pandemia, crecía a más velocidad que el PIB global. Además, en los últimos años ha habido varias crisis y, tras ellas, el turismo se ha recuperado rápidamente. Eso nos hace confiar en que ahora ocurrirá lo mismo. De hecho, ya está pasando, porque EE UU y China ya se están recuperando. No es solo que la historia nos dé la razón, sino que lo estamos viendo. Ahora mismo hay 10.000 hoteles en desarrollo en el mundo, que van a generar millones de empleos. El atractivo de la industria de la formación hotelera no es una coincidencia, sino que viene de una megatendencia.

El resto de sus escuelas están basadas en Europa, ¿qué potencial han visto en Su­dá­frica con Invictus?

Es cierto que estamos sobre todo en Europa, pero también tenemos un campus en China y estudiantes de 100 nacionalidades diferentes. Somos muy internacionales. Estamos donde está la gente y creemos firmemente que África es una tierra de crecimiento en la industria de la hostelería. Eso es cierto para Sudáfrica, pero también para África en un sentido más amplio, esa es la razón para la compra de Invictus. El 93% de los estudiantes encuentra trabajo después de graduarse y eso, en un país con una tasa de paro tan elevada [28,7%; según datos del Banco Mundial es el país con la tasa de desempleo más alta del mundo], es porque hacen las cosas extraordinariamente bien.

¿Cómo han adaptado los contenidos a lo que demandará el turista del futuro?

Adaptamos los contenidos de forma regular. Tenemos una relación profunda y constante con la industria. Los profesionales nos dicen qué piensan y qué necesitan, así que vemos las tendencias emergentes en directo. Con ello creamos nuevas bases e, incluso, nuevos programas. Hay unos conocimientos y unas habilidades básicas que se deben aprender, pero, más allá de eso, hay que adaptarse al entorno. Eso está en el ADN de todas las escuelas de Sommet. Un ejemplo de cómo de ágiles podemos ser es lo que hicimos durante el confinamiento: en Les Roches y en Glion el primer semestre es muy práctico, los estudiantes tienen experiencias reales en el campus, desde en las cocinas hasta haciendo las habitaciones; así que cuando tuvimos que marcharnos a casa, les enviamos a los alumnos a casa todo lo que iban a necesitar para, por ejemplo, seguir las clases de cocina.

Hablaba de la importancia de estar vinculado a la industria, usted mismo viene del ámbito hotelero en lugar del educativo.

Creo en una mezcla saludable de ambos aspectos. Eso lo aplico para todas las escuelas. Tenemos los mismos requisitos de excelencia en los temas académicos que en los prácticos. Gran parte del profesorado tiene también experiencia en el sector y funciona. Prueba de ello es que estamos muy bien percibidos. Glion y Les Roches están en la segunda y tercera posición, respectivamente, en cuanto a reputación, según los empleadores. Eso es algo que valoramos mucho y a lo que le dedicamos mucho esfuerzo. En la educación solo creo en una cosa y es en la excelencia. Tienes que saber para quién trabajas y, en nuestro caso, eso es para los estudiantes y para la industria.

¿Cómo prevé la recuperación? ¿Cree que el llamado pasaporte Covid ayudará?

Mi punto de vista personal es que la recuperación será muy pronunciada. No creo que el pasaporte de vacunación sea la única solución, aunque es algo interesante para analizar. El problema es que aplicarlo tiene consecuencias. Por ejemplo, ¿tendremos que impedirles a las personas no vacunadas disfrutar de hoteles, restaurantes y demás formas de entretenimiento? Encima de todo eso, una de las grandes tendencias que era fuerte antes del Covid es el turismo nacional. Mi estimación es que la pandemia va a reforzar todo esto, vamos a estar felices de poder apoyar a los hoteles y restaurantes en nuestra comunidad.

Normas
Entra en El País para participar