Los rebrotes asoman a la eurozona al abismo de una nueva recesión

El ínidice PMI para la región cayó en enero hasta los 47,5 puntos

Covid Europa
Cierre de la hostelería en Valencia, en la imagen bares del centro de la ciudad cierran sus puertas.

La esperanza de recuperación económica en la eurozona con el nuevo año parece haberse truncado de nuevo por los repuntes de la pandemia. Los confinamientos de finales de 2020, que se prolongan en lo que va de año y amenazan incluso con endurecerse pues el ritmo de aumento de contagios no para de subir, ya han dejado las primeras señales de lo que los expertos llaman una doble recesión. De hecho, el panel del Banco Central Europeo (BCE), formado por analistas profesionales, ha rebajado ligeramente sus estimaciones de crecimiento para el conjunto de la eurozona para este año, aunque ha revisado al alza los pronósticos para 2022, según ha informado este viernes la autoridad monetaria.

La estimación de los expertos consultados por el banco central es que el producto interior bruto (PIB) de la eurozona crezca en 2021 un 4,4%, lo que supone un recorte de nueve décimas con respecto a su previsión anterior. Un dato que estaría todavía por encima de la estimación realizada en diciembre por el BCE, cuando calculó un alza del PIB del 3,9% para este año, si bien es cierto que el organismo liderado por Christine Lagarde realizó una fuerte rebaja de sus previsiones para 2021 respecto a septiembre, cuando anticipaban un crecimiento del 5%. De cara a 2022, los expertos elevan el crecimiento hasta el 3,7%, es decir, 1,1 puntos más, y asignan por primera vez un crecimiento del 1,9% para 2023.

El BCE no ha actualizado aún sus previsiones y no parece que vaya a hacerlo a la baja, según avanzó el jueves Lagarde. No obstante, la presidenta del BCE subrayó que el PIB de la eurozona se volvió a contraer en el último trimestre de 2020 -calculan que un 2,2%- y que la debilidad podría extenderse a los tres primeros meses de 2021.

Estas previsiones se corroboran con la lectura preliminar del Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI), elaborado por IHS Markit, de enero que muestra que el deterioro de la actividad del sector privado de la zona euro se acentuó en el arranque de 2021 como consecuencia de la inercia negativa por el impacto de la segunda ola de la pandemia y la reintroducción de restricciones para contenerla. Así, el índice cayó hasta los 47,5 puntos (teniendo en cuento que 50 puntos es el umbral entre contracción y expansión). El dato se sitúa por debajo de los 49,1 de diciembre y supone la peor lectura del PMI compuesto en los dos últimos meses, aunque por encima de los niveles mínimos registrados en la primera ola, durante la primavera de 2020. El dato está en línea los pronósticos de los analistas de Reuters, que anticipaban que se situaría en los 47,6 puntos.

El cierre de la hostelería en gran parte de los países de la eurozona ha hecho que el mayor impacto se lo haya llevado el sector servicios, que ya acumula también los efectos negativos de la primera y la segunda ola afectado por un sector turístico que no ha podido remontar. Así, el PMI de servicios cayó al segundo ritmo más rápido desde mayo, hasta los 45 puntos, desde los 46,4 del mes anterior. El índice del sector manufaturero también frenó su expansión y se situó en los 54,7 puntos, frente a los 55,2 de diciembre.

“Cada vez parece más inevitable que la economía de la zona euro sufra una recesión de doble caída”, afirmó el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson. Aunque apuntó que la nueva crisis no sería “tan grave” como la de la pasada primavera, teniendo en cuenta la “resistencia del sector manufacturero y el incremento de la demanda de la exportación de bienes”, así como el hecho de que las medidas para frenar la pandemia no están siendo tan estrictas como las de hace un año.

En Funcas comparten también la visión de esa doble recesión y una caída del PIB en el primer trimestre del año. “Hasta que se haya extendido la vacunación lo suficiente como para eliminar las restricciones, la economía europea, igual que la española, no podrá consolidar una recuperación sostenida, y se moverá con altibajos constantes”.

Normas
Entra en El País para participar