Internet

La ofensiva antimonopolio de Pekín pone en máxima alerta a las tecnológicas chinas y a sus inversores

Alibaba, Tencent, Meituan y JD.com perdían este lunes casi 200.000 millones de dólares desde el jueves. La investigación y exigencias a las empresas de Jack Ma preocupan al mercado

Jack Ma, fundador del grupo Alibaba.
Jack Ma, fundador del grupo Alibaba.

Las acciones de Alibaba cayeron este lunes un 9% en la bolsa de Hong Kong, a su nivel más bajo desde el pasado junio, y ello pese a que la empresa aumentó de 6.000 a 10.000 millones de dólares (de 4.910 a 8.185 millones de euros) su programa de recompra de acciones por un periodo de dos años tratando de aliviar las preocupaciones sobre una represión regulatoria sobre el gigante del comercio electrónico en China y su imperio financiero a través de su filial Ant Group.

Los inversores reaccionaron así ante el temor de que Pekín haya perdido la paciencia con el enorme poder de sus magnates de la tecnología, percibido cada vez más como una amenaza para la estabilidad política y financiera del país. Un temor que les llevó a huir no solo de Alibaba sino también de otros titanes tecnológicos chinos como Tencent, Meituan y JD.com.

Alibaba y sus tres mayores rivales han perdido casi 200.000 millones de dólares (unos 163.740 millones de euros) en dos sesiones desde el jueves, cuando los reguladores del país anunciaron una investigación por supuestas prácticas monopolísticas de la firma fundada por Jack Ma, que habría obligado a los vendedores a elegir una sola plataforma de ventas.

El valor en Bolsa de Alibaba ha caído más de un 25% (unos 250.000 millones de dólares) desde octubre, cuando su fundador criticó la regulación financiera de China y la actividad de los bancos estatales, pero la espiral descendente se ha intensificado con el anuncio de esa investigación antimonopolio y después de que este domingo el Banco Popular de China (BPC) instara a Ant Group a acometer una profunda revisión de sus actividades.

China está revisando la Ley Antimonopolio para incluir por primera vez la industria de internet

El BPC y otras autoridades financieras chinas informaron de que habían mantenido una reunión con la cúpula de Ant en la que se acusó a la compañía de desobedecer los requisitos de cumplimiento de las normativas y le exigieron cambios en áreas comerciales clave, como el retorno de la fintech a sus orígenes como proveedor de servicios de pago, mejoras en la transparencia y en la protección de los datos de los usuarios.

Igualmente, se le pidió que ponga fin a las prácticas de competencia desleal y aplique los requisitos regulatorios a la hora de ofrecer productos de crédito, seguros o gestión financiera. También se le urgió a que constituya sus compañías financieras “con arreglo a las leyes” y garantice que su capital sea “adecuado” para conceder préstamos, tal y como exigen la última normativa del sector fintech que preparan las autoridades.

Zhang Zihua, responsable de inversiones de Yunyi Asset, aseguró a Reuters que el resultado de una investigación sobre Alibaba podría “cambiar enormemente” la valoración de esta empresa, pese a que aún se desconoce qué sanciones podría aplicársele como consecuencia de la investigación antimonopolio que se le ha abierto, y eso es algo que “preocupa mucho a los inversores”.

El pasado noviembre, los reguladores chinos suspendieron de forma abrupta la salida a bolsa de 37.000 millones de dólares (30.301 millones de euros) de Ant Group en Shanghái y Hong Kong. La OPI de Ant habría sido la más grande del mundo y habría valorado a la empresa en más de 300.000 millones de dólares, pero ahora el mercado teme que las exigencias que se le imponen a esta empresa afecten a su valoración si retoma su interrumpida salida al mercado. Y es que aunque el BPC no ha pedido una ruptura de Ant, sí ha sonado amenazante para el negocio de la compañía el pedirle que vuelva a su negocio básico, los pagos, de menos margen que el crédito y los seguros online, áreas de rápido crecimiento para la empresa.

Las nuevas regulaciones están afectando a las grandes plataformas de internet, y por ello Tencent y otros gigantes tecnológicos también están viendo caer sus acciones”, añadió el analista de tecnología Li Chengdong a Reuters. Tencent cayó este lunes en bolsa un 6,65%, Meituan un 6,88% y JD.Com un 2%.

Pekín está llevando a cabo una campaña para controlar a las grandes tecnológicas, cada vez más poderosas y con negocios como el tecnofinanciero, gracias a un entorno poco regulado. El gobierno chino está revisando, entre otros asuntos, la ley Antimonopolio existente para incluir a la industria de internet por primera vez.

“El Gobierno chino está ejerciendo más presión y quiere tener más control sobre las empresas de tecnología (...) Y todavía hay una gran presión de venta sobre empresas como Alibaba, Tencent o Meituan”, dijo a Bloomberg Jackson Wong, director gestión de activos de Amber Hill Capital. “Son empresas que han crecido a un ritmo que Pekín considera demasiado rápido y tienen escalas demasiado grandes”, añade.

Las acciones de Alibaba, que podría ser castigada según la Ley Antimonopolio actual con una multa de hasta el 10% de sus ingresos (unos 7.800 millones de dólares), podrían cotizar a la baja en el corto plazo por la regulación que está preparando China, según Nomura. Pero esta añade que el recorte hará atractivo sus títulos para los inversores a largo plazo. La firma financiera mantiene la calificación de “compra” en las acciones de Alibaba que cotizan en EE UU y mantuvo un precio objetivo de 361 dólares. Sus títulos rondaron este lunes los 222 dólares.

Un mensaje dirigido a toda la industria

Competencia leal. El Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista en el poder, publicó un comentario este fin de semana advirtiendo a otras tecnológicas chinas rivales de Alibaba que tomen la investigación antimonopolio contra esta compañía como una oportunidad para aumentar su propia conciencia sobre la competencia leal.

Comercio online. Los inversores siguen divididos sobre las medidas que Pekín planea imponer a Alibaba. Según Bloomberg, las nuevas regulaciones están poniendo foco en el ecommerce, con el fin de evitar prácticas contra la competencia como el “elija uno de los dos”. El Gobierno chino acusa a Alibaba de usarla y obligar a los comerciantes (vendedores) a firmar acuerdos exclusivos que les impide ofrecer productos en otras plataformas rivales. La citada agencia añade que la nueva regulación también poco foco en los precios basados en algoritmos y advierte contra los precios predatorios (vender por debajo del coste) para eliminar a los rivales.

Poder. La investigación antimonopolio contra Alibaba en China llega casi en paralelo a las denuncias presentadas por las autoridades en EE UU contra Google y Facebook, a las que acusan de prácticas monopolísticas. También Amazon y Apple están siendo investigadas en ese país y en Europa, lo que deja claro el temor de los diferentes gobiernos por el poder que están amasando los gigantes tecnológicos.

Normas
Entra en El País para participar