Valor a examen

Jaque a Solaria tras conquistar un nuevo máximo histórico

La compañía arrancó el año prolongando el rally que la coronó como la mejor del Ibex en 2020, pero el precio alcanzado por la acción está muy por encima del marcado por el consenso de los analistas; algunos comienzan a alertar sobre su excesiva valoración

Solaria Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Solaria comenzó el año renovando su liderazgo en el Ibex con una subida de más del 30%, que se sumaba al alza del 250% de 2020, y alcanzando máximo histórico en los 30,9 euros con un fuerte volumen de negocio. Pero en la sesión del viernes la acción se de­sinfló hasta caer un 13,76% tras una advertencia de Goldman Sachs sobre su agotado potencial. El banco sitúa el precio objetivo en 25,5 euros –lo ha elevado desde 24 euros–, que está por debajo de su cotización actual (32,7 euros). BNP, por su parte, lo baja aún más, hasta los 11,5 euros por título.

Goldman Sachs había iniciado la cobertura de la compañía en noviembre con el consejo de compra que ha situado ahora en mantener. La firma destaca el potencial de crecimiento de su base instalada en casi 10 veces hasta 2026, así como su capacidad de expandir el negocio solar en el sur de Europa, especialmente en países como Italia, Portugal y Grecia.

Solaria entró en el Ibex el pasado octubre en sustitución de MásMóvil. De ahí que algunas firmas estén iniciando su cobertura; hasta entonces, ha sido uno de los valores con menor seguimiento. Las ocho recomendaciones recogidas por Bloomberg en los dos últimos meses de 2020 están divididas por igual con un 40% entre comprar y vender. El objetivo está fijado muy por debajo de su cotización actual: 19,80 euros.

Según Morningstar, Solaria está "significativamente sobrevalorada" y sitúa en 18,29 euros su precio adecuado. Resalta, por otro lado, que cotiza a 16,14 veces su valor en libros, frente a las 13,51 veces de 2020 o las 4,6 veces y 2,9 veces de 2019 y 2018.

La ganancia de las últimas semanas estuvo apoyada por el respaldo de algunos inversores de peso. A finales de diciembre, BlackRock anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que había aumentado su participación desde el 6,34% que tenía al 6,63%.

En cuanto a la visión de la compañía como valor, Bank of America ha sido la firma en otorgar el mayor potencial. El banco ha iniciado la cobertura con la recomendación de comprar y un precio objetivo de 33,50 euros. En su opinión, hay tres factores que benefician a Solaria: "Un ángulo único para aprovechar la oportunidad que ofrece el hidrógeno verde, donde España pretende convertirse en el centro de las exportaciones; un liderazgo en costes y habilidades para su desarrollo, que podría proporcionar una tasa de retorno del 10% hasta 2030, y un crecimiento del ebitda entre dos y tres veces mayor que la media de sus competidoras".

La entidad estadounidense ya había expresado con anterioridad que "el hidrógeno verde presenta una oportunidad considerable, casi tan grande como la actual demanda de electricidad". "En nuestra opinión, España tiene las credenciales para capturar una parte [de la demanda] al convertirse en el principal hub de hidrógeno en el sur de Europa", señala.

Los analistas de Bank of America dicen que este escenario no está recogido en precio y que supondría unos 14 euros más por acción. No obstante, el informe fue emitido cuando cotizaba a 24,52 euros (cierre del lunes).

Bank of America contempla algunos riesgos sobre Solaria, como es la exposición a los precios de la energía o un posible endurecimiento de las condiciones financieras, pero considera que sigue siendo atractiva teniendo en cuenta el binomio rentabilidad y riesgo.

Solaria ha vivido un periodo dorado en Bolsa al calor de la creciente apuesta de los inversores –y del próximo presidente de Estados Unidos Joe Biden– por las energías renovables.

Pero la carrera alcista de la compañía viene de mucho más atrás. Salió a Bolsa en el verano de 2007 a 9,5 euros a través de una oferta pública de suscripción (OPS) dirigida a inversores institucionales. El primer día marcó una subida del 25% y una capitalización de 1.200 millones de euros. Desde entonces acumula un ascenso del 180% y su valoración bursátil se ha situado sobre los 3.300 millones de euros.

El negocio en tiempo de pandemia

  • Estrategia. La compañía anunció el pasado mes de septiembre que "dadas las excepcionales condiciones de financiación actual y los ambiciosos objetivos renovables marcados por España", es el momento de acelerar y actualizar el plan estratégico, aumentando su objetivo de 3.325 megavatios (MW) a 4.150 MW para 2023 y dando más visibilidad a medio o largo plazo; el objetivo es convertirse en el generador de energía solar líder en España y Portugal. En los nueve primeros meses de 2020 consiguió un beneficio neto de 25,13 millones, el 79% más. En un entorno pos-Covid, el grupo espera "una mejora sustancial de las condiciones de mercado".
  • Deuda. Bankinter pone la atención en "el evado endeudamiento" de Solaria. "Calificamos la estrategia financiera de arriesgada y apta solamente para inversores con un perfil de riesgo alto. Cabe la posibilidad de una ampliación de capital, lógicamente con descuento", dice. También contempla como riesgo los retrasos producidos en la construcción de las plantas solares durante los meses de confinamiento, "lo que puede ralentizar el ebitda esperado y deteriorar los ya tensionados ratios de deuda".
Normas
Entra en El País para participar