Primero de mayo

Los sindicatos animan a votar para parar a la extrema derecha en Madrid

Junto a los lideres sindicales han acudido a la manifestación la viceprsidenta Díaz y los candidatos Gabilondo (PSOE), García (Más Madrid) e Iglesias (Unidas Podemos)

El secretario general de CCOO, Unai Sordo (izquirda), conversa con su homólogo de UGT, Pepe Álvarez, durante una rueda de prensa con motivo del Día Internacional del Trabajo celebrada este sábado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
El secretario general de CCOO, Unai Sordo (izquirda), conversa con su homólogo de UGT, Pepe Álvarez, durante una rueda de prensa con motivo del Día Internacional del Trabajo celebrada este sábado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, han pedido que no vaya "ni un voto trabajador a la extrema derecha" en las elecciones a la Comunidad de Madrid que se llevará a cabo el próximo martes 4 de mayo.

En sus discursos en la Puerta del Sol tras la manifestación del Primero de Mayo, los líderes de los dos sindicatos han hecho estas declaraciones mientras los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid del PSOE, Ángel Gabilondo; Podemos, Pablo Iglesias, y Más Madrid, Mónica García, escuchaban en las primeras filas.

También han seguido el discurso en primera línea, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz y la de Igualdad, Irene Montero. También han participado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Todos han participado en la manifestación de Madrid, a tres días de la celebración de las elecciones.

Para Sordo, no se puede votar "a quien habla a una periodista o al resto de candidatos como quien hablaba al servicio, a 'las chachas', a quien nos odia, a quien no quiere a la clase trabajadora".

Por ello, ha pedido a los madrileños que "tengan memoria histórica" porque "no se puede hablar de libertad como quien echa o deja de echar cardamomo a los gintonic".

Por ello, ha dejado claro, frente al edificio en cuyos sótanos se torturaba a opositores y sindicalistas, que "la libertad es una palabra demasiado hermosa para frivolizarla y mancillarla", porque se logró "con sangre sudor y lágrimas".

Por su parte, el secretario general de UGT ha pedido movilización "que ningún trabajador se quede en casa" para que se llenen las urnas de los barrios populares de Madrid y le digan a la derecha "que no nos vendan duros a cuatro pesetas".

Ambos sindicatos han señalado que hoy se han recuperado las calles para la clase trabajadora y han dejado claro que "toca cumplir con los trabajadores y saldar las cuentas con la gente que sacó el país adelante".

Por ello, han incidido en que toca subir el salario mínimo interprofesional (SMI), derogar la reforma de pensiones para garantizar la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones. Sordo, además, cree que el Gobierno debe ser "valiente con las reformas".

"No es de recibo que en España la gente joven tenga que dedicar casi 3 de cada 4 semanas que trabaja para pagar un piso, una hipoteca o un alquiler. No puede ser, hay que regular los precios de las viviendas en España y no vale solo con sacar muchas más viviendas", ha añadido.

Normas
Entra en El País para participar