Los Amodio, Villar Mir y los acreedores pactan una amplia reestructuración de OHL

La acción se desploma un 15% ante la futura ampliación de capital; la empresa reducirá deuda en 100 millones

Luis Amodio y Mauricio Amodio, presidente y consejero dominical de OHL.
Luis Amodio y Mauricio Amodio, presidente y consejero dominical de OHL.

OHLy sus principales accionistas y acreedores han acordado una profunda reestructuración de la empresa, que llevará a la recapitalización del grupo, la refinanciación de la deuda y la creación de una nueva sociedad. Nueva OHL agrupará la parte principal del negocio y respaldará bonos de nueva emisión. La deuda actual sufrirá una quita parcial y se canjeará por deuda nueva por 488 millones de euros. En paralelo, varios accionistas y bonistas inyectarán hasta 71,4 millones de euros mediante dos ampliaciones de capital. Las tres partes de la operación deberán ser aprobadas en junta extraordinaria de accionistas.

La operación supondrá para OHL una inyección de capital de hasta 142 millones de euros, una reducción de deuda de unos 100 millones (36 millones por la quita y hasta 69 vía canje por capital) y un alivio en los vencimientos y en las condiciones de los intereses. No obstante, de cara al accionista verá diluida su participación, por lo que el valor ha bajado hoy un 14,67% hasta los 0,59 euros y es de las peores del continuo. Entre otros asesores, OHL ha contado con el bufete Pérez-Llorca.

La operación cuenta con el visto bueno de los mexicanos Amodio (con el 16% del capital), del Grupo Villar Mir (tiene el 14,64% vía Inmobiliaria Espacio) y de los fondos Sand Grove (5%), un total del 35,64% del capital. También han pactado los términos de la operación acreedores como los fondos Beach Point, Marathon, Melqart y Searchlight. En total, la reestructuración cuenta con el respaldo de bonistas que tienen el 57% de las dos principales emisiones de deuda de la empresa, por valor de 593 millones de euros.

Dichas emisiones vencen en 2022 (323 millones en circulación, con interés del 4,75%) y 2023 (270 millones al 5,5%). La reestructuración de la deuda supondrá el canje de la deuda en circulación por deuda nueva, con una prórroga de tres años en el vencimiento y menor interés pero que estará respaldada directamente por los activos de Nueva OHL. 

El aumento de capital se estructurará en dos tramos, e irá precedido de una reducción de capital, en lo que se conoce como una operación acordeón. La primera ampliación de capital tendrá derechos de suscripción preferente para los actuales accionistas y será de 35 millones de euros, con un precio de emisión de 0,36 euros por acción frente a los 0,69 euros a los que cotiza la empresa.

Esta operación está asegurada de forma proporcional por los Amodio y el fondo Tyrus, que se han comprometido a invertir 37 y cinco millones de euros, respectivamente. La parte de dicha inversión que no aporten en la primera ampliación con derechos la cubrirían en una segunda operación, también a 0,36 euros por con exclusión de los derechos de suscripción. Como máximo, es decir si la ampliación con derechos es cubierta por los accionistas actuales, ambas operaciones sumarán 71,4 millones de euros, es decir, el 38% de la capitalización actual de la empresa. Los hermanos Amodio, primeros accionistas de la emrpesa, suman este compromiso de 37 millones a los 87 millones ya invertidos. Recibirán en el marco de esta operación una prima por reestructuración de 1,75 millones en forma de acciones.

Para los tenedores de bonos se abren dos alternativas. La primera es una quita del 12% del capital: el bonista recibirá un 88% del principal en la deuda de nueva emisión (ampliable en un 2% si se adhiere a la operación andes del 5 de febrero) y pierde el 10%. La segunda opción supone recibir  un 68% del capital en nuevos bonos (más otro 2% por pronta adhesión) y un 30% en forma de nuevas acciones a un precio de 0,74 euros por acción. Esta segunda opción tiene un máximo de aceptación del 38,25% y no tiene quita. 

De este modo, al menos el 61,75% de la deuda (363 millones) estará sujeta a la quita que, por tanto, ascenderá a 36 millones de euros. La segunda opción afectará como máximo al 38,25% del capital, lo que supondrá canjear deuda valorada en 69 millones de euros.  En caso de que los inversores en bonos acepten mayoritariamente la opción del canje, varios acreedores se han comprometido a elegir la combinación de deuda y capital. Actualmente las dos emisiones en criculación cotizan al 70% del nominal, según los datos de Bloomberg.

Así, como máximo OHL emitirá 200 millones de acciones vía ampliación de capital (operaciones de 35 y 37 millones a 0,36 euros) y hasta 93 millones mediante el canje de deuda (69 millones de euros a 0,74 la acción). Actualmente tiene en circulación 285 millones de títulos, por lo que la dilución rondará el 50% del capital.

Los bonos nuevos, emitidos por un máximo de 488,3 millones de euros, vencerán en 2025 y 2026, y pagarán un interés del 1,5% hasta 2023,que crecerá hasta  el 4,56% después de 2023, sujetas las condiciones a ajustes. Esta deuda estará respaldada por garantías reales como prendas sobre acciones de Nueva OHL y determinados créditos y activos de la sociedad. No incluirán covenants o restricciones sobre ratios financieros. 

La reestructuración societaria consistirá en que OHL aportará "una parte sustancial del negocio y las filiales", según el hecho relevante, a una nueva sociedad, Nueva OHL, que desarrollará el negocio, y que dependerá de dos sociedades con domicilio en Luxemburgo. Es un esquema ya aplicado en la reestructuración de otras sociedades. En todo caso, la empresa no ha dado más detalles sobre los activos afectados, y esta operación será posterior al resto de medidas adoptadas. Estará sujeta, también, a la aprobación en junta extraordinaria de accionistas.

Normas
Entra en El País para participar