Barnier considera "inaceptable" la última oferta del Reino Unido sobre la pesca

González Laya recuerda que un Brexit sin acuerdo supondrá una frontera entre Gibraltar y la Unión Europea a partir del 1 de enero.

El jefe negociador de la Unión Europea en el Brexit, Michel Barnier
El jefe negociador de la Unión Europea en el Brexit, Michel Barnier AP

La pesca sigue siendo un escoyo para el Brexit. El representante europeo en las negociaciones, el francés Michel Barnier, considera como "totalmente inaceptable" la última oferta de los británicos para alcanzar un acuerdo.

A menos de diez días de que la legislación comunitaria deje de aplicarse en territorio británico y el Reino Unido se convierta de manera definitiva en un país tercero, Londres y Bruselas siguen sin cerrar un acuerdo por la falta de entendimiento en las garantías para una competencia justa y, sobre todo, en la pesca.

La propuesta de los británicos recortaría en un tercio las capturas europeas en aguas del Reino Unido. La semana pasada Londres insistía en que la UE aceptara un recorte del 60%. La UE comunicó a los negociadores el viernes que una reducción del 25% era la última oferta y que ya suponía un gran esfuerzo a estados como Francia o Dinamarca. Bruselas está en contacto con las capitales, en particular con las que disponen de una mayor flota.

Por otro lado, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha recordado hoy que un Brexit sin acuerdo supondrá que una frontera externa entre Gibraltar y la Unión Europea a partir del 1 de enero, lo que implicará la imposición de controles para todos los que crucen la Verja, con la excepción de las 15.000 personas registradas como trabajadores transfronterizos que están cubiertos por un acuerdo ya alcanzado con el Peñón.

No obstante, González Laya ha explicado que aún cabe la posibilidad de un acuerdo entre España y Reino Unido que evite esa situación. El acuerdo pasaría porque Gibraltar se asocie al área Schengen, del que nunca ha formado parte Reino Unido y el escollo pendiente sería quién vigila entonces las entradas en Gibraltar por vía aérea y marítima y, si lo hace el cuerpo europeo Frontex, a quién reportarían sus agentes, según ha adelantado El País y confirman fuentes conocedoras de las negociaciones.

Normas
Entra en El País para participar