Juan Duyos: “La moda, además de sostenible, tiene que ser honesta”

El modisto acaba de presentar una colección cápsula de la mano de Es Fascinante

Juan Duyos: “La moda, además de sostenible, tiene que ser honesta”

Sin tener siquiera perfil de Instagram, el diseñador Juan Duyos (Madrid, 1970) es uno de los imprescindibles de la pasarela madrileña. Tras un año que, reconoce, ha sido tremendamente complicado, opta por un formato más reducido y presenta, en el marco de Madrid es Moda, una colección cápsula prêt-à-porter para la web Es Fascinante, con precios que oscilan entre los 200 y los 350 euros. En septiembre, eso sí, volverá a las prendas a medida y a los desfiles por todo lo alto, insiste.

Es su primera colección cápsula.

Sí, la primera de la mano de Es Fascinante. No me quería perder este momento primavera-verano, así que opté por algo más chiquitito, pero también más honesto. En este momento, me parecía hasta mal hacer algo espectacular, juntar a todo el mundo en un pabellón... Yo no me iba a sentir cómodo y no creo que la gente lo estuviese tampoco. En septiembre volveremos con una megacolección y desfile, que es mi soporte, el que me gusta y el que creo que sé hacer bien, pero en este momento pensé en lo que nos apetecía hacer a todos: una reunión de 10 amigas que se juntan y se lo pasan fenomenal. Son prendas más fáciles, pero con toda la esencia de mi marca, aunque estemos acostumbrados a la alta costura, esto ha sido un ejercicio.

¿Por qué ahora?

La gente no paraba de decirme que me tenía que reinventar y estaba ya harto porque no sabía ni cómo. Surgió esta colaboración y como no iba a hacer desfile, me parecía una buena aventura que podía controlar bien yo. Además, los valores de Es Fascinante casan muy bien con los de la marca, apostando por colecciones más pequeñas, por la sostenibilidad... Las clientas pueden esperar siete días a que yo haga las prendas y se las mande. Todo eso va super ad hoc con mi forma de trabajo y me parecía que era muy honesto.

Más allá de reinventarse, la sostenibilidad es otra de las tendencias que ha tomado fuerza tras la pandemia.

Ahora se habla todo el tiempo de los valores de cada marca y de que todo el mundo es sostenible, cuando yo llevo siendo sostenible toda la vida sin saberlo. Primero me tuvieron que explicar qué era eso de la sostenibilidad, pero pensándolo, resulta que va en mi ADN: contratar a gente cercana, tejidos locales, la piel de Ubrique, bordados de Lagartera... Pero la moda, además de sostenible, tiene que ser honesta, cada uno debería hacer lo que se le da mejor y, sobre todo, contar la verdad. Yo sé hacer bien eso: una ropa cuidada, el made in Spain, la sostenibilidad auténtica... Eso es lo que estoy ofreciendo yo con una vuelta de tuerca.

¿Se valorarán más marcas como Duyos?

La verdad es que espero que todo esto haya servido para reeducar. No hace falta tener 17 camisetas azul marino. El sistema va a tener que controlar esto porque es imparable y las grandes moles del consumo no van a dejar de hacer lo suyo, pero todos tenemos que pararnos un poco a pensar que lo mismo con dos prendas tenemos bastante. Al final es construir ese armario un poco más pensado. Todos nos hemos parado a reflexionar sobre esto y creo que se va a seguir este camino. Ya hay un montón de gente joven que compra ropa de segunda mano y que siente las cosas de otra forma. Además, son más listos que nuestra generación, se paran a reflexionar, y más allá de algunos en Instagram que sí consumen a lo loco, hay gente muy responsable y muy concienciada.

¿Cómo va a evolucionar la moda a partir de ahora?

Va a cambiar porque después de un momento de contención tan fuerte... Históricamente siempre ha pasado: después de una guerra o un momento de austeridad, todo se dispara. Es inevitable que la gente tenga ganas de verse, de abrazarse, de disfrutar... La cosa va a ir por ahí. El cómo no lo sé porque no soy adivino, pero sé perfectamente que mi energía es la que tiene la inmensa mayoría de la gente. Salir, consumir... Evidentemente también va a haber muchas personas que estén tocadas económica y emocionalmente, pero la energía va a seguir ahí. Vamos hacia un momento más lúdico.

¿Qué tiene que ofrecer la moda española internacionalmente?

Noto que nos quieren mucho en Sudamérica porque les atrae la historia de que somos europeos. En Estados Unidos también dicen siempre que tenemos una energía especial, lo valoran. Pero dar el salto a la internacionalización es la asignatura pendiente de la moda española. Hay marcas que están ahí, como Adolfo Domínguez, Custo... Pero yo tampoco me quiero comparar con las firmas internacionales, es por lo que decía de la honestidad, a esto es a lo que yo sé jugar bien.

Normas
Entra en El País para participar