Entrevista al director de rating soberano e instituciones financieras de Axesor

Antonio Madera: “No creo que la morosidad suba más de dos o tres puntos este año”

Está convencido de la resistencia de la banca española para afrontar la crisis

Considera que “uno de los grandes retos de las entidades es la sostenibilidad”, pero mantiene que las instituciones del país “lo están haciendo muy bien”

Antonio Madera, responsable de rating soberanos e instituciones financieras de Axesor Rating
Antonio Madera, responsable de rating soberanos e instituciones financieras de Axesor Rating

Antonio Madera, experto en rating soberano y en el sector financiero, destaca la fortaleza de la banca española para resistir la crisis económica derivada de la pandemia. Explica que pese a ser la última de la zona euro en ratio de capital, su resistencia es mayor a otros bancos europeos con ratios superiores. Para este año Axesor Rating tiene revisto analizar el sector de las fintech y de seguros. Es doctor en Economía por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Antes de Axesor, ha trabajado en el Banco Cooperativo Español y Caja Madrid

El conjunto de los seis principales bancos españoles presentó pérdidas en 2020 de 5.536 millones. Santander ha comunicado los primeros números rojos de su historia; todos han ganado menos que un año antes, pero suben en Bolsa. ¿Cuál es la razón?

Los resultados han sido superiores a las expectativas, y ello se ha reflejado en sus cotizaciones tras la presentación de sus cuentas, que se han visto totalmente influenciadas por la crisis sanitaria y económica. Este año también estará influido por el Covid y su impacto en la economía real, y repercutirá nuevamente en la banca, que aún no ha experimentado un aumento de la morosidad gracias a las medidas paliatorias como ERTE, créditos con avales ICO o moratorias, entre otras. Pero ya se comienza a detectar una incipiente morosidad. Cuando finalicen estos planes el impacto de la crisis en las entidades será mayor, aunque la banca ya se ha cubierto contra la subida de los impagados con una enorme suma de provisiones. Más de 40.000 millones de euros en la gran banca. Estos saneamientos son los que han lastrado los resultados en 2020. Se han multiplicado por 2,5 las provisiones en un año.

¿Espera un aumento significativo de la morosidad?

"Estimamos que puede haber más fusiones entre la banca mediana porque es complicado crecer en márgenes"

Es difícil calcularlo aún. Todo depende también de la efectividad y la rapidez con que se lleven a cabo las vacunaciones. Pero no esperamos que llegue a doble dígito. Creemos que subirá entre dos y tres puntos porcentuales a los sumo, pero será a finales de este ejercicio cuando veremos los repuntes de morosidad.

¿Prevé un nuevo empeoramiento de los resultados entonces para este año en España?

No. Esperamos ligera recuperación de los resultados, pero aún no a niveles pre-Covid, porque las comisiones de servicio se recuperarán, aunque los márgenes de intereses continuarán presionando por los bajos tipos. Además, las provisiones seguirán subiendo, aunque a menor ritmo que en 2020. Claro, aunque todo depende de la evolución de la pandemia. Por todo ello, tampoco esperamos que la rentabilidad se sitúe a niveles pre-Covid. La buena noticia es que la solvencia es elevada, aunque la banca española siga a la cola de Europa en ratios de capital, pero eso es porque la medición de los activos ponderados por riesgo (APR) en España es más estricta. Pero creo que lo peor para la banca ha pasado. Por cierto, este año son muy importantes los test de estrés que está realizando ya la EBA y el BCE.

Los resultados de 2020 han superado las expectativas, lo que se ha reflejado en Bolsa. Para este ejercicio prevemos beneficios superiores

¿Cree que habrá más fusiones?

Sí, creo que pueden producirse más fusiones en la banca mediana y pequeña porque es complicado crecer en márgenes de interés en la actualidad y es importante el aprovechamiento de las sinergias.

¿Dentro de estas posibles fusiones incluye a Banco Sabadell, que aparece en todas las quinielas como candidato a una integración?

Hasta que no comunique su plan estratégico no podemos opinar.

¿Cree que los fondos europeos ayudarán a mejorar la economía e incrementarán el negocio de la banca?

Sí, sin duda. Serán muy importantes para el crecimiento de la cartera crediticia de los bancos.

¿Queda recorrido para mejorar la eficiencia de las entidades financieras?

Queda recorrido. Las fusiones son una de las vías, como las reestructuraciones, aunque no haya una operación corporativa. El problema es que estas medidas pueden llevar consigo la exclusión financiera. No se puede perder de vista el hecho de que las zonas rurales se queden sin oficinas. No solo por los servicios que presta un banco para retirar efectivo o para realizar reintegros, sino para pedir un crédito o para contratar productos, o para asesoramiento. El sistema financiero no es solo hacer reintegros.

¿Está justificado el temor de la banca a las big tech y a las ­fintech?

Son una competencia directa para las entidades financieras. Su negocio son las comisiones, y la banca se siente penalizada porque su regulación es más estricta que la de las fintech. Pero desde Axesor no tenemos aún una visión de lo que pueden estar restando de negocio de la banca. Pero tenemos en previsión hacer rating de fintech y de aseguradoras este año.

Aparte de la incertidumbre que plantea aún la pandemia, ¿qué retos tienen las entidades financieras en la actualidad?

Al margen de la digitalización, que es muy importante, pero en el que las entidades ya se han volcado, está también el reto de la banca sostenible. Es un objetivo muy importante por el papel como canalizador del crédito. El negocio de la banca tiene que ser sostenible, pero también tiene que tener información de las empresas con las que trabaja para comprobar el grado de sostenibilidad de estas. Pero lo cierto es que los bancos lo están haciendo muy bien y se han convertido en grandes colocadores de emisiones verdes.

¿Y el dividendo ha dejado de ser un problema para la banca tras levantar el BCE ligeramente el veto para remunerar al accionista?

La medida del BCE de vetar el dividendo fue muy acertada, lo mismo que lo de levantar ahora la mano para que los bancos puedan repartir hasta el 15% de su beneficio de 2019-2020 a sus accionistas. Parecía que después de septiembre podrían ampliar este dividendo de 2020, pero tras la tercera ola de la pandemia parece que ha optado por no dejar repartir más con cargo al ejercicio pasado porque la situación económica está empeorando. Para el ejercicio 2021 aún no se sabe.

Normas
Entra en El País para participar