Mercados

Citi escoge a los valores cíclicos y a la Bolsa británica para sacar partido de la recuperación

Ven al bono EE UU en el 2% este año

Exterior de la bolsa de Londres.
Exterior de la bolsa de Londres. REUTERS

El avance en el proceso de vacunación y los estímulos fiscales son los motores que deberían propulsar la recuperación. En un contexto de crecimiento y de repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda, la renta variable europea tiene muchas probabilidades de prolongar la tendencia alcista al menos en lo que al corto plazo se refiere. Esa es una de las conclusiones que se extraen del último informe de estrategia de Citi. Aún con todo, desde el banco estadounidense prefieren esperar a una eventual corrección antes de tomar posiciones en el Stoxx 600, índice que en las últimas semanas ha revalidado sus máximos históricos.

Los expertos de la entidad muestran una clara preferencia por los valores cíclicos, los protagonistas de la remontada vivida por las Bolsas en este inicio de año. “En general los cíclicos tienden a superar a los defensivos cuando los rendimientos suben”, explican desde Citi que prevén que la rentabilidad de la deuda EE UU a 10 repunte el 2% e incluso lo supere. Los expertos de la entidad subrayan que en contexto de alza de los rendimientos la rotación de carteras hacia las cotizadas value debería seguir su curso. Asimismo, una apreciación del dólar debería favorecer a los mercados europeos centrales frente a los periféricos. Según las perspectivas que manejan desde la firma, el departamento de análisis aconseja sobreponderar el sector financiero y en consumo discrecional, una recomendación de la que ya gozan el sector de los recursos básicos y las tecnologías de la información.

Una de las señas de identidad del mercado europeo es el premio a la fidelidad al accionista por medio de la entrega de dividendos. Desde Citi creen que incluso con los recortes que se han sufrido en los últimos meses, la rentabilidad por dividendo del sector energético sigue siendo buena. Para el sector financiero, que cuenta con las limitaciones del BCE, la rentabilidad por dividendo esperada para el presente ejercicio alcanzaría el 4%, lo que refleja la posibilidad de reanudar el pago del cupón. Dentro del grupo de los valores defensivos, los que disponen de las rentabilidades más atractivas con las empresas de servicios públicos y las telecomunicaciones, algo que no sucede con las firmas vinculadas a la tecnología de la información que en base a este criterio resultan más caras.

A las puertas del inicio de la temporada de resultados en Europa (en EE UU ha dado comienzo hoy), los expertos de la entidad prevén que en un contexto de recuperación los resultados empresariales repunte. Con la vista puesta en el presente ejercicio los analistas prevén un alza del 34% en el beneficio por acción del MSCI Europe tras la contracción del 20% sufrida en 2020. “Preferimos los sectores con fuertes revisiones de beneficios a corto plazo y un beneficio por acción resistente. Esto explica nuestra preferencia por los materiales frente a la energía. Aunque ambos tienen actualmente fuertes revisiones de beneficios, el beneficio por acción de las cotizadas que operan en el sector de los materiales fue mucho más resistente el año pasado. Las tecnologías de la información también resultan atractivas”, afirman.

En lo que a mercados se refiere, dentro del universo de la renta variable europea su preferido es el británico. “Europa sin el Reino Unido ya no está barata. Los mercados de Europa continental no tienden a obtener mejores resultados cuando el dólar está fuerte y los rendimientos de los bonos suben”, explican. Dentro Europa continental, Alemania y Francia son sus opciones preferidas.

Normas
Entra en El País para participar