Las empresas estatales chinas pintan poco ya cotizando en Wall Street

Su volumen de negociación en Nueva York se ha hundido en dos décadas

Estand de China Mobile en una feria en Pekín, en octubre.
Estand de China Mobile en una feria en Pekín, en octubre. AP

A veces lo mejor, aunque difícil, es dejar la Gran Manzana. Finalmente, Wall Street expulsará a tres telecos chinas. Las cotizaciones en EE UU de otras firmas estatales también pueden convertirse en rehenes de la fortuna si las tensiones comerciales siguen altas. De todos modos, es hora de que muchas de ellas hagan las maletas.

China Mobile, China Telecom y China Unicom han perdido juntas 40.000 millones de dólares en valor de mercado desde que quedaron marcadas en noviembre por una directiva de Trump. Parte se debe a que los principales índices las hayan excluido; al final, empero, es poco probable que sufran mucho.

Hace dos décadas, comprar y vender este tipo de firmas era un gran negocio en Wall Street. Las nuevas emisiones se ampliaron para satisfacer la intensa demanda. La OPV de China Mobile, de 1997, se repartió entre Nueva York y Hong Kong. En 2003, China Life Insurance, la última de las empresas estatales en salir a Bolsa en Manhattan, lanzó la mayor OPV del mundo, con 3.000 millones. Subió un 26% el primer día. Las tres grandes petroleras de China y dos de sus tres principales aerolíneas también participaron; entonces se esperaba que Pekín y sus empresas se reformaran según las pautas occidentales.

Hoy día, solo el 4% del trading de China Life se lleva a cabo en Nueva York. Tanto Shanghái como Hong Kong han crecido como centros de capital desde hace una década, cuando las operaciones en EE UU con títulos de la compañía de 137.000 millones alcanzaron su máximo, en el 20% del total. Otras cuatro empresas públicas tienen solo el 1% de sus acciones negociándose a diario en Wall Street.

Los beneficios de las cotizaciones múltiples incluyen el contacto con diferentes inversores y la apertura de canales de financiación alternativos. 9 de las 13 empresas públicas que cotizan en Nueva York ya operan en otros dos lugares. El volumen diario en la más negociada de todas, China Mobile, con un 23%, es menor que el componente más pequeño del S&P 500. En última instancia, estas empresas tendrán una mayor influencia en el mercado más cerca de casa.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías