Sed de fondos europeos para hacer obras nuevas y renovar las antiguas

El Miteco recibirá 1.722 millones; el sector presenta planes por 19.000

Sed de fondos europeos para hacer obras nuevas y renovar las antiguas pulsa en la foto

Como agua de mayo. Así esperan las empresas y asociaciones del sector el dinero procedente de la Unión Europea para acometer infraestructuras hidráulicas. Lo quieren para impulsar un vigor inversor perdido hace más de una década. Lo necesitan también para poner en marcha nuevas obras y conservar y renovar otras demasiado antiguas.

Prueba de ello son los proyectos ya redactados y que ponen cifras y nombres a esta inversión. Es el caso de la Asociación Española de Empresas Gestoras de Servicios de Agua Urbana (AGA), con actuaciones por un valor de 13.776 millones de euros. O de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan), con 360 planes y una partida de 5.207 millones.

La colaboración público-privada, clave para las inversiones

“Los fondos europeos van a resultar vitales para impulsar el ciclo integral del agua y para afrontar los desafíos a los que se enfrenta el sector”, afirma Fernando García, director de financial advisory de Deloitte. Entre ellos figuran “la renovación de unas redes cada vez más obsoletas o los más exigentes requerimientos regulatorios en depuración, potabilización y calidad del agua”.

Se trabaja ahora en “ajustar estos proyectos a los criterios de la UE” para captar ese dinero, cuenta Manuel Marchena, presidente institucional de AGA. Son digitalización, economía circular o eficiencia energética.

Aqualia y Suez trabajan en los ejes sanitarios: digitalización y economía circular

El problema es que no hay dinero para tantos planes. De hecho, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) recibirá solo 1.722 millones de recursos europeos para fondos hídricos. A estos hay que restar 300 destinados al Plan DSEAR (depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización) y otros 100 que usarán las comunidades autónomas en saneamiento y depuración en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Esta cantidad supone “una fuerte decepción” para Fernando Morcillo, presidente de la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento (AEAS). “Identificamos que el agua no está en la agenda política ni en las preocupaciones del Gobierno”, algo que, en su opinión, afectará a otros sectores como el turismo o al confort de los ciudadanos.

Los expertos demandan planificación y actuar sobre todo en la depuración

Desde la Asociación Española de Empresas Tecnológicas del Agua (Asagua), su portavoz, Antolín Aldonza, cree que estos fondos “son muy importantes para hacer una inversión sostenible y sostenida durante seis años”. No obstante, advierte de que “esta no puede acabar ahí” y pide que la Dirección General del Agua recupere los 1.000 millones anuales con los que contaba para invertir en 2008. Los presupuestos de 2021 de esta dirección ascienden solo a 374 millones.

Otros, como Alberto del Villar, director del Máster en Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos de la Universidad de Alcalá de Henares, plantea que este dinero “es una oportunidad para hacer un estudio serio de las necesidades en términos de coste-eficacia”, y señala al saneamiento y la depuración como objetivo primordial.

La unión hace la fuerza

Empleados de Suez, en el centro digital de gestión sostenible del agua y el medioambiente, en Cartagena.
Empleados de Suez, en el centro digital de gestión sostenible del agua y el medioambiente, en Cartagena.

Una fórmula para rentabilizar más y mejor el dinero procedente de la UE es la colaboración entre la Administración y las empresas privadas. “Es esencial”, asegura Aldonza, ya que “multiplica la inversión por cuatro”. Por ejemplo, en el plan de Seopan para invertir 3.810 millones en depuración de aguas y saneamiento, el impacto en los fondos se reduciría a 470 millones solamente si la totalidad de las actuaciones de la primera y el 20% de la segunda se hicieran mediante concesión, según cálculos de la patronal.

Aqualia está trabajando en diversos proyectos de colaboración público-privado en torno a digitalización, eficiencia energética y economía circular. El primero está liderado por Emasesa, empresa pública de aguas de Sevilla. El segundo está a cargo de Telefónica y el tercero, con la Asociación Española de Desalación y Reutilización (Aedyr), detallan fuentes de Aqualia.

En Suez, su director en Madrid, Federico Ramos, hace mención a 75 proyectos en los que trabajan de forma agregada con financiación pública y privada centrados sobre todo en tres ejes: “Sanitario (calidad del agua y su depuración); transición ecológica (depuración, reutilización y optimización), y digitalización (gestión digital de las ciudades y telelectura)”.

En Acciona están cerrando actualmente diversos proyectos de colaboración con la parte pública en sostenibilidad, resiliencia y eficiencia energética, informan desde la empresa.

Una selección de 50 proyectos para 2021-2023

Ejecutables. AGA ha hecho una selección de 50 proyectos por un valor de 7.307 millones de euros que cumplen los criterios para optar a los fondos europeos y que añaden, además, dos elementos esenciales: están muy avanzados en su concepción y están listos para licitar y ejecutar en el periodo 2021-2023.

Características. Algunos de estos planes están ya recogidos en la planificación hidrológica y tienen que ver con el abastecimiento y saneamiento de municipios y su adaptación a las sequías e inundaciones provocadas en los últimos años como consecuencia del cambio climático. Otros están relacionados con la renovación de infraestructuras como presas y estaciones depuradoras y de tratamiento de agua potable.

Empresas. Sociedades públicas, como Emasesa y el Canal de Isabel II, y privadas, como Aqualia, Suez, Acciona o Aguas de Valencia, están involucradas en algunos de estos proyectos. El aprovechamiento integral del ciclo del agua urbana, la mejora del servicio a pequeñas poblaciones, el impulso de la I+D+i y de la digitalización son algunos de sus objetivos.

Ejemplos. Mejoras del sistema de distribución del Gran Bilbao, protección contra inundaciones en el ámbito del río Segura o sustitución de tuberías obsoletas en Madrid son algunas de las actuaciones contempladas.

Normas
Entra en El País para participar