Mendaza: “Con tipos al cero, debe importar menos la prima de iliquidez”

Jefa de ventas de Natixis IM para España y Portugal

Almudena Mendaza, directora de ventas de Natixis IM para España y Portugal.
Almudena Mendaza, directora de ventas de Natixis IM para España y Portugal.

Natixis Investment Managers es uno de los gigantes europeos de la gestión de activos. Propiedad del grupo bancario francés BPCE, administra un patrimonio por encima de los 900.000 millones de euros. La firma tiene un modelo conocido como multiboutique, por el que la matriz es propiedad de numerosas gestoras de menor tamaño, que tienen un amplio margen de autonomía. Mirova, Ostrum, Seeyond, H2O, Loomis... son algunas de las marcas de fondos de inversión que Natixis ofrece a sus clientes. Almudena Mendaza (Madrid, 1978) es la máxima responsable de la firma para las ventas en España y Portugal.

¿Qué fondos han vendido más en 2020?

En Bolsa han sido muy demandados dos fondos con un componente de sostenibilidad e inversión de impacto, Mirova Global Sustainable y Mirova Europe Environmental. El cliente es cada vez más sensible a los efectos que tienen este tipo de inversiones en la lucha contra el cambio climático.

Y los fondos temáticos, ¿están funcionado bien?

Sí, especialmente dos productos. Por una parte, el Thematics AM Subscription Economy. Nadie sabía que el 80% del planeta se iba a confinar. Llevábamos un tiempo siguiendo a este tipo de compañías de suscripciones, pero ahora esta temática ha explotado. Ha habido un cambio en la forma de consumir. Consumimos menos y nos suscribimos. Además, ha generado mucho interés el Thematics AM Safety. Con la pandemia, nos hemos dado cuenta de que lo que más nos importa es la seguridad de los nuestros, en los pagos... Y ha sido muy rentable invertir en este tipo de compañías.

¿Las clásicas carteras eficientes, con un 60% de Bolsa y un 40% de bonos, han muerto?

No sé si han muerto. Lo que sí tengo claro es que los clientes deberían ser más flexibles en los activos que incluyen en cartera y también más diversificados. Creo que la clave es tener una concepción amplia de la renta fija, en la que puedan entrar estrategias ilíquidas, estrategas de retorno absoluto, estrategias con diferentes duraciones... Del mismo modo, la parte de renta variable se podría complementar con activos de capital riesgo.

¿Cuáles considera que serán las claves de inversión para 2021?

Serían tres. Un aumento de la inversión sostenible, que nosotros jugamos a través de nuestra gestora especializada Mirova, un crecimiento de la inversión en fondos temáticos, especialmente para aprovechar los cambios más disruptivos y, por último, un crecimiento de las estrategias con activos ilíquidos. Con los tipos cero, al inversor debería cada vez importarle menos la prima de iliquidez, si quiere lograr retornos.

¿Qué propuestas tiene Natixis en el ámbito de los activos ilíquidos?

Tenemos varias afiliadas especializadas en activos alternativos privados. Es el caso de Flexstone Partners, para inversión en compañías no cotizadas, MV Credit, para inversión en deuda privada, o Vauban Infrastructure Partners, para fondos de infraestructuras. También Mirova cuenta con algunas estrategias ilíquidas, con un equipo muy especializado en transición energética. Afecta a muchos aspectos, no solo parques eólicos.

¿Cómo se ha vivido en Natixis un ejercicio tan accidentado?

Ha sido un año muy disruptivo. A pesar de las exacerbadas caídas de marzo, el mercado lo ha hecho bien. Fue la caída bursátil más violenta en décadas, seguida de un despliegue sin parangón por parte de los bancos centrales.

¿Qué conclusiones sacan de esas duras caídas?

La principal es que, en los momentos más difíciles, ningún activo sirvió de protección. Ni siquiera el oro fue un activo refugio. Una de las enseñanzas que podemos extraer es que la inversión sostenible se ha mostrado muy positiva, porque permite amortiguar riesgos, al tiempo que mantiene una buena rentabilidad.

¿Cómo ha funcionado la renta fija?

Para el inversor español es una parte muy importante de su cartera. Pero ha habido una gran dispersión en cuanto a los resultados. Ha dependido mucho de si los gestores tenían más o menos efectivo en cartera, si tenían duraciones más o menos largas, si tenían deuda de compañías sin la máxima calificación crediticia...

¿El inversor español se ha quedado descolgado con la recuperación?

En las carteras conservadoras había posiciones muy extremas, que pasaban por tener mucho efectivo y algo de Bolsa. A medida que se diluían los riesgos, el inversor aumentaba la parte de renta variable. Este tipo de estrategias ha funcionado bien. En términos de captaciones, ha habido más en fondos mixtos que en fondos conservadores.

¿Cómo ve el próximo ejercicio?

Lo que ha impulsado las rentabilidades en 2020 ha sido la asunción de riesgos y creo que esta tónica se mantendrá en 2021. Los inversores más conservadores van a seguir teniendo difícil lograr buenos retornos el año que viene.

¿Les sorprendió el alto grado de correlación de activos cuando llegaron las caídas?

En abril nos sorprendió que el oro no protegiera de las caídas. El que hubiese tanta correlación y una caída tan abrupta y generalizada fue llamativo. Ni siquiera las estrategias de retorno absoluto, que están diseñadas para eso, lograron buenos resultados.

En los últimos años han tenido problemas con una de sus filiales, la británica H2O. ¿Ha afectado al modelo de negocio?

Considero que no. Al revés, me parece que se ha reforzado el modelo de negocio de Natixis porque la situación de H2O no ha afectado al grupo. No ha habido un efecto contagio. El grupo ha seguido creciendo, incorporando a nuevos afiliados, y se ha podido ver el control exhaustivo que se ejercía. Hemos percibido un respaldo importante por parte de nuestros inversores.

¿El capítulo H2O ha concluido?

Natixis cumplió escrupulosamente todos los requerimientos de los reguladores, para crear compartimentos estancos que permitieran obtener liquidez a los clientes de los fondos afectados. Ahora, el grupo está en una fase de espera. Se anunció que se iba a cambiar su relación contractual respecto a H2O. Aún no sabemos exactamente. Si al final se vendiera la participación no sería tan raro. Anteriormente ya salieron otros afiliados.

Normas
Entra en El País para participar