Telecos

Telefónica pone en venta su filial de logística Zeleris

La empresa valora el negocio en, al menos,100 millones

Emilio Gayo, presidente de Telefónica.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica.

Telefónica avanza en su plan de desinversiones. La compañía trata de aprovechar el auge del sector logístico y ha puesto en el mercado a su filial en este negocio, Zeleris, según indican fuentes financieras a CincoDías. Ha recibido, de hecho, las primeras ofertas de fondos de capital riesgo por una compañía que la propia Telefónica tasa en torno a los 100 millones.

El plan de Jose María Álvarez Pallete para reducir la deuda de Telefónica, de 35.000 millones a cierre del primer trimestre, y aflorar valor en la gran teleco española avanza a buen ritmo. Tras haber vendido el negocio de torres de Telxius a American Tower por 7.700 millones, recibido el visto bueno de las autoridades de competencia a la fusión de su operadora en Reino Unido con Virgin e incorporado socios a sus filiales de Alemania, Brasil y Chile, Telefónica ha puesto los ojos en dos activos. El cable submarino, que ha puesto en venta de la mano de Société Générale y Greenhill, y su negocio logístico.

La gran teleco española se ha dado cuenta de que guardaba un tesoro. El sector logístico está en punto de ebullición. El Covid-19 y los confinamientos para tratar de contener su expansión no han hecho sino disparar el comercio electrónico. Y, por tanto, los negocios de logística y paquetería. Telefónica cuenta con su propia filial en el ramo, Zeleris, que ahora quiere poner en valor. Está presente en 220 países y cuenta con una plantilla de más de 1.200 trabajadores.

Esta firma está integrada en Telefónica España. La división que pilota Emilio Gayo sondea el mercado para encontrar a un comprador para Zeleris. Ha contratado a un asesor especialista en fusiones y adquisiciones, que lleva distribuyendo el cuaderno de venta durante los últimos meses. Y ya ha recibido las primeras ofertas no vinculantes de fondos de private equity, como HIG.

Estas pujas, sin embargo, no llegan a las tasaciones que ha hecho Telefónica de este negocio. No está dispuesta a desprenderse de Zeleris por menos de 100 millones de euros. Las fuentes consultadas apuntan a que, si bien no es el negocio tradicional de la operadora, confía en su potencial de crecimiento futuro, apoyado precisamente en el auge del comercio electrónico en la era postCovid. Fuentes de Telefónica han declinado hacer comentarios.

Historia de la empresa

Zeleris nació en los años 90 bajo la marca Aeris. En un principio, esta firma se encargaba de gestionar la entrega, reparto y posventa de los terminales móviles que la operadora ponía a disposición de los clientes a un coste bajo o, incluso, gratis. Pero con la eclosión de los smartphones las telecos dejaron de ofertas teléfonos móviles a buen precio y los clientes empezaron a aceptar pagar cantidades más elevadas por estos dispositivos al tiempo que empezaron a adquirirlos fuera de sus compañías. Tiene una superficie logística de más de 20.000 metros cuadrados, con plantas distribuidas por toda España.

Telefónica, por tanto, se vio obligada a dar la vuelta al negocio de esta filial. Y puso su capacidad logística a la disposición de terceros, si bien mantiene la distribución de sus teléfonos móviles que aún realiza. Actualmente cuenta con más de 1.000 clientes, entre los que se encuentran Privalia, Hawkers o K-Tuin.

Prueba de la buena marcha de este negocio es que Telefónica Servicios Integrales de Distribución, el nombre de la sociedad de Zeleris desde 2005, cerró 2019 con un beneficio superior a los 10 millones de euros, el mayor desde 2007. Los ingresos se incrementaron un 17% frente a los registrados en el año anterior, hasta los 424 millones, según las últimas cuentas depositadas ante el Registro Mercantil.

Si bien la mayor parte de estos ingresos –cerca de 300 millones y un 70%– sigue siendo la distribución de móviles, accesorios y tarjetas SIM, entre otros, este crecimiento en ingresos y beneficios está sustentado en sus nuevos negocios. La facturación por los servicios de distribución y logística a terceros se incrementó un 10% en 2019 hasta los 60 millones. La nueva división de gestión de teléfonos móviles estropeados, iniciada en 2018, ha alcanzado los 65 millones en ingresos.

Por el contrario, los ingresos del área mayorista de Telefónica cayeron un 1,22%. La compañía atribuye este lento declinar en los últimos años a “las condiciones del mercado y a la estrategia de comercialización de terminales móviles de Telefónica”.

De cara al futuro, Zeleris pone el foco en el área de “gestión de materiales para valorización o eliminación”. Es decir, el acondicionamiento, venta o retirada de dispositivos tecnológicos ya usados. Y hace especial hincapié en “el desarrollo de nuevas tecnologías, los servicios postventa y la captación de clientes externos”.

Normas
Entra en El País para participar