Volkswagen: "Hay que corregir el disparate de la subida del impuesto de matriculación"

El presidente de la compañía en España, Francisco Pérez Botello, dice que no se ha hecho por mera "ideología política"

Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución, este miércoles, en Madrid.
Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución, este miércoles, en Madrid.

El presidente de Volkswagen Group Distribución España, Francisco Pérez Botello, se ha mostrado tajante ante la subida del impuesto de matriculación: "Hay que corregir este disparate y detener la sangría del mercado".

"La no actualización del impuesto es decir me da igual lo que pase con el automóvil", ha criticado Pérez Botello durante el VII Foro Económico de la compañía, celebrado este miércoles en Madrid. El directivo ha dicho que no se ha hecho por mera "ideología política" y que es algo que puede solucionar directamente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con un decreto.

Ha insistido en que hay que taponar la "hemorragia" que está sufriendo el sector de la automoción. De hecho, ha asegurado que la no modificación del gravamen causó, "como poco", un 15% de la caída total que sufrieron las ventas en enero [del 51,5%].

En este sentido, y en línea con lo que defiende la patronal de fabricantes, Anfac, ha pedido una nueva fiscalidad para el automóvil que grave a los coches más contaminantes y no a la compra de nuevos. En concreto, reclama que los coches paguen una cuota anual en función de sus emisiones de CO2, así como la eliminación temporal del IVA a los eléctricos y uno reducido para los híbridos enchufables.

"Este nuevo impuesto lo pagarían anualmente los más de 20 millones de vehículos que circulan por España y estaría vinculado a las emisiones del automóvil. No supondría una cantidad anual muy grande y casi imperceptible para una familia media", ha aseverado.

Pérez Botello ha considerado que, pese a que el Gobierno tiene una "magnífica" interlocución con el automóvil, hay acciones que "no son amigables" con el sector y que no se entienden en los países de origen de los fabricantes. De este modo, ha recalcado la importancia de mantener un mercado interior fuerte para que las matrices adjudiquen nuevos modelos a las plantas nacionales.

En cuanto a la fábrica que el grupo alemán tiene en Navarra, Pérez Botello ha indicado que es "una de las mejores" que tiene la empresa en todo el mundo y que este año producirá unos 255.000 coches. También ha destacado que la llegada del T-Cross ha mejorado su posición, ya que es un modelo con más valor añadido que el Polo.

Rentabilidad del 1,5%

La rentabilidad sobre facturación de los concesionarios de la compañía se situó alrededor del 1,5% el año pasado, frente al 1,9% que registró en 2019, una cifra "claraente" por encima de la media del sector, según su presidente.

"Este resultado era impensable en mayo, cuando los concesionarios pudieron volver a abrir tras dos meses de cierre. Estoy especialmente satisfecho del esfuerzo de nuestros socios, que han contado y seguirán contando con nuestro apoyo en todo momento", ha subrayado Pérez Botello.

El grupo Volkswagen vendió 127.000 vehículos en España en 2020, en comparación con los 195.000 que matriculó el ejercicio precedente, lo que le permitió aumentar un punto su cuota en el mercado de turismos, hasta situarla muy cerca del 15%.

La mutinacional alemana ha reivindicado que lideró en el mercado español de eléctricos con más de 2.800 unidades comercializadas, un 150% más en la comparativa interanual y una penetración de casi el 16%.

Normas
Entra en El País para participar