La CE da más capacidad a la ESMA para multar a los "chiringuitos financieros"

El objetivo es poner coto a los intermediarios que operan en países comunitarios sin contar con sucursales a través del llamado pasaporte europeo

Sede de la Comisión Europea.
Sede de la Comisión Europea. EFE

La Comisión Europea (CE) ha dado un paso más para poner coto a los intermediarios financieros que operan en países comunitarios, entre ellos España, sin contar con sucursales -a través del llamado pasaporte europeo- y que comercializan productos complejos y de riesgo entre los inversores minoristas.

Esta semana han entrado en vigor, tras su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (UE), dos reglamentos que completan la normativa que permite a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, en inglés) sancionar a estos "chiringuitos financieros".

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha denunciado en numerosas ocasiones la comercialización de instrumentos complejos y de elevado riesgo entre clientes minoristas por parte de entidades radicadas en otros países europeos, principalmente en Reino Unido y Chipre.

Estas entidades actúan en régimen de libre prestación de servicios, sin contar con sucursal en España, gracias al llamado pasaporte europeo, y son supervisadas en primera instancia por las autoridades del país de origen, que no siempre realizan una vigilancia efectiva.

"Los reglamentos europeos que permiten la sanción de los chiringuitos financieros extranjeros, principalmente de Chipre, nos parecen muy oportunos. Con el paraguas del pasaporte europeo, cerca de 3.500 brokers, sobre todo británicos y chipriotas, están cometiendo todo tipo de irregularidades", señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas&Cusí.

Según Navas, la CE "ha decidido tomar cartas en el asunto y aprobar un reglamento que permite sancionar a estos chiringuitos ante la ausencia de disciplina reguladora por parte del supervisor chipriota". "Nos parece una muy buena decisión porque la CE debe ser subsidiaria y actuar cuando los estados miembros no pueden o no quieren actuar", subraya.

A su juicio, estos reglamentos, aprobados en enero pero que entran en vigor ahora, proporcionan "un paraguas de protección mucho más eficaz" y "evitan la paradoja de que alguien pueda actuar en suelo europeo con pasaporte europeo pero sin cumplir las exigencias europeas".

Según el Informe Anual de 2019 de la CNMV, en sus registros figuraban inscritas unas 3.500 entidades de la UE habilitadas para actuar en España en régimen de libre prestación de servicios, es decir, sin sucursales o agentes vinculados en el país, la mayoría radicadas en Reino Unido
y Chipre.

En el informe, el supervisor español ya advertía de que algunas de esas entidades comercializaban entre inversores minoristas contratos por diferencias (CFD) y otros instrumentos complejos. En mayo de 2018 la ESMA había restringido la comercialización de CFD a clientes minoristas, una medida que la CNMV aplicó también en el verano de 2019.

La CNMV ha reforzado la monitorización de las entidades que operan en España en régimen de libre prestación y ha trasladado las incidencias y los riesgos detectados al supervisor de origen. Por ejemplo, en abril, la empresa de servicios de inversión iTrade Global, que tiene su sede en Chipre, suspendió la actividad de su agente.

Normas
Entra en El País para participar