NH retira el ERE en la central de reservas y salva 94 empleos

Presentará un ERTE hasta el 31 de mayo y negociará un nuevo convenio de empresa

Entrada del NH Collection Paseo del Prado.
Entrada del NH Collection Paseo del Prado.

Giro inesperado en el ERE que la hotelera NH negociaba para despedir a 400 empleados. Empresa y sindicatos han alcanzado un acuerdo para retirar el ERE que amenazaba a la central de reservas, en la que había previstos 94 despidos sobre un total de 142 trabajadores. El pacto establece la retirada del ERE, la ampliación durante dos meses del ERTE que caducaba el miércoles 31 de marzo y la apertura de la negociación para firmar un convenio colectivo de empresa.

Fuentes sindicales mostraron su satisfacción por el acuerdo y por "haber podido reconducir" la voluntad de la primera hotelera en España que optó por aplicar un despido colectivo durante la crisis del coronavirus. Esas mismas fuentes aclaran que la retirada del ERTE no se va a repetir, por ahora, en el resto de negocios afectados, aunque las negociaciones han avanzado para reducir el número de despidos y elevar las indemnizaciones. Así ha sucedido en el área de servicios centrales, en la que había previstos inicialmente 158 despidos sobre una plantilla de 335 empleados y en la que las reuniones entre la compañía y los sindicatos han permitido rebajar la cifra de salidas a 100 trabajadores (un 35% menos) y un principio de acuerdo para incrementar el dinero a pagar por cada año trabajado.

Por ahora no hay novedades en la unidad de negocio del sur de Europa, en la que la primera estimación auguraba hasta 100 despidos. Los sindicatos aseguran que seguirán peleando para que todos los ERE planteados en NH se conviertan en ERTES, ya que consideran que se están aplicando medidas estructurales en una crisis coyuntural y temporal. Además creen que es muy importante la resolución del conflicto en NH, puesto que es la primera que optó por un despido colectivo y puede marcar la pauta al resto de compañías del sector. El otro argumento de peso que defienden los representantes de los trabajadores es que los gastos de personal se redujeron a la mitad, desde los 448 a los 268 millones de euros, gracias a los ERTE (52,72 millones), los despidos temporales y las rebajas de sueldos y jornadas acometidas durante los diez meses de pandemia en 2020. Un ahorro de 180 millones que han limitado las pérdidas de la compañía, que se elevaron a 371 millones al cierre del pasado ejercicio.

Normas
Entra en El País para participar