La pyme jurídica frente a la pandemia. Así trabaja un despacho en tiempos de COVID

Entrevista con Abogados Dapena. Estas son las claves que les han ayudado a continuar trabajando en esta crisis, a pesar de las circunstancias.

crisis pymes

La incertidumbre es una característica común en todos los negocios. Sin embargo, la crisis no ha afectado a todos por igual, en función de sus recursos o de la posibilidad de introducir nuevas soluciones o herramientas en el día a día.

Hablamos con Javier Dapena, Director de Abogados Dapena, para que nos hable de su caso particular. Cómo han logrado mantenerse a pesar de la crisis, qué instrumentos han desarrollado y cómo ven el año en su sector.

1. ¿Cómo os ha afectado la pandemia?

La verdad que el flujo de consultas no ha menguado sustancialmente durante la pandemia. Hemos seguido recibiendo llamadas de clientes y no hemos notado una caída significativa. En este sentido destacaría el soporte que nos ha dado internet y la estrategia digital del Grupo QDQ para poder seguir ofreciendo nuestros servicios durante el confinamiento y actualmente. La estrategia de marketing digital nos ha ayudado bastante a mantenernos.

Durante el periodo de confinamiento, nuestro objetivo era mantenernos, y uno de los factores que nos ha ayudado a conseguirlo, e incluso a seguir creciendo, ha sido gracias a nuestra presencia en internet”

2. ¿Creéis que los pequeños negocios lo tienen más difícil en crisis como esta? ¿Por qué?

Yo creo que sí. Tienen menos medios y recursos que las empresas de mayor tamaño y el acceso a la financiación es más difícil. Por ello, ante esta situación, entiendo que ser creativos a la hora de buscar nuevas fuentes de negocio y captura de clientes, Internet, es básico. En la sociedad actual se está generalizando la búsqueda por Internet de cualquier tipo de servicio que se necesita. Abogacía, restaurantes, etc. Por eso una buena presencia en internet y una página Web buena es indispensable ya que es un escaparate de nuestros servicios.

3. ¿Qué instrumentos habéis desarrollado para poder sobrevivir?

Ha sido fundamental el proceso de digitalización de nuestro despacho, tener presencia online, ha sido la palanca fundamental para sobrevivir. Desde el principio contamos con la ayuda y asesoramiento de qdq media, agencia de Marketing digital del Grupo QDQ, las herramientas que me facilitaron han sido fundamentales para la supervivencia del negocio.

Destacaría mi página web corporativa por la facilidad que ofrece a mis clientes a la hora de contratar mis servicios o simplemente informarse, y el hecho de aparecer en los primeros resultados de búsqueda en Google gracias a la estrategia de posicionamiento que han realizado, gracias al cual, cuando la gente busca en internet un despacho de abogados y nos encuentra a nosotros.

Con estas herramientas no solo doy servicio a mis clientes habituales, sino que es una fuente de acceso a clientes nuevos que antes no tenía.

4. ¿Pensáis mantenerlos de cara al futuro?

Por supuesto, esto ha supuesto un incremento de nuestro flujo de clientes. Sería un error no seguir con esta estrategia. No pensé que tener presencia en internet podría tener un resultado tan positivo pero estoy altamente sorprendido, satisfecho y agradecido al Grupo QDQ por los resultados obtenidos.

5. ¿Os ha costado acceder a recursos o poner en marcha acciones para poder continuar con la actividad?

Afortunadamente no. Cuando empezó la pandemia tuvimos mucho miedo, como todo el mundo. Intentamos buscar vías de financiación “por si acaso”, pero tardaron mucho en llegar. En este momento fue cuando nos llevamos una mayor sorpresa por nuestra presencia en Internet ya que la gente, a pesar del confinamiento, seguía llamando. Por lo que nuestra situación no se resintió mucho y pudimos salir adelante correctamente.

6. ¿Cómo veis el 2021 en vuestro sector/negocio?

La verdad es que no lo sé. Con mucha incertidumbre, como en todos los sectores. Hay mucho miedo, la gente tiene muchos problemas que repercuten en su economía por lo que, consultar a un abogado, puede no ser prioritario y se pospone.

Lo que nosotros hacemos es ser muy flexibles a la hora de aplicar nuestros honorarios. En los procedimientos que por su tipología se puede ir a resultado actuamos de esa manera, por lo que el cliente no paga nada al principio y solo lo hace al final y si ha salido satisfactoriamente. Y si no sale bien pues no cobramos nadie. Y en los asuntos que no se puede actuar de esa manera somos tremendamente flexibles a la hora de los cobros. Todos queremos cobrar en “una sola vez”, pero, en esta situación, hay que cambiar la forma de trabajar y dar muchas facilidades a la gente. Y si un mes, o varios, no pueden pagarte hay que tener comprensión con ellos ya que la situación la conocemos, y padecemos, todos. O todos ayudamos a la gente o no hay futuro.

Normas
Entra en El País para participar