El fondo buitre Elliott puja por Arytza, la apuesta fallida de Cobas

La firma pagaría 735 millones por el fabricante de los panecillos de McDonald's

El fondo buitre Elliott puja por Arytza, la apuesta fallida de Cobas

Elliott Management Corporation, una firma de capital riesgo propiedad del multimillonario estadounidense Paul Singer, ha realizado una oferta por valor de 794 millones de francos suizos (735 millones de euros) para hacerse con el 100% de Aryzta. Este fabricante de pan y bollería ha sido durante años la principal apuesta de los fondos de inversión de la gestora Coba Asset Management, controlada por el gestor de fondos más famoso de España, Francisco García Paramés. Su mala evolución bursátil ha sido un tormento para la firma y sus partícipes, que han perdido decenas de millones de euros.

Elliott ofrece 0,8 francos suizos por cada acción de Aryzta (el proveedor principal de los panecillos de las hamburguesas de McDonald's). Cuando los fondos de Cobas AM empezaron a invertir en esta compañía, en 2017, los títulos valían entre 6 y 8 francos suizos, por lo que esa inversión ha perdido más del 90% de su valor.

La firma de capital riesgo, conocida por muchos como un fondo buitre por su agresiva estrategia en relación a la deuda pública de Argentina, estaría planteándose buscar financiación para esta operación. Y tiene "muy avanzada" la negociación con los acreedores de Aryzta para refinanciar su abultada deuda.

Aryzta ha confirmado en un comunicado que ha recibido una propuesta de compra no solicitada. La dirección de la entidad considera que no se cumplen todas las condiciones para aceptar esta propuesta, y recuerda que dejaron de negociar con Elliott hace dos semanas.

El grupo de panadería industrial, que cotiza en Suiza pero tiene su origen en Irlanda, ha contratado asesores para valorar si es más efectivo vender los activos por partes. 

La propuesta de Elliott se produce justo después de la abrupta salida del consejero delegado de Aryzta, Kevin Toland, quien defendía la idoneidad de vender todo el grupo. 

El consejo de administración de Aryzta está muy dividido. El recién nombrado presidente, Urs Jordi, respaldado por Francisco García Paramés, ha dicho que es partidario de no vender. Elliott considera que si no hay visto bueno del consejo no sería fácil pactar la refinanciación de la deuda y podría retirar la oferta.

Normas
Entra en El País para participar