Antoine Le Conte: “La foto en papel llena el corazón y no el ego”

Ha sorteado varias crisis, factura 50 millones de euros y tiene 150 empleados

fotografía

La idea del negocio surgió en 2010, cuando Antoine Le Conte (París, 1985), graduado en Economía por la Universidad Complutense de Madrid, y su socio, Aurélien de Meaux, quisieron crear una solución simple para imprimir las fotografías que se guardaban en el teléfono. Al principio, nada es lo esperado: tienen retrasos en el desarrollo tecnológico y les cuesta encontrar su hueco en un mercado saturado de ofertas promocionales. No se derrumban. Quieren que Cheerz tenga alma y crean unas cajitas para guardar las fotos, amplían capital, cambian de oficinas, se internacionalizan y se unen al grupo de impresión online Cewe; ahora tienen una plantilla de 150 personas y facturan 50 millones de euros.

¿Por qué deciden que en un mundo digital la impresión en papel puede tener futuro?

La tecnología digital ha sido un impulsor de la democratización de la fotografía. Nuestra vida diaria está llena de fotos. Ya no es solo un medio de recordar, como lo era en su origen, sino que se convierte en una herramienta para escenificarse, para contar una historia. Sin embargo, las fotos de recuerdo siguen ahí. Resisten y siempre resistirán porque el mensaje subyacente es eterno. Las fotos en papel son especiales, tienen otro valor y, por tanto, una mayor importancia. Se eligen, se ordenan y se guardan para que se conviertan en símbolos.

Cada vez tenemos más fotos dispersas por distintos dispositivos, ¿qué valor tienen las fotos impresas en papel?

Se convierten en fuertes símbolos de identidad. Con las fotos impresas, finalmente salimos del lado falso de las redes sociales y expresamos lo que realmente importa. Una foto impresa es la expresión más pura de autenticidad, de un momento real, vivido y sentido. La foto en papel está destinada a llenar el corazón y no el ego. Esto es lo que la distingue de la fotografía digital.

La filosofía de Cheerz es bastante romántica, ¿es compatible con un modelo de negocio rentable?

Es cierto que nuestra filosofía está un poco fuera de lugar en el mercado. Pensamos que el negocio del mañana antepone su misión a su rentabilidad. Queremos mostrar a nuestros clientes que estos son nuestros valores y que detrás de Cheerz hay, sobre todo, mujeres y hombres que tienen valores sólidos y que quieren construir una gran empresa, humana, cariñosa, responsable. Esta es nuestra prioridad. La rentabilidad para nosotros es una consecuencia. Por lo tanto, nos complace que nuestros clientes se reconozcan en nuestros valores y sigan comprándonos.

¿A qué tipo de cliente van dirigidos?

Nuestros clientes son de todas las edades y provienen de todo tipo de lugares. Son personas que toman fotos con sus smartphones, y hoy en día casi todo el mundo tiene uno. Sin embargo, podemos ver que nuestros productos funcionan muy bien con el grupo de edad de 25 a 35 años. Esta es una edad en la que eres un poco más maduro y en la que comienzas a comprender la importancia de la autenticidad, de las emociones reales.

Un elemento diferenciador son las cajitas Cheerzbox, ¿es importante marcar la diferencia?

Sí, nuestros productos son diferentes, pero nos han copiado mucho. Continuaremos innovando y estando un paso por delante. Sin embargo, lo que nunca se ha copiado es nuestro discurso de marca, nuestra filosofía. Esta es nuestra mayor diferencia. A nuestros clientes les encantan nuestros productos, pero les encanta la forma en que los vendemos y, sobre todo, nuestros valores.

Han pasado por diferentes fases en el planteamiento de la empresa, ¿es vital ir rectificando y tener flexibilidad para adaptarse al mercado?

Es fundamental. Hemos vivido fases de crecimiento, fases más complicadas, y siempre hemos sabido reinventarnos. A veces, el mercado te muestra que no le gusta tu oferta. Es entonces cuando debemos ser capaces de cuestionarnos a nosotros mismos rápidamente.

¿Cómo les está afectando la pandemia?

Nos ha afectado en todos los sentidos. Hemos apoyado a asociaciones de toda Europa para ayudar a los sanitarios en primera línea donando 200.000 euros durante el año 2020. También nos afectó como equipo e impusimos el teletrabajo desde el principio. Hemos invertido mucho en nuestra fábrica para garantizar unas condiciones sanitarias perfectas. Y, finalmente, como actor de comercio electrónico, no hemos sufrido demasiado en comparación con otros segmentos comerciales. La principal dificultad es que nuestros clientes ya no se van de vacaciones o no están viviendo momentos importantes e inolvidables en esta coyuntura. Por tanto, la reserva de grandes recuerdos es menor de lo habitual. Pero volverá, estamos seguros.

Quieren liderar el mercado de la impresión fotográfica móvil de aquí a 2024, ¿cómo pretenden conseguirlo?

Ya nos vemos como líderes en la impresión fotográfica desde dispositivos móviles. Estamos construyendo el líder de impresión fotográfica del mañana. Nuestro plan es simple: queremos construir la mejor experiencia de usuario posible, hacer que nuestros clientes estén satisfechos. Este es nuestro único plan: traer un poco de ese algo extraordinario a la vida diaria de nuestros clientes.

Normas
Entra en El País para participar