Costa Cruceros hará una prueba antigénica a sus clientes antes de embarcar

La filial de Carnival retoma la actividad el 6 de septiembre, solo en Italia y para viajeros locales

El barco Costa Venezia, de Costa Cruceros
El barco Costa Venezia, de Costa Cruceros

La industria del crucero se prepara para retomar la actividad en septiembre tras más de seis meses con la flota parada, que solo a la industria española le supondrá un coste cercano a los 985 millones de euros en pérdidas. Las grandes compañías, como Carnival, Royal Caribbean o Pullmantur, no han navegado este verano y será una filial de Carnival (Costa Cruceros) la que se lanzará a retomar los viajes en barco, aunque con un listado casi ilimitado de condiciones y restricciones.

Y la más importante será la obligación de que todos los clientes que embarque en el Costa Deliziosa a partir del 6 de septiembre estarán obligados a realizarse una prueba rápida antigénica para evitar que puedan subir pasajeros contagiados. En el caso de que den positivo podrá ser sometido a una posterior prueba PCR para realizar una segunda comprobación y si vuelve a dar positivo, se le denegará el embarque.

Ante los rebrotes en Europa y la buena situacion epidemiológica de Italia, la firma ha optado por ofrecer solo itinerarios en Italia y reservados exclusivamente a huéspedes italianos para sus cruceros de septiembre. El Costa Deliziosa partirá de Triestre todos los domingos y desde allí se podrá visitar Bari, Brindisi, Corigliano-Rossano, Siracusa y Catania. A ese barco le seguirá el Costa Diadema, que arrancará sus operaciones el 19 de septiembre, con un crucero de siete días desde Génova para visitar Civitavecchia /roma, Nápoles, Palermo, Cagliaria y La Spezia.

Normas
Entra en El País para participar