Financiación

Santander, BBVA y CaixaBank negocian entrar en el crédito de la opa sobre Naturgy

BNP Paribas firmará a IFM un cheque de 2.000 millones que colocará en parte

Francisco Reynés, presidente de Naturgy.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

BNP Paribas se ha apuntado el gran tanto las operaciones corporativas en España de inicios de 2021. El banco, que ha asesorado la operación, firmará el aval por 5.060 millones que el fondo australiano IFM ofrece para comprar el 22,69% de Naturgy. Y después le concederá un crédito puente por unos 2.000 millones a un plazo de 18 meses. Pero ni mucho menos se agotará ese año y medio, según fuentes financieras. Santander, BBVA y CaixaBank ya negocian entrar en el crédito sindicado posterior, mediante el que el banco de origen galo se sacudirá una parte del riesgo.

La operación todavía está en el limbo, pero la avidez por participar en ella es absoluta, según fuentes conocedoras de las negociaciones. Los bancos españoles no solo es que quieran prestar. Lo necesitan para obtener la bonificación del 1% que les concede el BCE por la liquidez que han llevado a su balance ante las subastas para regar de dinero la economía. IFM es un prestatario seguro y las grandes entidades quieren que BNP Paribas les dé un trozo del pastel.

La compra se financia con más fondos propios (60%) que ajenos (el 40% restante). Y la solvencia del inversor está fuera de toda duda. Cuenta con activos bajo gestión por 148.000 millones de dólares australianos (unos 94.000 millones de euros) y está presente en España desde 2018. Controla el 49% de Aqualia y el 100% de Aleatica (antes denominada OHL Concesiones). Ha invertido en estas empresas más de 3.000 millones de euros.

Fuentes financieras señalan que las entidades españolas buscan un destino rentable para los alrededor de 180.000 millones que solicitaron en la megasubasta que el Banco Central Europeo celebró en junio, conocida como TLTRO 3. Además de lo que cobren por el préstamo en sí mismo, el organismo que preside Christine Lagarde les entregará un 1% del dinero solicitado. El tipo de interés de todas las subastas teledirigidas se situará entre junio del año pasado y el de este ejercicio 50 puntos básicos por debajo del tipo de intervención, ahora en el 0%. Y se restarán otros 50 puntos básicos si mantienen el crédito.

Viejos conocidos

Santander, BBVA y CaixaBank están ávidos por participar, y no solo ellos, también un gran número de entidades extranjeras. Sin embargo, acaban de iniciarse las negociaciones. Todavía queda mucho recorrido y no hay ningún contrato cerrado. BNP Paribas, que pilota Cecilia Boned como country head de BNP Paribas y que tiene a Luis Sancho como head of corporate & investment banking de la entidad, repartirá juego.

Santander y CaixaBank ya lideraron en su día la financiación de la compra del 20% de Naturgy en octubre de 2016 por el fondo especializado en infraestructuras Global Infrastructure Partners (GIP), que adquirió un 20% de Naturgy. En el crédito, por unos 1.300 millones, participaron también otras entidades. Y se refinanció en 2019 en condiciones muy favorables, con una ampliación de la cuantía hasta los 1.600 millones, y con un diferencial de entre 225 y 250 puntos básicos.

GIP pagó entonces 3.800 millones euros por ese porcentaje, equivalente a 19 euros por acción. El fondo tiene ahora el 20,72%. CVC y Corporación Alba controlan el 20,64%, y otro 24,8% está en manos de Criteria. En total el capital que cotiza libremente en Bolsa alcanza el 29,7% y su número de accionistas es de 75.000.

La opa se anunció el martes de la semana pasada y todavía han de irse cumpliendo numerosos hitos. El Gobierno debe dar luz verde a la operación, puesto que es una firma extranjera la que quiere adquirir más del 10% de una empresa estratégica, y aún no se ha solicitado ante la ventanilla correspondiente del Ministerio de Industria.

IFM ofrece 23 euros por acción de Naturgy y, aunque el objetivo es lograr cerca del 23%, la efectividad estará condicionada a que acepten dueños por el 17% del capital.

Solicitud inminente a la CNMV

IFM cuenta con un mes desde que anunció sus intenciones para lanzar una opa sobre el 22,6% de Naturgy para presentar toda la documentación ante la CNMV. Este plazo expirará el próximo 26 de febrero. Sin embargo, las fuentes consultadas apuntan a que el fondo registrará la documentación pertinente ante el regulador de manera inminente. En principio, entre finales de esta semana e inicios de la siguiente. Después, el organismo que preside Rodrigo Buenaventura decidirá si admite la operación a trámite siete días después. A partir de ahí, la CNMV cuenta con un periodo de 20 días hábiles para aprobar la oferta. Sin embargo, podrá reiniciar ese plazo tantas veces como necesite. Paralelamente, IFM se debe dirigir al Ministerio de Industria para solicitar la autorización del Consejo de Ministros. El plazo máximo es de seis meses.

Normas
Entra en El País para participar