Tecnología

Alibaba se dispara en Bolsa tras la aparición pública de Jack Ma, desaparecido desde octubre

El empresario había abandonado la escena pública después de que los reguladores chinos suspendieran la salida a Bolsa de Ant tras criticar Ma al sistema financiero chino

El fundador de Alibaba Group, Jack Ma, durante un evento en Indonesia.
El fundador de Alibaba Group, Jack Ma, durante un evento en Indonesia.

El gigante chino de internet Alibaba se ha disparado hoy un 8,52% en Bolsa tras la reaparición en público de su fundador, Jack Ma, desaparecido desde el pasado 24 de octubre, días antes de que se cancelara la salida a Bolsa de Ant Group, la filial financiera del grupo valorada en 37.000 millones de dólares, prevista para principios de noviembre. Las acciones de la compañía, que está siendo investigada por las autoridades de su país por posibles prácticas contra la competencia, habían caído un 18% desde entonces.

La desaparición de Ma tuvo lugar después de que el regulador estatal y la banca pública china criticaran al empresario, que previamente había arremetido contra el sistema financiero chino. Días antes de la OPV de la fintech del grupo, Ma había criticado abiertamente al Gobierno chino en un foro en Shanghai al afirmar que el sistema financiero del país estaba dirigido "como una casa de empeños", lo que, unido a la abrupta suspensión de la salida a Bolsa de Ant Group, que podría haberse convertido en la mayor de la historia, provocó todo tipo de especulaciones en relación al paradero del empresario.

Ma, una de las mayores fortunas de China ha vuelto a la escena pública a través de un vídeo mientras mantenía un breve encuentro por videoconferencia con profesores rurales. En el breve vídeo de 50 segundos, el emprendedor y fundador de la mayor empresa de comercio electrónico china saluda a un grupo de profesores rurales galardonados por la fundación del empresario, que en su juventud trabajó como profesor de inglés.

Según Reuters, Ma hablaba desde una habitación con paredes grises y arreglos florares, no dejando claro dónde estaba. El vídeo también contenía imágenes de Ma, fechadas el 10 de enero, visitando con colegas una escuela en su ciudad natal de Hangzhou. El empresario dijo a los profesores que dedicará más tiempo a la filantropía. La compañía y la fundación benéfica del empresario más famoso de China confirmaron la autenticidad del vídeo, pero no han querido hacer más comentarios.

El deterioro de la relación entre Ma y Pekín se hizo evidente desde octubre y los inversores veían en la inusual ausencia del empresario la mano represora del Gobierno chino. Ahora, su reaparición parece haber aliviado tal preocupación, al menos de momento.

"El resurgimiento inesperado de Jack Ma, tan repentino como su desaparición, es probablemente una señal de que su relación con las autoridades reguladoras de Pekín se ha estabilizado", aseguró a Bloomberg Brock Silvers, director gerente del fondo de capital riesgo Kaiyuan Capital, en Hong Kong. "Es posible que se haya identificado un camino aceptable para todas las partes, pero Ant Group aún parece probable que se desagregue y las restricciones regulatorias casi seguro afectarán significativamente la valoración anterior de Ant", añadió.

La breve aparición pública de Ma, en la que habla de la importancia de revivir el campo de China y reducir las disparidades de ingresos alentando el regreso de los talentos más jóvenes a las áreas rurales, no cambia, sin embargo, el reto que afronta su imperio empresarial. El pasado diciembre la Administración Estatal de Regulación de Mercado China anunció la apertura de una investigación sobre "presuntos comportamientos monopolísticos" de Alibaba, mientras que el Banco Popular de China instaba a Ant Group a acometer una profunda revisión de sus actividades.

Ant Group tenía previsto debutar en Hong Kong y Shanghái el pasado mes de noviembre en lo que sería la mayor salida a Bolsa de la historia al estimarse una recaudación de 133.656 millones de dólares hongkoneses (14.097 millones de euros) y 114.944 millones de yuanes (14.372 millones de euros). Además, en ambas transacciones Ant Group se reservaba la opción de colocar hasta 250,6 millones de títulos adicionales en caso de sobresuscripción de la oferta, lo que hubiera elevado el monto de la operación en otros 4.360 millones de euros.

Los títulos de Alibaba han borrado las pérdidas sufridas después de que la compañía se convirtiera en el objetivo de una investigación antimonopolio, pero aún se mantiene un 11% por debajo de los niveles anteriore a la cancelación de la salida a Bolsa de Ant. Aunque Ma ha renunciado a sus cargos corporativos, el empresario conserva una influencia significativa sobre Alibaba y Ant.

La revalorización de las acciones de Alibaba no ha venido sola. Los títulos de otras compañías chinas del sector, que también están en el punto de mira de las autoridades del país, Tencent y Meituan, subieron un 3,74% y un 9,09%, respectivamente. La represión contra el imperio de Ma es parte de una campaña más amplia del Gobierno chino para frenar a una generación de gigantes tecnológicos del país que Pekín considera que ejercen demasiado control sobre la economía china.

Como recuerda Bloomberg, el mismo mes en que se anuló la OPV de Ant, el principal organismo de control antimonopolio del país publicó nuevas pautas que advierten a estos titanes tecnológicos contra las prácticas monopolísticas.

Normas
Entra en El País para participar