Gunnar Beck: “La Unión colapsará cuando el dinero de Alemania se agote”

Piensa que sin Michel Barnier el acuerdo no se habría producido

No ve más posibles salidas de países miembro en el corto plazo

El eurodiputado Gunnar Beck, miembro del grupo parlamentario Identidad y Democracia y de Alternative für Deutschland.
El eurodiputado Gunnar Beck, miembro del grupo parlamentario Identidad y Democracia y de Alternative für Deutschland. Parlamento Europeo

El diputado del Parlamento Europeo Gunnar Beck, miembro del grupo parlamentario Identidad y Democracia y de Alternative für Deutschland, ha sido un testigo privilegiado del Brexit. El diputado afirma que aunque hubo concesiones desde ambas partes, la mayoría de ellas vinieron del lado británico. En su opinión, la Unión Europea fue la parte que más complicó las negociaciones, pero Reino Unido también llevó a cabo provocaciones como la ley de mercado interno. “En conjunto pienso que la UE hizo el Brexit difícil porque realizó unas demandas muy poco razonables, especialmente, en relación al acatamiento del Tribunal de Justicia Europeo en Reino Unido”.

Si finalmente ha habido acuerdo, Beck lo atribuye principalmente a los esfuerzos del negociador de la Unión Europea, Michel Barnier. “Ha sido una fuerza moderadora. Sé que al principio recibió duras críticas en Reino Unido, pero no comparto ese punto de vista. Barnier ha sido un negociador duro, pero realista y justo. Ha hecho un buen trabajo, obviamente, representa los intereses de la Unión Europea, pero ha sido lo suficientemente pragmático como para hacer concesiones cuando él pensaba que Reino Unido nunca aceptaría las condiciones iniciales. En esencia, ha hecho un buen trabajo”.

El eurodiputado responde de forma muy directa. Ante la pregunta de si a la Unión tal vez le interesaba dificultar la salida de Reino Unido a modo de ejemplo para evitar futuras tentaciones a países que quieran abandonar el club, es tajante. “Lo que tú estás diciendo es que Barnier debería haber negociado con un objetivo político en mente, que es el de hacer el Brexit un absoluto fracaso que sirva de advertencia e impedimento a cualquier otro Estado que quiera salir. Es la posición de encourager les autres. No comparto ese punto de vista, porque es el punto de vista de aquellos que ven a la Unión Europea como una especia de prisión de la que no puede haber escapatoria”.

Cuestionado por cuáles son los motivos que pueden llevar a que un ciudadano desee que su país abandone el club, Beck responde que es porque se trata de una organización disfuncional. “Es cara. Impulsa políticas que ponen en riesgo nuestro bienestar económico. La Unión Europea es el miembro enfermo de la OCDE. Es hija de una catástrofe económica. Ha estado prácticamente estancada durante los últimos 10 años. El euro es una moneda que está costando cada año cientos de miles de millones rescatar. El Green Deal sería un absoluto desastre en términos de competitividad de las empresas europeas de cara al escenario global. Es una idea ridícula porque la Unión Europea representa cerca del 9% de las emisiones mundiales de CO2. Los efectos de este Green Deal serían nimios en las emisiones mundiales y a cambio desindustrializará Europa. Es una política de locos”.

Mención aparte hace el eurodiputado de la inmigración, uno de los focos de tensión en el club. “La Unión Europea está impulsando una política migratoria que deseuropeizará Europa. Millones de inmigrantes que han llegado a Europa desde 2015 difícilmente encontrarán trabajo y esto supone un desafío enorme para los sistemas de Seguridad Social. Es un suicidio económico. La Unión Europea es un absoluto desastre y de hecho es sorprendente que no haya más países deseando irse”, opina.

Beck sostiene que en la Unión hay un problema de falta de democracia y que eso causa tensiones entre los países miembros. Según el eurodiputado, algunas de las principales instituciones no funcionan de forma democrática y no cuentan con un sistema de rendición de cuentas eficaz. Como ejemplos, pone a la Comisión Europea, al Banco Central Europeo y al propio Parlamento. “Cualquiera que asista a un debate en el Parlamento Europeo sabe que solo se trata de posiciones independientes que se impulsan. No hay debate real”. En referencia al conflicto entre Bruselas y Hungría y Polonia, lamenta que exista una “doble vara de medir” por parte de la Unión, debido a la cual se exige a algunos miembros cumplir con elementos como la independencia judicial o la pluralidad de los medios de comunicación sin revisar si se cumplen esos mismos estándares que les piden en otros países, como por ejemplo, Alemania. 

Pese a todos los problemas que encuentra en la Unión y “entender perfectamente a cualquier país que quiera dejar esta comunidad suicida tan pronto como sea posible”, Beck no cree que vaya a haber más salidas de países por el momento. “No creo que haya países que abandonen la Unión en el corto plazo. Pienso que la Unión Europea colapsará tarde o temprano, pero le llevará tiempo hacerlo”.

El eurodiputado repasa que países podrían protagonizar el siguiente Brexit de haberlo. En el norte, el euroescepticismo crece tanto en Dinamarca como en Finlandia. En Países Bajos, aunque aumente también, es difícil que salgan según Beck porque obtienen grandes ventajas del mercado comunitario. Polonia y Hungría no abandonarían el club debido a las transferencias de dinero que reciben y a la amenaza de Rusia. En el sur, “España e Italia serán parte de la Unión mientras que haya dinero alemán”.

A ojos de Gunnar Beck, la Unión Europea comenzará a colapsar cuando el dinero en Alemania se agote y cuando la calidad crediticia del país se rebaje sustancialmente. El eurodiputado sostiene que hay una lucha de poder entre una creciente masa de ciudadanos euroescépticos que no creen en el modelo actual y las “élites europeas” que promueven una mayor integración y centralización. “La élite política alemana es incapaz de cambiar de dirección antes de que sea demasiado tarde. Probablemente, veremos a las élites promover una mayor integración europea”, concluye Beck.

Normas
Entra en El País para participar