El Congreso rechaza modificar el impuesto de matriculación y habrá subida fiscal con el motor en contra

La enmienda no sale adelante con los votos en contra del PSOE, Podemos, ERC, Más País y Bildu

Concesionario de Ford.
Concesionario de Ford.

El Congreso de los Diputados, con los votos en contra del PSOE, Podemos, ERC, Más País y Bildu, ha rechazado una enmienda al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 que pretendía modificar el impuesto de matriculación para que la nueva normativa europea de emisiones WLTP no tuviese "impacto fiscal".

Esta iniciativa, que fue presentada por el diputado del Partit Demòcrata (PDeCAT) Ferran Bel i Accensi, buscaba un cambio en los tramos de aplicación de dicho impuesto con el objetivo de que no se incremente el precio de los vehículos nuevos a partir del 1 de enero, como reclaman la mayoría de los fabricantes y las patronales del sector.

En concreto, proponía que los modelos que emiten menos de 144 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro recorrido no paguen el impuesto de matriculación, mientras que en la actualidad están exentos de abonar esta tasa los coches que emiten menos de 120 g/km.

También modificaba el resto de escalones, ya que los vehículos que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarían un 4,75% de este impuesto (120-160 gramos en la actualidad), mientras que un 9,75% lo abonarían aquellos clientes que optasen por automóviles que emiten entre 192 y 240 gramos de CO2 (ahora está en los 160-200 gramos). El último tramo, a pagar por aquellos vehículos que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75% (en la actualidad pagan este porcentaje los que emiten más de 200 gramos de CO2 por kilómetro).

"La entrada en vigor de la normativa WLTP (más estricta) supondrá un aumento en el valor de emisiones oficiales ya que el dato es aproximadamente un 20% superior al vigente. De no corregirse esta modificación de carácter estrictamente técnico, en España el impuesto de matriculación se vería inmediatamente incrementado y, además, para muchos modelos supondría perder la actual bonificación del impuesto", explicaba la enmienda.

A pesar de ser respaldada por el PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya, Coalición Canaria, Nueva Canarias, CUP, UPN, Foro Asturias y PRC, la enmienda fue rechazada por los votos del Gobierno y parte de sus socios.

Los coches se encarecerán un 5%

"Se ha perdido una oportunidad para evitar una subida del impuesto de matriculación a los compradores de coches, que van a tener más complicado, a partir de enero, cambiar de vehículo en un momento en el que las economías familiares se están viendo muy resentidas. Serán los ciudadanos de a pie los que más sufran las consecuencias", señalan a CincoDías desde la patronal de concesionarios, Faconauto.

Por su parte, la patronal de los fabricantes, Anfac, considera que la subida del impuesto perjudicará aun más a las ventas de coches el año que viene, tras cerrar un 2020 con un desplome previsto del 35% frente al ejercicio precedente. "Es una medida como mínimo inoportuna. No tiene un impacto positivo medioambiental y no va a permitir que se vendan más coches eléctricos", subraya.

Según las patronales del motor en España, el aumento del impuesto provocaría un incremento del 5% sobre el precio medio de un coche, que se sitúa en 28.800 euros. En este sentido, reclaman que se "neutralice" el impacto de la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP ajustando la tarifa del impuesto de matriculación mientras el sector se recupera de la crisis y se consensúa el nuevo paquete fiscal.

Ganvam opina que no tener voluntad política para buscar soluciones y permitir un encarecimiento de los vehículos en un contexto en el que el mercado acumula una caída del 35% es "poner piedras en el camino" para que la automoción salga de la crisis. "Es poner al borde del precipicio a un sector que solo en la parte de la distribución emplea a 350.000 personas", subraya.

Así, el sector alerta del "grave riesgo" que supondrá para el sector de la subida del impuesto de matriculación a partir de enero para adaptarlo a la normativa de medición de emisiones WLTP, en un contexto de la segunda ola de la pandemia de coronavirus y la "grave crisis económica y social" asociada.

Fuente del ministerio de Industria, Comercio y Turismo han asegurado a este diario que está sobre la mesa la idea de utilizar el excedente del Plan Renove para compensar el aumento del gravamen.

Normas
Entra en El País para participar