Un año de ida y vuelta en fondos, con Kutxabank e Ibercaja como vencedores

Las gestoras han logrado recuperar los más de 2.000 millones que salieron en marzo

Un año de ida y vuelta en fondos, con Kutxabank e Ibercaja como vencedores pulsa en la foto

En enero, nadie podía imaginar el tremendo desplome bursátil de marzo. Y en marzo, nadie podía imaginar la tremenda recuperación de los meses posteriores. Los mercados financieros han hecho un viaje de ida y vuelta. El más rápido que se ha visto nunca. “El coronavirus ha sido un shock exógeno. Paralizó la economía durante un tiempo, pero no tiene nada que ver con los problemas financieros y de solvencia que desencadenaron la crisis anterior, en 2008. De ahí la rápida recuperación”, explica Francisco Javier Lendines Bergua, director general de Mapfre Asset Management.

En los tres primeros meses de 2020, el dinero salió en tromba de los fondos de inversión. 2.232 millones en el trimestre. Los inversores tenían miedo de lo que veían. En ese periodo, la Bolsa española había perdido un 30% de su valor, y la europea un 25%. Incluso los tradicionales fondos conservadores de renta fija a corto plazo perdieron un 2% de media.

Con el paso de los meses la situación se fue asentando. “Los países han dado un ejemplo de su capacidad de reacción para combatir el virus y mitigar sus efectos económicos, especialmente los asiáticos. Europa ha sido capaz de dar una respuesta conjunta y fortalecer sus instituciones”, apunta Sebastián Velasco, responsable de Fidelity International para España y Portugal.

A medida que las restricciones se levantaban, que los bancos centrales desplegaban sus potentísimos programas de estímulos y que los laboratorios iban desarrollando varias vacunas, los activos financieros fueron revalorizándose. A finales de noviembre, más de la mitad del dinero que hay en fondos de inversión españoles ofrecía ya rentabilidades positivas.

En estos meses, el dinero ha ido volviendo a estos vehículos. De acuerdo con los datos facilitados por VDOS, hasta el 17 de diciembre el importe de suscripciones netas asciende a 56 millones de euros, una cifra que contrasta con los miles de millones de salidas del primer trimestre.


Evolución por gestoras

Entre las gestoras españolas, destaca especialmente la capacidad de atracción de Kutxabank Gestión e Ibercaja Gestión. La primera suma 1.148 millones de euros captados hasta el 30 de noviembre, a los que se pueden añadir otros 261 millones de Fineco, su filial para banca privada. En el caso de Ibercaja, en los 11 primeros meses del año consiguió suscripciones netas por un importe de 993 millones de euros.

Entre las grandes, Bankia y CaixaBank han logrado crecer pese a las dificultades. Mientras, BBVA AM ha registrado salidas por cerca de 2.000 millones de euros aunque, según explican desde la entidad, esto se debe a un cambio de modelo de negocio, en el que se reorienta a los clientes a los contratos de gestión discrecional de carteras. La firma sigue cobrando, pero ya no directamente por las comisiones de los propios fondos.


El declive de los garantizados

Por tipo de fondos, los que más dinero han visto salir han sido los garantizados. Los fondos de inversión tienen la característica, en España, de que se puede traspasar el dinero de un fondo a otro (aunque sea de dos gestoras diferentes) y no hay que tributar por las plusvalías generadas. Las políticas de bajos tipos de interés establecidas por el Banco Central Europeo (BCE) para combatir la crisis del Covid-19 han provocado que los bonos no renten prácticamente nada. Los fondos garantizados se basaban en comparar como subyacente deuda pública de varios países europeos, y esperar a su vencimiento. Pero ahora, esos activos no dan ninguna rentabilidad. En el año han salido más de 2.000 millones de euros de este tipo de productos. Ahora hay 15.000 millones de euros en fondos garantizados, mientras que hace 10 años había casi 50.000 millones.

Buena parte del dinero conservador que ha salido de fondos garantizados se ha ido a fondos de renta fija que, aunque invierten también en bonos, suelen tener más flexibilidad. Esta categoría ha atraído 4.179 millones de euros, de acuerdo con los últimos datos facilitados por VDOS. Esta familia acumula 68.000 millones de euros y es la que más dinero ha captado.

Otra de las tendencias más importantes de la industria es la apuntada con BBVA AM, el auge de la gestión discrecional de carteras. El banco no recomienda ya solo los fondos propios, sino que firma un contrato para gestionar las inversiones del cliente, incluyendo fondos de terceros. Bajo este formato se están ya gestionando en España cerca de 80.000 millones de euros de activos.

Los megafondos siguen de capa caída

  • BBVA. El mayor fondo de inversión de España es el Quality Inversión Conservadora, de BBVA, con un patrimonio de 9.350 millones de euros y 266.000 partícipes. En 2020, este vehículo acumula una depreciación del 4,27% y, en los últimos cinco ejercicios, ha rentado tan solo un 0,11% anual. Es decir, que las comisiones y gastos (del 1,44% anual) se han llevado prácticamente todo el rendimiento. El fondo ha registrado peor comportamiento en los tres últimos años que el 90% de los fondos de su categoría .
  • Santander. El segundo mayor fondo español, con un patrimonio de 8.142 millones de euros es Mi Santander Moderado. Respecto a la rentabilidad, en 2020 está en el 0%. En los cinco últimos años ha logrado un retorno medio anual del 1,41%. En comparación con otros fondos de su misma clase, está en la media en cuanto a rendimientos.
  • Bankia. El fondo Bankia Soy Así Cauto tiene un patrimonio de 4.544 millones de euros. Es el 4º mayor de los fondos españoles. En 2020 ha rentado un 0,94%, que es justo el rendimiento medio anual que ha tenido en los tres últimos años.
Normas
Entra en El País para participar