Distribución

Consum disparó un 13% sus ventas en 2020 pero prevé un 2021 de contracción en el sector

La cooperativa valenciana volvió a marcar un récord de ventas y alcanzó los 3.325 millones

Juan Luis Durich, director general de Consum
Juan Luis Durich, director general de Consum

Consum, la cooperativa valenciana de supermercados, registró un nuevo récord de ventas en el ejercicio 2020, impulsado por el efecto que tuvo la pandemia en el consumo doméstico y que le permitió superar por primera vez la barrera de los 3.000 millones de euros. La compañía, rival directa de Mercadona en la Comunidad Valenciana, pero que también está presente en Cataluña, Andalucía y Castilla La Mancha, gana cada vez más peso en la distribución alimentaria y se confirma como la cadena regional con mayor peso en el sector.

Esta ya venía con inercia positiva en los últimos ejercicios, pero la pandemia le ha permitido dar un salto cualitativo. Consum cerró 2020 con unas ventas de 3.325 millones, un 13% más. De los principales operadores que han anunciado sus resultados de 2020, esta es la que mayor incremento ha tenido: Mercadona creció un 5%, Carrefour lo hizo un 3%, Dia un 0,2% o Eroski un 2,1%. 

Una mejora de las ventas que condujo a un beneficio de 65,5 millones, un 20% más que el reportado en el año anterior. Consum cerró 2020 con 791 puntos de venta, de los que son 461 propios y 330 franquicias, y que suponen un incremento de 36 unidades respecto a 2019. Según datos de la empresa, su cuota de mercado en sus áreas de actividad alcanza el 13,6%, mientras que a nivel nacional maneja un porcentaje del 4,7%, lo que le pone muy cerca de Eroski.

Por su parte, la venta online creció un 58% y alcanzó los 44,6 millones, lo que representa el 1,3% de las ventas totales, aunque según el director general de Consum, Juan Luis Durich, el canal todavía no es rentable. "Aún nos cuesta dinero, pero hemos reducido la diferencia a la mitad. Es una parte pequeña del negocio pero tendremos que ir mejorándola", ha explicado. Durich prevé que en 2021 este canal seguirá creciendo, pero no a los niveles del año pasado. "No pensamos que crezca por encima del 15-20% en alimentación. Y no creo que en bastantes años llegue a alcanzar el 10% de la venta total".

En clave de previsiones, Durich ha estimado que las ventas de Consum no crecerán este año. La cooperativa estima una caída de entre el 2% y el 3%, "dependiendo del verano" y teniendo en cuenta las nuevas aperturas, un total de 37. En beneficios sí prevén un ligero incremento hasta 67 millones, por la "mejor gestión" de los costes derivados del Covid y que tuvieron un mayor impacto en 2020.

Guerra de precios

Consum mantiene su plan de priorizar su crecimiento futuro en Cataluña y Andalucía, además de seguir creciendo en la Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Murcia. Ello en un entorno de guerra de precios, como ha reconocido Durich, "fundamentalmente por los discounters alemanes [Lidl y Aldi] y con cierto seguimiento de otras organizaciones".

En este punto, el director general de Consum ha señalado que la cooperativa "no entra en guerra de precios porque no las iniciamos", pero sí que se "adaptan". "Lo que no permitimos es vender más caro que los competidores. Nuestro planteamiento no es iniciar guerras de precios, sino mejorar la calidad, el medio ambiente... y eso no es compatible con una guerra de precios, que a corto plazo soluciona algunas cosas pero a largo plazo no".

"A ese precio y en esas condiciones, Caprabo no era una oportunidad"

Consum siempre estuvo entre los candidatos para hacerse con Caprabo, la cadena de supermercados catalana propiedad de Eroski. Finalmente, esta llegó a un acuerdo con el magnate checo Daniel Kretinsky para venderle la mitad del negocio, en una operación de la que no se comunicaron cifras.

Preguntado por si Consum ha perdido una oportunidad de crecimiento, su director general Juan Luis Durich ha negado la mayor. "Al precio que se ha vendido, no. Y en las condiciones en las que se ha hecho, tampoco. Nosotros no tenemos una opción de participar al 50% en ninguna organización, no somos inversores. Si compramos algo es para gestionarlo. No ha sido una oportunidad perdida, lo que no quiere decir que si surge algo en Cataluña o Andalucía lo analicemos. Pero hoy no hay nada encima de la mesa".

Normas
Entra en El País para participar