Pensiones

El Gobierno saca adelante de forma ajustada el complemento de maternidad en el Congreso

El voto positivo de JxCat salva la convalidación de este decreto en la Cámara Baja donde se tramitará finalmente como proyecto de ley para que pueda modificarse

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El Pleno del Congreso de los Diputados convalidó este jueves por 168 votos a favor, 164 en contra y 16 abstenciones el real decreto-ley que aprueba un nuevo complemento de maternidad en la pensión y cambios en el Ingreso Mínimo Vital (IMV) para facilitar el acceso a personas especialmente vulnerables, según informa Servimedia.

Si bien la mayoría de las fuerzas parlamentarias han logrado que el decreto se tramite como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia para introducir modificaciones. Durante buena parte del debate sobre este decreto el Gobierno no contó con los apoyos suficientes para sacarlo adelante pero, finalmente, el voto positivo de los nacionalistas catalanes de JxCat permitieron su aprobación.

El nuevo complemento por maternidad sustituye al anterior y se fija en 378 euros al año repartidos en 14 pagas por cada hijo a partir del primero hasta un máximo de cuatro. Podrá percibirlo el progenitor que acredite un mayor perjuicio en su carrera profesional tras el nacimiento
del primer hijo, independientemente de si este es hombre o mujer. Este rediseño del complemento llega tras la sentencia europea que lo consideró el complemento anterior contrario a la normativa comunitaria sobre igualdad.

El complemento se reconoce en todas las modalidades de pensión (jubilación, jubilación anticipada voluntaria, incapacidad permanente y viudedad), salvo la jubilación parcial, y es incompatible con el complemento por maternidad por aportación geográfica al que sustituye. Quienes vienen
percibiendo este último, lo seguirán cobrando.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, indicó durante su intervención en el Pleno que "de las 186.000 mujeres con hijos que serán pensionistas este año, el 75%, tres de cada cuatro, tendrán un complemento mayor que el que correspondía con la norma
anterior". Si bien el 25% restante, que se corresponde con aquellas que han tenido más de dos hijos y han cotizado por rentas medias y altas y, por tanto, también han aportado más, recibirán un complemento menor al que hubieran recibido con el diseño anterior. 

Agregó que "más del 70% del incremento del presupuesto anual estará destinado a personas con pensiones de menos de 12.600 euros al año", mientras que con el complemento anterior "solo el 50% del pago anual se destinaba a pensiones de rentas más bajas".

El ministro también quiso destacar que con un incremento del presupuesto adicional de "tan solo 40 millones" respecto al gasto anterior, se amplía en un 30% el número de nuevas beneficiarias y "concentramos mejor el efecto en las rentas más bajas". 

El Ministerio estima su coste en más de 700 millones de euros al año, a financiar con una transferencia del Estado, y calcula que unas 30.000 mujeres al año podrán acceder solo con ampliar su cobertura a la concepción del primer hijo frente al anterior complemento.

Oposición y otros puntos del decreto

Desde la oposición, el PP tomó la palabra en el turno en contra para criticar el complemento diciendo al ministro que "no puede ampararse permanentemente en el Pacto de Toledo para hacer lo que a usted le dé la gana", en palabras del diputado Tomás Cabezón. Le avisó de que "usted
no negocia ya con ningún grupo parlamentario" y "si sigue con su actitud" se dará un "susto". Cabezón mostró rechazo al nuevo complemento porque "supone un importante recorte en la pensión de muchas madres" y lamentó que no se haya llevado previamente para su debate a comisión.

Este decreto también incluye una flexibilización en los requisitos para acceder al Ingreso Mínimo Vital (IMV) como es la modificación del criterio de unidad de convivencia para facilitar el acceso de personas particularmente vulnerables. Escrivá destacó que se han denegado unas 60.000 solicitudes a hogares que cumplían todos los requisitos salvo el de acreditar la unidad de convivencia y con los cambios que se han articulado se busca "incluir a muchos de ellos y más" personas.

Asimismo, el decreto recoge la consideración del SARS-CoV-2 como enfermedad profesional para los trabajadores sanitarios y sociosanitarios que en el ejercicio de su profesión se hayan infectado desde la declaración de la pandemia internacional por la Organización Mundial de la Salud
(OMS) "hasta el levantamiento por las autoridades sanitarias de todas las medidas de prevención adoptadas para hacer frente a la crisis sanitaria".

Normas
Entra en El País para participar