BCE

España, el país de la zona euro en que los ciudadanos poseen menos deuda soberana

La tenencia de bonos del país es de tan solo el 0,2% del total, aunque sube al 9,4% si se incluye la posesión indirecta a través de seguros y pensiones

España, el país de la zona euro en que los ciudadanos poseen menos deuda soberana pulsa en la foto

La crisis desatada con la pandemia ha impulsado con fuerza la deuda soberana de la zona euro en manos de los bancos centrales nacionales y del BCE y también la de las entidades financieras, rebosantes de liquidez para adquirir bonos públicos y contribuir así a las importantes necesidades de financiación de los estados. Pero la participación de los particulares en esa financiación es muy reducida, mínima en el caso de España, donde la tenencia directa de bonos soberanos del país por parte de sus ciudadanos y empresas arroja el menor porcentaje de toda la zona euro, apenas el 0,2% sobre el total de la deuda soberana, según un informe publicado ayer por el BCE con datos de 2020.

Ese porcentaje está muy lejos de la media de la zona euro, del 4,4%, y también es mucho más inferior a la tenencia de deuda pública de su propio país entre los particulares que se da en Alemania o Francia, con el 2,3% y el 3%, respectivamente.  Destaca en cambio el elevado porcentaje de Italia, donde el 9% de la deuda soberana está en manos de particulares y empresas no financieras, lo que supone un valioso respaldo para la economía más endeudada de la zona euro, solo por detrás de Grecia. También destaca el porcentaje de deuda pública del país en manos de minoristas de Portugal, por el 13,8% del total.

El BCE explica que la tenencia de bonos soberanos por parte de particulares e inversores domésticos es un elemento positivo para sostenibilidad de la deuda, ya que “da una base de inversores más estable”. Una cuestión nada baladí para la economía española, que con la crisis ha disparado su nivel de deuda al 120% del PIB. “Puede hacer además los impagos de deuda soberana menos probables puesto que eleva el incentivo para su pago, ya que el coste de un potencial impacto recae sobre los residentes”, añade el BCE.

El BCE añade que la exposición de los particulares a la deuda soberana de su país también debe considerar la tenencia indirecta de deuda pública a través de seguros y planes de pensiones, que emplean los bonos soberanos a más largo plazo para equilibrar sus riesgos.

Si se incorpora esta tenencia indirecta, el porcentaje que los particulares españoles poseen sobre el total de deuda soberana se dispara al 9,4%, ya más cerca del 15,8% de media de la zona euro. Al incluir el papel que juegan seguros y planes de pensiones, ese porcentaje también se eleva al 12,2% en Francia y al 18,9% en Italia. Pero sigue siendo muy inferior al 31,5% de EE UU o el 26,6% de Reino Unido, países en los que la inversión en activos financieros entre los particulares de cara a la jubilación está mucho más extendida.

La tenencia de deuda soberana entre los particulares es inferior en los países donde hay mucho arraigo de ahorro en depósitos y donde los bancos tienen un mayor papel como intermediarios financieros, según explica el BCE. En todo caso, los depósitos también juegan un importante papel en la financiación de los gobiernos puesto que son una vía a través de la que los bancos obtienen liquidez con la que poder invertir a su vez en bonos soberanos.

Deuda de no residentes

El Banco Central Europeo también alude a la reducción de la deuda soberana de la zona euro en manos de inversores no residentes a raíz de la puesta en marcha de las compras de deuda en 2015 y en especial del plan antipandemia de 2020. La rebaja de rentabilidades que ha causado esta política monetaria ha movido a los inversores extranjeros a buscar más rentabilidad en otros activos. La tenencia de deuda soberana europea entre no residentes es de media en la zona euro del 43,9% del total. Y en Alemania, con el bund como activo refugio por excelencia, sube ligeramente al 45,4%.

En España, el volumen de deuda soberana en manos de no residentes es del 43,9% sobre el total, según los datos del BCE a cierre de 2020. Y en Italia, del 29,8%, el porcentaje más reducido entre las grandes economías de la zona euro.

 

 

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar