Precampaña madrileña

Iglesias defiende regular el alquiler para bajar precios y reivindica para Madrid el modelo de Valencia y Barcelona

El candidato de Unidas Podemos a las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias.
El candidato de Unidas Podemos a las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias. Europa Press

El candidato de Unidas Podemos a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha defendido la necesidad de regular el alquiler para bajar los precios en la región, pues es un factor que favorece a la economía por aumentar el consumo en sectores como el pequeño comercio y la hostelería; al tiempo que ha reivindicado las políticas emprendidas por su espacio político en Barcelona o la Comunidad Valenciana.

Así lo ha indicado durante un acto sobre políticas que vivienda en el que han participado también la nueva ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el vicepresidente segundo del Gobierno de la Generalitat Valenciana, Rubén García Dalmau; el portavoz de la formación morada y secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos, Rafa Mayoral; y las integrantes de la candidatura de Unidas Podemos a los comicios del 4 de mayo: Alejandra Jacinto y Carolina Alonso.

Concretamente y junto a esa regulación que exigen plasmar en la nueva Ley de Vivienda, se ha citado la obligación de dedicar el 30% de los pisos de nuevas promociones a alquiler asequible, el despliegue de unidades  antidesahucios o sanciones a bancos y grandes propietarios que cuenten con gran volumen de vivienda vacía.

En su intervención, Iglesias ha subrayado que los alquileres en Madrid han subido un 57% entre 2015 y 2020 y que en 2019 las familias dedicaban el 55% de su salario a pagar la renta, que en el caso de los jóvenes se eleva incluso a más de todo su sueldo.

Por otro lado, ha citado que siete de los 20 municipios con los alquileres más caros se ubican en Madrid y, frente a lo que se podría pensar, no son localidades como Pozuelo sino que figuran Móstoles, Alcorcón o Getafe, tres de las principales localidades del sur de la región.

Por tanto, ha enfatizado en la necesidad de cumplir el acuerdo de gobierno para regular el alquiler dentro de la nueva Ley de Vivienda, unas negociaciones que sigue "muy encima" la ministra Belarra.

Y es que para el también exvicepresidente del Gobierno a la derecha le "incomoda enormemente" el artículo 47 de la Constitución que pauta el acceso a la vivienda como un derecho, que los grandes propietarios de inmuebles "incumplen".

Pero otra razón para aplicar medidas reguladoras sobre la vivienda es que estos mecanismos funcionan y ha puesto el caso concreto de Barcelona, para aseverar que se ha bajado el precio del alquiler y se ha logrado que aflore más vivienda. También ha apelado a un motivo económico, pues
el tener rentas más bajas favorece el consumo y repercute en el pequeño comercio y la hostelería.

Por ello, ha cargado contra esa "minoría" que quiere mantener una estructura de "privilegios absurda", que es ineficiente en términos económicos, en Madrid.

Mientras, Belarra ha destacado que la vivienda es la "batalla fundamental" entre los de abajo y los de arriba", algo que se vislumbra en Madrid, y ha cargado contra la "medida estrella" de aplicar incentivos fiscales que defiende tanto la patronal inmobiliaria como el PP, que lo apoyaría en la nueva Ley de Vivienda.

Precisamente un sistema de incentivos ha sido propuesto por el PSOE en las negociaciones sobre dicha normativa, algo que rechaza el ala morada de la coalición de Gobierno al ser un incumplimiento del pacto suscrito entre ambas formaciones, que recoge regular el sistema de alquiler para poner techo a los precios en zonas de mercado tensionadas.

De hecho, la ministra de Derechos Sociales ha criticado que, con los incentivos fiscales, "ganan los de siempre" y es una medida "ineficaz" pensada para las "élites" y los "especuladores", que consideran la vivienda como "un bien de mercado y no un derecho constitucional".

Por tanto, Belarra ha insistido en que ese modelo "va contra el espíritu" del acuerdo de gobierno cuando lo que se requiere es "de una vez por todas" acabar con la vivienda como "el gran negocio de unos pocos". En consecuencia, ha animado a votar a Iglesias para defender este derecho desde la Puerta del Sol, sede del Ejecutivo madrileño.


Normas
Entra en El País para participar